McLaren-Mercedes en 2021, ¿Por qué ahora sí? ¿Qué ha cambiado en 7 años?

Analizamos el panorama que rodea una futura alianza entre McLaren y Mercedes en 2021 como proveedor de unidades de poder para la escudería británica. Repasamos la historia de la marca en la era 'post Mercedes' y lo que podría venir con un reencuentro que parece promisorio, pero que no deja de ser incierto.

0

Hace algo más de seis años, McLaren anunciaba un nuevo matrimonio con Honda (que terminó siendo un inmenso fracaso pero eso es otro capitulo de la historia). Mercedes ya no era un aliado sino un rival y la filosofía de los ingleses era que con la nueva normativa necesitabas un motor propio para ganar.

Y así parece ser, Mercedes gana con motor propio, Ferrari se acerca con motor propio y Red Bull huyó con un constructor para acercarse; aunque en la actualidad McLaren ya trabaja como cliente de Renault. En principio, la única diferencia sería que el motor Mercedes es más potente y más fiable.

Pero en esta ocasión, y como en los viejos tiempos de Ron Dennis, la unión podría ir más allá de lo deportivo y que no solo el coche de Formula 1 monte motores de esta marca.

En 2017 el motor Honda daba un paso atrás (otro) tras un cambio en la arquitectura del motor. Su concepto innovador original no funcionó y habían acabado copiando a Mercedes. Y a la falta de rendimiento se sumaba la horrible fiabilidad, así que Zak Brown dijo basta.

McLaren rompía con Honda y se pasaba a los motores Renault. Perdían la exclusividad como cliente a cambio de un motor algo más fiable y potente (o eso creían ellos). Pero esto no parecía más que una solución de última hora.

Aquello significaba una salida fácil al infierno de Honda mientras se reestructuraban y dejaban de deshonrar el nombre del equipo cada fin de semana.

Vía Eurosport
Y después del rompimiento con Honda…¿qué vendrá para McLaren?

Al final el divorcio fue bueno para ambas partes, y ahora una McLaren bien organizada, con grandes nombres en la parte técnica y que empieza a sobresalir en la zona media busca dar un paso hacia adelante.

Siguen sin tener esa unidad de potencia propia que decían ser necesaria para ganar, pero la situación mejora visto cómo va la de Mercedes y la de Renault. Dicho esto, aun nos surgen algunas dudas. ¿Por qué vuelve McLaren a donde huyó? ¿Qué obtiene Mercedes de esto?

Lo primero tiene poca más explicación que lo ya dicho. Esta travesía de los de Woking entre un motorista y otro incluye siete años sin ganar, más de cinco sin subir al podio, y hacer año tras año la peor temporada de su historia.

Además, cargar con el peso de desperdiciar los últimos años en F1 de dos de los mejores pilotos de este siglo, truncar las carreras de varios pilotos y directivos, el fin de 25 años de dirección de Ron Dennis, la huida masiva de patrocinadores y un enorme desprestigio del nombre de McLaren como equipo y como marca.

Así pues, sin recurrir a expertos podemos afirmar que los británicos no están como para experimentos. Otro paso en la dirección equivocada, otro tumbo, y todos estos progresos del último año habrán sido en vano.

Necesitan fiabilidad, necesitan resultados, podios, victorias, etc, y no se pueden permitir otros siete años de espera. ¿Y qué mejor motor para ello que el de los que han ganado siempre con estos motores?

Por otra parte, también está la parte comercial. Ahí McLaren sí que funciona y sí que crece. Desde la ruptura como socios con Mercedes los británicos han estado produciendo sus propios motores para los superdeportivos de la marca, pero ahora la cosa ha cambiado.

El volumen de ventas de la marca es cada vez mayor, tanto en el mercado europeo como en el asiático y americano, hasta el punto de ‘ser demasiado bueno’.

La estructura de Woking difícilmente podrá asumir la demanda y mantener al equipo de Formula 1. Ante esto, se les abren dos horizontes, o volver a ser la marca exclusiva que apenas vendía un par de centenas de coches al año o hacerse con un socio grande. Y ahí aparece Mercedes.

Presentación en 2003 en Woking del SLR, el superdeportivo conjunto de las dos marcas. Vía achievement.org.
Un futuro ‘promisorio’, pero incierto

Pero en el otro lado, a priori no parece que Mercedes gane nada más que un nuevo rival en pista. Hay quién piensa que esto es un preludio de una marcha de los alemanes como equipo aunque ya lo han desmentido. Por ahora, lo que seguro sabemos es que McLaren tendrá que pagar una buena suma de dinero por esos motores,  que obtendrán más unidades para hacer pruebas en pista e intereses comerciales como los ya mencionados.

En cuanto a la posibilidad de ser superados por los ingleses más de uno pensará que en Mercedes ni la contemplan. O puede que sí pero no es suficiente amenaza como para ignorar las ventajas del acuerdo, o que les dé igual porque ya solo piensan en Formula E.

Quién sabe. Según Toto Wolff, les motiva el reto pero de lo que dice este hombre a lo que piensa hay mayor diferencia que de un Renault a un Mercedes.

 

Imagen destacada vía Pinterest.

Si te ha gustado no dudes en dejar un comentario y seguirnos en Twitter (@hugoRP9 y @Motor_G3).

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies