Maxi Gómez y Parejo devuelven la alegría a Mestalla

El Valencia consigue olvidar el 0-3 de Champions a costa del Alavés, que se acerca a la zona del descenso.

0
Valencia C.F.21Deportivo Alavés

Mestalla recibía a sus jugadores con aplausos, y lejos quedaba ya aquel doloroso resultado ante el Ajax que había que olvidar para pasar página. El Alavés, cuyo único foco es la liga, llegaba a Valencia después de encontrar un poco de luz en la oscuridad. Los de Garitano ganaron 2-0 al Mallorca tras cinco partidos de empates y derrotas que le estaban llevando al fondo de la clasificación.

Empezaba a rodar el balón el Alavés, y no tardaba ni 10 segundos en recuperarla el Valencia. Esa acción iba a ser el reflejo de lo que pasaría durante toda la primera parte: poca participación de los vascos e imposición valencianista. El primero en probar los guantes del guardameta visitante era Rodrigo, con un remate de cabeza en un córner botado por su capitán. Momentos más tarde el hispano brasileño volvía a estar involucrado en otra acción de peligro, en la que centraba para Cheryshev, sin que este último pudiese culminar bien la jugada.

La intensidad de hacía presente

El Alavés estaba llevando a cabo un juego de cierta dureza, por lo que no era extraño ver de vez en cuando a algún jugador de blanco tendido sobre el verde. Una sola jugada ya le costó al equipo de Garitano dos amarillas. Tomás Pina tuvo que ser sustituido por lesión y, pese a la intensidad que su equipo estaba poniendo en cada jugada, el origen de su dolencia fue aparentemente una mala pisada. Para suplir al centrocampista entró el exgironí Pere Pons, y lo cierto es que no lo hizo nada mal. En lo que restó de primera parte protagonizó dos jugadas del peligro, generando prácticamente lo mismo que sus compañeros de ataque.

La primera clara del Glorioso no llegó hasta el minuto 25, en una jugada combinativa que finalizó Lucas Pérez con un buen disparo, pero no lo suficiente para ir entre los tres palos. Aunque para infortunio de los vascos, el primer tanto de los locales llegó en la siguiente jugada. El uruguayo del Valencia, que ya empieza a justificar su fichaje, anotó su cuarto gol en liga. Buen partido de Maxi Gómez, que ya se empieza a adaptar al juego de Celades y es el máximo goleador (junto a Parejo) del conjunto ‘ché’.

Image
Cheryshev celebrando el gol de su compañero (vía Twitter @valenciacf)

El Alavés lo intentaba con lo poco que tenía

El partido estaba teniendo un solo color, pero eso no quiere decir que los visitantes se mostrasen impasivos ante las ofensivas valencianistas. Los vascos intentaban hacerse un hueco en el encuentro, y fueron varias las acciones con las que pudieron empatar, pero más que por méritos propios llegaban por fallos de su rival. El Valencia estaba teniendo errores impropios de un equipo de su talla, con pérdidas de balón en zonas poco propicias, y que venían en su mayoría de fallos de concentración. No obstante, el equipo lo compensaba con frecuentes llegadas al área. Jaume Costa firmó una gran primera parte, supliendo a la perfección a Gayà,  cumpliendo con sus labores y complementando a la perfección a sus compañeros de arriba.

Comentábamos antes la dureza que se presenciaba por momentos en el encuentro, pues uno de los que más lo vivió fue Rodrigo. En un choque de trenes con Rubén Duarte, el delantero tuvo que retirarse unos minutos del césped, y en consecuencia de ello le quedó una voluminosa hinchazón en su ojo derecho. Empezaba a caer la noche cuando el árbitro dio inicio a la segunda mitad. Les vino bien el descanso a los jugadores del Alavés, ya que desde el principio estuvieron dando guerra a la defensa ‘che’.  Garitano adelantó la línea de presión que sus delanteros estaban ejerciendo, y eso se tradujo en más complicaciones para los defensas del Valencia.

Lo poco empezó a ser mucho

El número de ocasiones del Glorioso se multiplicó en los segundos cuarenta y cinco minutos. El mayor incordio de Cillessen fue sin duda Joselu, ya que se vio obligado a intervenir en varios disparos del delantero. Con esto el partido alcanzó un cierto equilibrio. El cansancio hacía mella, y empezaban a llegar por ello las pausas de hidratación y los cambios. Un herido Rodrigo fue el primero en sentarse en el banquillo para dar entrada a jugadores más frescos. Sin embargo, Celades no solo quería frescura para su juego. El peligro del Alavés era cada vez mayor, y por ello era necesaria una mayor contención defensiva: Diakhaby fue el elegido para dicha tarea y Ferrán Torres el sacrificado.

Por su parte, Garitano quería añadir más leña al fuego, y buscó explosividad para su carril derecho. Para ello, Aleix Vidal sustituía a Ximo Navarro, que se fue del terreno de juego habiendo cuajado un buen partido. Y cuando mejor estaban los vascos, el Valencia montó una contra de la que consiguió sacar un penalti. Con permiso del VAR y los 3 minutos que se demoró en confirmar la pena máxima, Parejo puso el segundo. Cuando se disponía a lanzar el penalti estaba en la cabeza de todos los valencianistas aquel que falló ante el Ajax pero, ¿cuál es la mejor manera de pasar página? lanzar el penalti con la mayor sangre fría posible, de panenka. Así lo hizo el de Coslada para poner el 2-0 en el 83′.

El Valencia se la jugaba

No tardó en reaccionar el Alavés, y recortó distancias cinco minutos más tarde. Joselu volvía a probar a Cillessen, este hacía un paradón, y al rechace llegaba Lucas Pérez para rematar. Ese tanto recargó las esperanzas del Glorioso, que todavía tenía 6 de añadido para buscar el empate. No obstante, los jugadores locales fueron capaces de aguantar y consiguieron que los tres puntos se quedaran en casa. De esta forma, el Valencia logra una victoria más valiosa moral que deportivamente. Por otra parte, el Alavés deja escapar un punto importantísimo y sigue lejos de la versión que vimos la temporada pasada.

Ficha técnica
Valencia: Cillessen; Jaume Costa, Paulista, Garay, Wass; Cheryshev (Sobrino min. 92), Coquelin, Parejo, Ferrán Torres (Diakhaby, min. 70), Rodrigo (Manu Vallejo, min. 59), Maxi Gómez.
Deportivo Alavés: Sivera; Duarte, Ely (Borja Sainz, min. 83), Laguardia, Ximo Navarro; Rioja, Pina (Pere Pons, min. 21), Manu García, Burke; Joselu, Lucas Pérez.

Goles: 1-0 de Maxi Gómez (min. 27), 2-0 de Parejo (p) (min. 83), 2-1 de Lucas Pérez (min. 89).

Árbitro: Eduardo Prieto Iglesias. Amonestó a Wass (min. 14) del Valencia, y a Manu García (min. 15), Rubén Duarte (min. 15) y Sivera (min. 82) del Alavés.

Incidencias: Partido correspondiente a la octava jornada de LaLiga Santander disputado en el Estadio de Mestalla.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies