La importancia de un buen portero

Dani Barrio y Edgar Badía son los guardametas que más paran de la categoría, pero sus equipos vagan por la zona media de la tabla

0

Es bien sabido que los partidos de fútbol se ganan en las áreas. En ataque con un delantero que, hablando coloquialmente, las enchufe. Pero en la propia área toca ser fuertes en defensa para evitar que el rival tenga ocasiones. Pero si las tiene, la importancia de tener un buen portero bajo palos para que evite goles es una cuestión no menos fundamental.

Los equipos que suelen ascender de LaLiga SmartBank a LaLiga Santander suelen tener en común ser equipos que encajan poco. Por eso siempre se dice que los ataques ganan partidos y las defensas campeonatos. Pero detrás de las defensas hay una última barrera. Ese hombre, quizá muy loco, que se pone entre tres palos para despejar balones que llegan con el único objetivo de traspasar ese arco.

Tras doce jornadas disputadas en la categoría de plata, ya existen cifras suficientes para valorar con suficiente tino a los porteros. Dani Barrio (Numancia) y Edgar Badía (Elche) aparecen, con 43 y 42 paradas, como los dos guardametas que más intervienen. Con una media de casi 4 paradas por partido, ambos son, sino lo más, de los más destacados de sus equipos. Los siguientes en esta lista es Ortolá (Tenerife) y Casto (Extremadura), ambos con 35.

Sin embargo llama la atención que tanto Numancia como Elche sean equipos que no pasan de la zona media de la clasificación. Peor es el caso del Tenerife, que a pesar de todas las intervenciones de Ortolá, marcha en puestos de descenso. Y no muy lejos marcha el Extremadura, que marca la zona de permanencia con solo un punto de margen con los chicharreros. Tres casos en los que tener un portero más que solvente no está permitiendo a esos equipos estar en zonas más nobles.

Manu García es de los porteros que menos paradas hace de la categoría
Manu García es de los porteros que menos paradas hace de la categoría

Limones y Manu García, los que menos

En la otra punta de la tabla de paradas encontramos a los guardametas de Real Oviedo, Ponferradina y Mirandés. Limones (16), Manu García (19) y Nereo Champagne (20) son los guardametas de la categoría que menos paradas realizan. En el caso de Mirandés y Real Oviedo se puede explicar con su clasificación, en la zona media baja de la tabla. Además otro dato que puede aportar más luz es que tanto carbayones como rojillos con el segundo y el tercer equipo más goleados.

En cuanto a la Ponferradina, situada en una zona un poco más tranquila, el hecho de que haga pocas intervenciones determina un notable trabajo defensivo del cuadro berciano. Todo para evitar que el cancerbero sevillano tenga que intervenir en más ocasiones para desbaratar ocasiones. En definitiva, la realidad es que tener un buen portero ayuda mucho. Pero que si un equipo quiere aspirar a cotas importantes o a cumplir objetivos, con un buen ángel de la guarda bajo palos, no llega.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies