Al platu vendrás arbeyu

En un movimiento inesperado, la directiva del Real Sporting de Gijón se ha desmarcado de la decisión de sus homólogos del Real Oviedo de mantener el dispositivo de control de la afición visitante en el derbi asturiano

0

Por fin, ha ocurrido. Parecía imposible. Pero los astros se han alineado y la directiva de Real Sporting de Gijón ha dado la cara por su afición. Su activo más importante y a la vez más infravalorado por la propiedad. Y encima, ante una jugada del eterno rival. Un gesto que nunca dejaría de ser importante, se ha visto engrandecido en esta semana de derbi. Órdago a la grande.

Tras dos temporadas con dispositivos de control de las aficiones bochornosos, el equipo rojiblanco se ha plantado. En la reunión mantenida ayer martes entre los clubes y la Delegación del Gobierno, la directiva gijonesa rechazó categóricamente repetir el cortejo de la afición visitante. Ese que te hace perder ocho horas de un domingo para ver un derbi, entre dos ciudades que distan 28 kilómetros. Un sin sentido que tras dos años de derbis sin encontronazos, debería de ser abolido.

Pero el equipo local es quien tiene la última palabra, y en otro movimiento rocambolesco, la directiva de Real Oviedo rechazó suprimir este dispositivo. Tendrán sus razones, que no han hecho públicas, pero al ojo del aficionado esto no tiene ninguna lógica. ¿Qué puede haber pasado por la cabeza de los dirigentes azules para tomar esta decisión? Una derrota ante el eterno rival, en una situación como están los carbayones, ante aficionados gijoneses podría ser un golpe bajo. Pero no hay razón para que el miedo o el rencor hacia un equipo lleve a elevar el forofismo hasta tan altos estamentos.

Y como todo acto, tiene sus consecuencias. Desde Mareo se ha dado un paso al frente por una vez y se han rechazado las entradas. Tanto las que deberían salir a la venta como las de protocolo y compromiso. No habrá representación del Sporting en el derbi asturiano. ¿Debería dar que pensar que una directiva calificada como incapaz por administrador concursal tome una decisión así, no?

Es ineludible pensar en que pasará en el derbi de vuelta allá por finales de marzo cuando sea el Oviedo quien tenga que visitar El Molinón-Enrique Castro ‘Quini’ y las directivas vuelvan a reunirse con la Delegación de Gobierno. Pero un viejo proverbio astur nos da una pista. ¿Saben aquel que dice que al platu vendrás arbeyu, si nun ye de xoven sedrá de vieyu?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies