Juan Carlos Sánchez: «La llegada de Pablo Laso fue fundamental»

Juan Carlos Sánchez, responsable de la sección de baloncesto del Real Madrid, atendió ayer a Real Madrid TV y habló sobre el club que dirige.

0

Juan Carlos Sánchez, responsable de la sección de baloncesto del Real Madrid, habló en Real Madrid Conecta, programa de Real Madrid TV, sobre todo lo que rodea al club blanco.

Juan Carlos Sánchez: «Si no existiese la NBA, Luka Doncic se habría quedad aquí 15 años»

“Fue un momento mágico (cuando llegó al cargo en 2010). Estaba deseando que Florentino Pérez me encargara que llevara la sección. Y después de una comida de más de tres horas con gente que no tenía nada que ver con el baloncesto me dijo que fuera a firmar mi contrato en el Bernabéu. Lo resolvió en treinta segundos después de una comida de tres horas… Era un momento en el que el baloncesto del Real Madrid estaba muy tocado, llevaba catorce o quince años regular, en una situación deportiva extraña. Nos venía a ver poca gente, el número de abonados era ridículo. Entonces se planteó un proyecto que pasaba por españolizar la plantilla con jugadores comprometidos, por la identificación, la cantera y la llegada de grandes jugadores”.

“Que colocara al Real Madrid en la situación que había estado en el pasado (fue la petición de Florentino Pérez). No tanto en lo económico como en cuanto a ilusión. Que la gente volviera a creer en nosotros. Se había dejado de hablar del Real Madrid. No contábamos. Ahora todo el mundo habla de nosotros como un equipo simpático, alegre… Estoy orgulloso de la apuesta que hizo el club, que hizo Florentino. Sin él no hubiera sido posible esto. El Real Madrid ahora está siempre, compite siempre, ha recuperado el gen ganador. Tenemos el apoyo de abonados, socios, aficionados… es increíble que un jueves por la noche haya 12.000 personas viéndonos en un partido de Euroliga. Yo he visto partidos contra el Barcelona a los que venían 2.500 o 3.000 personas. Ahora se la gente se lo pasa bien. Llevábamos quince años sin ganar la Euroliga y hemos sumado 18 títulos”.

“Ha sido fundamental (la llegada de Pablo Laso). Aportó su coherencia, su sabiduría y muchas ganas. El gen competitivo que siempre hemos tenido pero que estaba más o menos muerto en estos años. Ese gen del madridismo que Pablo ha espabilado y lo ha vuelto a poner en la cancha. Era una apuesta difícil, venía de san Sebastián, de un equipo de la zona baja en la Liga española y que no disputaba competición europea. Pero teníamos clara nuestra apuesta y tuvimos luz verde del presidente, que me dijo que si yo tenía claro que Laso era la mejor opción, él estaba de acuerdo. Llegó en 2011 y nunca hemos discutido y eso que estamos todo el día hablando de baloncesto desde que llegamos a la oficina a la ocho y media de la mañana. Él tiene más carácter que yo porque es de Vitoria. Nos entendemos”.

“Todos son complicados (sobre los fichajes), pero el que nos hizo dar un claro paso adelante fue el de Rudy Fernández. No es que le quisieran otros equipos, es que literalmente le perseguían. Y tomó la mejor decisión para su carrera, para su familia y para nosotros. Otra operación muy importante fue que Llull rechazara a la NBA y decidiera como madridista quedarse para siempre en el club. Y también las renovaciones que hemos ido firmando con Felipe Reyes. Es un grandísimo capitán, no todos los clubes pueden presumir de tener a un jugador así durante 16 años”.

“Cuando llegamos no éramos campeones de España en ninguna categoría así que no estábamos haciendo las cosas bien. Lo analizamos con Alberto Angulo, que ya estaba en el club, y se perfiló un proyecto a medio y largo plazo. Hemos ido trayendo a los mejores jóvenes de Europa y ahora muchos quieren venir al Real Madrid por nuestros valores, por cómo trabajan, se educan y forman con nosotros… Doncic es el ejemplo más claro. Está jugando en la NBA y pendiente del Real Madrid. Te dice que vendrá a ver los playoffs si no tiene partido allí, entrena con el himno del Madrid puesto… es un caso único. Vivo su crecimiento en la NBA con un orgullo tremendo porque es parte de nuestra familia y le queremos mucho, pero también con coraje porque si no existiera la NBA habríamos disfrutado aquí de él durante quince años. Ahora tenemos a Garuba y a Nakic que ya han entrado en la rotación del primer equipo y que van a ser muy buenos. Espero que tengamos en el futuro armas para luchar con la NBA y que no se marchen del club”.

“El primero (sobre el título más especial), la Copa del Sant Jordi en febrero de 2012. Llevábamos 19 años sin ganar ese título, no éramos ni mucho menos favoritos… el Barcelona llevaba años dominando y con ese título empezamos a romper un poco su proyecto”.

“Me quedo con la de la Euroliga de 2015. Aquí en Madrid, llegamos al pabellón y casi no podía pasar el autobús. Había unas 3.000 personas en la calle. Nunca me imaginé que pudiera pasar eso en baloncesto, era una escena de fútbol. Se te ponían los pelos de punta. Y después me quedo también con la derrota por 3-0 en cuartos contra el Fenerbahçe. Nos barrieron pero a menos de dos minutos del final del tercer partido, el WiZink se puso en pie y nos ovacionaron a pesar de la derrota. Eso nos demostró que algo estábamos haciendo bien”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies