Un partido que merece continuidad

El debut como titular de José Gragera fue una de las noticias más positivas en Anduva. El joven mediocentro despachó un partido muy sobrio para ser su primera titularidad y la situación en la que está el equipo

0

A todo aquel que no asista habitualmente a Mareo es posible que el rendimiento en Anduva de José Gragera (Gijón, 15 de Mayo del 2000) le sorprendiese. No debería ser así a quien le ve semana tras semana en el filial rojiblanco, pero incluso a varios de éstos les sorprendió su gran partido en Miranda de Ebro. Era uno de los temas más comentados al día siguiente en el encuentro que midió al Sporting ‘B’ frente a Las Rozas. Un encuentro que lógicamente no disputó y que siguió desde el ‘palquín’ del campo número 1 de las instalaciones rojiblancas.

El Sporting acudía a Anduva con muchas bajas en el centro del campo y José Alberto López recurrió a Gragera. Durante la semana su titularidad parecía una quimera, aunque su convocatoria se daba por segura. La caída de la convocatoria de Cristian Salvador fue lo que le abrió definitivamente la puerta del once titular. Su oportunidad de demostrar lo que hace en los campos de Segunda ‘B’ semana tras semana. O lo que es lo mismo, ser el ‘timón’ sobre el que gira un equipo.

Cierto que esa función en el primer equipo no la desempeño y le correspondió más al que era su compañero la pasada temporada, Pedro Díaz. Pero en su faceta de darle cobertura tanto al sierense como a la defensa en labores defensivas estuvo casi perfecto. Eso lo aderezó con ir sin miedo ninguno a las disputas, sin tenerle ningún tipo de miedo al fútbol profesional.

Un partido que merece continuidad frente a la Deportiva

Jugó en Anduva como si de un veterano de la categoría se tratase y fue difícil verle errores. El más notorio, al final del primer tiempo en la ocasión más clara del Mirandés que marra Iñigo Vicente. Una acción en la que Gragera llega tarde a ocupar su sitio. Pero difícilmente se le podrán encontrar más errores. Además el 3-4-1-2 como sistema que parece haber adoptado el Sporting  en estas últimas jornadas le ayuda a tener una mayor integración, pues con balón siempre tiene compañero cerca con el que combinar.

En definitiva es que el partido de José Gragera es de un candidato al puesto de titular en el Sporting. No importó la peligrosa y quizá hasta caótica situación en la que está el equipo. No le importó tener 19 años, porque jugó como un veterano con 150 partidos a la espalda. Porque realizó un partido que merece tener continuidad y si jugase con otro dorsal inferior al ’29’ que llevó en Anduva nadie dudaría seguiría en el once. El gijonés ha aprovechado la oportunidad de tirar la puerta abajo para llegar al primer equipo y seguir en él. Ahora todo depende de que, quien tiene que escuchar como esa puerta se ha resquebrajado, lo haya hecho

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies