Kawhi Leonard regresó a Toronto por todo lo alto

El ahora alero de Los Ángeles Clippers recibió el anillo de campeón de manos de su ex compañero Kyle Lowry.

0

La industria del deporte es, sin duda, una de las más competitivas del mundo. Independientemente de cuál sea la disciplina a practicar, la finalidad de cada equipo es ganar al adversario y conseguir los mejores resultados, cueste lo que cueste. La rivalidad que existe en el interior de cada competición provoca que, en la mayoría de los casos, la decisión de los jugadores de iniciar una nueva etapa profesional vistiendo los colores de los que antaño eran sus contrincantes se vea, sobre todo por parte de la afición, como una gran ofensa. Un claro ejemplo lo podemos encontrar en el fichaje de Antoine Griezmann por el Barça, un traslado que los colchoneros no perdonarán al francés nunca.

Precisamente por eso sorprende ver cómo algunos equipos guardan un especial cariño a aquellos jugadores que marcaron un punto de inflexión en su historia, a pesar de no seguir formando parte de sus plantillas. Este es el caso de los Toronto Raptors, que no dudaron en homenajear a Kawhi Leonard a su regreso al Air Canada Center desde su marcha el verano pasado.

Así, la franquicia canadiense decidió tener un emotivo detalle de forma pública con el jugador que fue clave en la consecución de su primer título de la NBA. Debemos recordar, en este sentido, que Leonard recaló en Canadá durante la temporada pasada (2018/19) proveniente de los San Antonio Spurs. Solo estuvo con los canadienses durante una campaña, pero fue suficiente para que el californiano sirviese como catalizador del talento del equipo. Durante ese año, Leonard guio a los Raptors de Marc Gasol y Serge Ibaka con paso firme y decidido por todas las etapas posibles: primero se deshicieron de los Magic durante la primera ronda; después llegó la antológica canasta en el último segundo frente a los Sixers en las semis de la Conferencia Este que puedes recordar bajo estas líneas, para más tarde terminar remontando a los Bucks en las finales.

Solo el hecho de haberse alzado con el título de la Conferencia ya era toda una proeza para la franquicia canadiense, pero los Raptors soñaban con alzarse como campeones de la NBA y el juego de Kawhi Leonard sobre el parqué era una de sus grandes bazas para conseguirlo. No lo tenían fácil, al otro lado se encontraban los Golden State Warriors, un equipo que, si bien actualmente está pasando por uno de sus peores momentos deportivos posicionándose al fondo de la clasificación y con pronósticos claramente negativos en el sector de las apuestas, partía como claro favorito para alzarse con el anillo. No en vano lo había ganado durante las dos últimas campañas de forma holgada contra los Cavaliers. Pero la magia existe, y gracias al trabajo de los jugadores y, especialmente, al de Kawhi Leonard, finalmente los Toronto Raptors se hicieron con su primer anillo de la NBA, el segundo para Leonard.

Es por ello por lo que, a pesar de que terminada la temporada el alero decidió poner rumbo a Los Ángeles, en Canadá solo tienen palabras de cariño para él. Así, antes de la celebración del partido contra los Clippers, los Raptors proyectaron un emotivo vídeo en el que, en apenas dos minutos, recogían los momentos más importantes del paso del jugador por el equipo. Todo el estadio vibró de emoción y aunque Leonard volvió a mostrar ese carácter impasible que tanto lo caracteriza, no dudó en afirmar que su paso por la franquicia, aunque breve, fue de lo más enriquecedor a nivel profesional y personal.

Tras la proyección del vídeo, el MVP de las finales se reunió en el centro de la pista con sus antiguos compañeros y la directiva del equipo. Allí, y bajo una afición que no paraba de corear “MVP, MVP”, Leonard recibió de manos Kyle Lowry su anillo de campeón, para instantes después fundirse en un profundo abrazo con su amigo y ex compañero.

Si bien la jornada fue de lo más especial para el californiano, Leonard no dejó que sus emociones influyeran en su actuación sobre el parqué: los Clippers se impusieron 92-112, con un promedio de 23 puntos por parte del alero. Un encuentro que se saldó con un resultado agridulce para los Raptors, pero que será recordado por toda la afición durante años con enorme cariño por el sentido homenaje a la figura de Kawhi Leonard

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies