El 2019 del Inter, de sufrir a soñar

El 2019 comenzaba para el Inter comenzaba dulce, pasó por amargo y termina de la mejor forma

0

El 2019 llega a su fin y para el Internacional de Madrid-Boadilla ha sido un año con más luces que sombras que acabó este fin de semana sumando los tres últimos puntos del año. La temporada pasada acabó con más apuros de lo esperado pero, tras un verano de cambios, el inicio de curso ha sido muy dulce.

Un final de temporada en el que faltó gasolina

El 2019 comenzaba para el Internacional de Madrid-Boadilla con la disputa de la jornada 19 ante el Guijuelo. Un partido a domicilio que acabó con empate a 0 y que dejó al conjunto madrileño con 23 puntos en el puesto 13, solo 3 por encima del descenso.Así arrancaba un mes que no sería del todo bueno encajando una dolorosa derrota ante el Sanse 3-6 y solo consiguiendo un triunfo, ante el Fabril, en los 4 partidos de ese mes.

En febrero y marzo levantó el vuelo el equipo interista que comenzaba abril tras golear 1-5 al Navalcarnero sumando 44 puntos en el puesto 10. A falta de 7 jornadas, y teniendo en cuenta que la salvación suele estar en los 45-46 puntos, parecía cosa hecha la permanencia en la categoría de bronce.

Sin embargo, el equipo no ganó ni un solo partido llegando a la jornada 38 en puesto de Playoff con 45 puntos. El último y sufrido triunfo del año ante el Guijuelo le valió la permanencia al conjunto madrileño.

Un verano de cambios

Con el curso aprobado, llegó el momento de las vacaciones y de las despedidas. Abandonaron el club nombres como Miguel Ángel, André Grandi, Fran Morante, Ariel López, Javi Robles, Aitor Monroy, Tello, Jesús Tamayo, Fran Cortés, Calderón, Rafa Mella o uno de los emblemas del club como Fer Pina.

Unas vacantes que había que cubrir y así llegaron Felipe Ramos, Sergio Rodríguez, Alfonso Guzmán, Llerena, Diego Simón, Gallardo, Del Pozo, Júnior, Chevi, Boselli, Mancebo, Aythami Perera o la vuelta de Rubén Ramos, entre otros.

Además de las incorporaciones, continuaron en el club Aitor Núñez, Marcao, Moyano, el capitán Herrero, o el goleador Rufo. Quien también continuó al frente del barco fue el míster Marcos Jiménez.

Un inicio de curso para soñar con final agridulce

Y comenzaba un nuevo de curso de bronce para el Inter en el mes de agosto con el deseo de lograr un año más el premio de la permanencia. Hasta la jornada 5 no supo el Inter lo que era perder convirtiéndose en uno de los clubes que empezaba mejor el curso y codeándose con los gallitos del grupo en la zona noble de la tabla.Un coqueteo con la zona noble que ha conseguido mantener en toda la primera vuelta.

Y es que el conjunto madrileño, que llegó a ocupar puesto de Playoff, no se ha bajado del quinto-sexto puesto en todos estos meses de competición hasta el último mes en el que los interistas  acumularon 4 jornadas sin vencer consecutivas que le hicieron caer hasta el octavo puesto, el más bajo que ha ocupado este curso más allá de la primera jornada. Una mala dinámica que remedió en el último partido del año venciendo al Getafe B y acabando así el 2019 con 27 puntos en el puesto 7 de la tabla.

¿Y ahora qué?

Con 27 puntos, codeandose toda la primera vuelta con los gallitos del Grupo el futuro del conjunto madrileño de cara a la segunda vuelta pinta prometedor. Si bien es cierto que el grupo está muy ajustado por arriba y por abajo y no hay lugar a la relajación. El conjunto madrileño no quiere repetir lo vivido el curso pasado que con los deberes hechos muy pronto el equipo se relajó y pasó apuros. Con un 2020 prometedor por delante el Internacional de Madrid-Bodilla quiere certificar cuando antes el objetivo y soñar.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies