La montaña rusa culturalista 2019

Después de una primera parte de 2019 en la que no se consiguieron los objetivos marcador, la Cultural de Aira hará todo lo posible para que 2020 sea un año inolvidable

0

La afición culturalista ha vivido una montaña rusa de emociones en este 2019, y eso que no comenzó mal, gracias a la victoria conseguida ante el Coruxo en O Vao. Sin embargo, el Rápido Bouzas le dio un baño de realidad a los de Aira y consiguieron vencer 1-0 con un gol antes del minuto 1.

A pesar de la victoria conseguida la semana siguiente ante el Pontevedra, empataron ante las Palmas Atlético, Atlético ‘B’, Real Madrid Castilla y Unionistas. La afición leonesa se empezaba a desilusionar, pero el equipo se recompuso y tras ganar al Unión Adarve, Navalcarnero, Valladolid Promesas, el empate contra el Inter de Madrid y la victoria ante el Celta ‘B’, lograrían ponerse líderes por primera vez en la temporada.

El mayor presupuesto del Grupo I, sin fase de ascenso

Sin embargo, el liderato solamente le duraría una semana, ya que el equipo perdería 1-0 en Fuenlabrada con un juego muy pobre y sin tirar a puerta. La Cultural se situaba en puestos de playoff, pero el mes de abril sería terrible para el cuadro culturalista ya que solamente consiguió empatar contra la Ponfe, Burgos, Salamanca y la derrota en el Municipal de Guijuelo. Con estos resultados, se quedaría prácticamente fuera de la lucha por los puestos de playoff.

La victoria ante el Fabril y Sanse no servirían de nada y la Cultural se quedaría definitivamente fuera. El partido contra el Coruxo en el Reino fue la peor entrada de la temporada y el ambiente fue hostil hacia los jugadores. El mayor presupuesto del grupo se quedaba fuera de la fase de ascenso.

Aira, de nuevo a los mandos

La dirección deportiva se pondría rápidamente manos a la obra. Primero llegaría Ricardo Pozo como director deportivo y se nombraría a Aira como entrenador para esta temporada.

Esta vez se confeccionaría un equipo más equilibrado que, aunque al principio albergase dudas, se completó con la llegada de Héctor Rodas que ayudó mucho a la consistencia defensiva del equipo.

Poco a poco se iría mejorando en el juego hasta el punto de conseguir 5 victorias consecutivas y hasta 9 sin perder. No obstante, tras las derrotas cosechadas en La Planilla y en Zorrilla el equipo entraría en un pequeño bache del que saldría ganando al Salamanca y al Tudelano.

Solo quedaba un partido para finalizar el 2019, si se ganaba, se abriría brecha con el resto de equipo y se continuaría a tres puntos del Logroñés. Pero el equipo no jugaría como en los anteriores partidos en el Reino de León y no pasarían el empate ante Osasuna Promesas.

El equipo necesita un descanso y volver con las pilas cargadas para volver a la carga ante el Arenas de Getxo en Fodura, un campo complicado, pero en el que no queda otra que sacar los tres puntos e intentar comenzar bien un 2020 en el que no se pueden cometer los errores de la primera mitad de 2019.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies