El retorno del ‘Muro Rojo’

En 2019, el CA Osasuna consiguió regresar a Primera tras dos temporadas en los infiernos. Hizo de El Sadar un estadio imbatible en 31 partidos y que, ahora, está en obras para convertirse en un "muro"

0

El 2019 pasará a la historia como uno de los mejores años del CA Osasuna. El equipo, dirigido por un Jagoba Arrasate que renovó en diciembre hasta 2022, fue campeón de la Segunda División española y regresó dos años después a LaLiga Santander. Afición y jugadores se unieron para hacer de El Sadar un auténtico fortín, con el que solo el Athletic Club de Bilbao pudo acabar, tras 31 partidos de imbatibilidad. Ahora, la entidad de Navarra prepara el 2020 con una tremenda ilusión, pero deberá asegurar la salvación para celebrar a lo grande su Centenario en un Sadar totalmente reformado.

Un ascenso de récord

A pesar de un mal inicio de temporada, el CA Osasuna arrancó el 2019 con una importante victoria en casa ante el Cádiz CF (2-1). En los primeros días del año, se anunció también la renovación de Braulio Vázquez como director deportivo hasta 2021. Los ‘rojillos’ se situaban, por aquel entonces, en una 5ª posición que les daba opción de disputar de ‘play-off’ de ascenso a Primera División. En el primer mes del año, sería fundamental para el equipo la presencia en el campo del centrocampista Roberto Torres. Tras marcar dos goles y repartir una asistencia, el centrocampista fue nombrado MVP de enero de LaLiga 123.  Después de conseguir la primera victoria del año, llegaría una derrota en la visita a la UD Las Palmas. Sin embargo, los de Arrasate remontarían el vuelo obteniendo los tres puntos en El Sadar ante RCD Mallorca (2-0) y a domicilio ante UD Almería (0-1).

Febrero sería un mes clave para confirmar las aspiraciones al ascenso a la máxima categoría. Se inició el segundo mes con dos victorias seguidas: como local ante el Granada CF (1-0) y en El Molinón ante el Real  Sporting de Gijón (0-2). Luego, vendría un empate en Los Pajaritos contra el CD Numancia (1-1). Un punto que se haría bueno en la última jornada de febrero, en la que conjunto navarro se impuso al Real Zaragoza (1-0). Supuso la novena victoria seguida ante su afición y, por primera vez en toda la temporada, Osasuna era líder de Segunda División con 51 puntos. Además, ese 24 de febrero fue un día histórico para el fortín navarro. El 90% de los socios del Club votaron a favor de una reforma integral del estadio. De cinco proyectos, el conocido como ‘Muro Rojo’ sería el ganador en la mayor participación electoral de la historia de la entidad.

Un nuevo Sadar, para intimidar y soñar

Foto: CA Osasuna

En marzo se aprobaría el proyecto de reforma del feudo ‘rojillo’, que tendrá capacidad para 24.481 espectadores, unos 6.000 más que el actual Sadar. El ‘Muro Rojo’ contará con una nueva grada inclinada a 40 grados, para que el aficionado esté más cerca del césped e intimide más al rival. El nuevo fondo sur quedaría convertido en un “muro”, de ahí el nombre del nuevo estadio, con 1.340 asientos de pie (rail seats). El sábado 2 de marzo se realizó la Asamblea General Extraordinaria, en las que 233 socios del CA Osasuna votaron a favor y 62 en contra del «Muro Rojo». El proyecto de remodelación del Sadar fue encargado a FS Architects y a la constructora VDR, a las que se sumaron Inarq y FS Estructuras. Costará 16 millones de euros y en la asamblea se aprobó la solicitud de un préstamo de 23 millones, teniendo en cuenta ladeuda del Club (alrededor de 7 millones).

En lo deportivo, ese primer sábado de marzo, Osasuna ganaba en casa al Gimnàstic de Tarragona (1-0). Tres días más tarde, el 5 de marzo el Club anunciaba la renovación de Jagoba Arrasate hasta el 30 de junio de 2020. También ampliaban su contrato Bittor Alkiza y Sergi Pérez, segundo entrenador y preparador físico, respectivamente. Tras la renovación del cuerpo técnico, se conseguirían dos triunfos más, en la visita al Málaga (1-2) y nuevamente en El Sadar ante el Rayo Majadahonda (3-0). En la penúltima semana, el CD Tenerife le privó de conseguir el pleno de victorias (3-2). Aun así, los de Arrasate mantendrían el liderato gracias a la victoria local ante la UD Extremadura (1-0).

En abril se continuaron batiendo récords. Pese al empate en Lugo (2-2), Arraste demostró que su equipo era el más fuerte de la categoría y que rendirse nunca entraba en su planes. El 13 de abril se consiguió una fantástica remontada ante el Dépor (2-1), que precedió una importante victoria en un terreno complicado como el del Elche (2-1). El cuarto mes de año terminó con otra trascendental victoria ante el Albacete Balompie (2-0), al que Osasuna dejó a nueve puntos en la tercera posición. Osasuna no solo seguía siendo líder, sino que llegaba a la cifra de 14 victorias consecutivas en El Sadar y ya acariciaba el ansiado ascenso a Primera.

Regreso a Primera, dos años después

Foto: Hummel Spain (Twitter)

En mayo, por fin se llegó a Ítaca. Un mes más, los de Pamplona empezaron con un empate, esta vez en Alcorcón (1-1). Lo que no sabían es que quedaban dos semanas para el día del ascenso. El 10 de mayo, Osasuna jugaba como local ante el Reus, pero dicho partido se suspendió al estar excluido de la categoría el equipo de Tarragona y los navarros se llevaron los tres puntos (1-0). El día 19, los de Arrasate sumaron un nuevo empate, esta vez en Cádiz (0-0), pero un día más tarde se desató la locura. El lunes 20 de mayo, la victoria del Granada en Albacete supuso el regreso del CA Osasuna a la Liga Santander dos años después. Los jugadores habían quedado en el estadio para ver el partido del Albacete contra el Granada y, tras acabar, fueron directos a celebrar la gesta con su afición en la Plaza del Castillo. El martes 21 de mayo continuaron las celebraciones del ascenso con la visita al Palacio de Navarra, al Ayuntamiento de Pamplona y una rúa en autobús por Pamplona para acabar en la capilla de San Fermín.

El octavo ascenso a Primera, en 99 años de historía, supuso un cúmulo de récords. A falta de tres jornadas para el final del campeonato, el equipo ‘rojillo’ alcanzaba los 78 puntos en la clasficación. La de Jagoba Arrasate fue la puntuación más alta de la historia del Club, solo superada por los 68 puntos de la temporada 2005-06, en la que Osasuna acabó cuarto lugar y jugó la previa de la UEFA Champions League.

En las últimas tres jornadas de Liga123, Osasuna ganó en casa a la UD Las Palmas (2-0) y también a domicilio al Córdoba (2-3), para certificar matemáticamente el liderato. El 8 de junio levantó el título de campeón de Segunda, tras ganarle en la última jornada al Oviedo (1-0). La copa se alzaba al cielo de un Sadar en el que su equipo había construido un auténtico muro. Osasuna cerraba la temporada 2018-19 con 87 puntos y sin haber perdido un solo partido en casa. Fue el mejor equipo como local en toda la historia de la Segunda División española, con 17 victorias consecutivas de 19 en total. Se acabó así una campaña en la unión del equipo fue la clave principal del éxito. Jugadores de la casa, como Roberto Torres, pichichi del equipo, u Oier fueron nuevamente imprescindibles. Muy importantes también los goles de Juan Villar y Rubén García, segundo y tercer máximo goleador. Sin olvidar también el papel fundamental de Clerc, Nacho Vidal, Fran Mérida Brandon, Rubén Martínez y los canteranos Unai, David García y Kike Barja.

Un gran verano en El Sadar

Foto: CA Osasuna

El verano del regreso a Primera no fue nada fácil. Las obras de reforma de El Sadar, que durarán hasta la 2020-21, arrancaron semana y medía después de acabar la competición. A mitad de junio se empezó a actuar en la grada de Preferencia, en la que se cambiaron todos los asientos. También se acometieron mejoras en los accesos, vomitorios, pasillos, barandillas, escaleras, baños, vestuarios de los equipos, zonas VIP, zonas de prensa y se crearon nuevas oficinas.

Pero durante los meses estivales, las oficinas donde trabaja la dirección del Club se trasladaron a las instalaciones de Tajonar. Desde allí, se realizaron ocho nuevas incorporaciones para la plantilla 2019-20, nueve fichajes contando la compra de Rubén García al Levante UD: Marc Cardona (FC Barcelona), Brasanac (Real Betis), Adrián López (Oporto), Roncaglia (libre), Róber Ibáñez (Getafe CF) y Raúl Navas (Real Sociedad). Pero, sin duda, el refuerzo estrella del mercado estival fue el traspaso de Ezequiel ‘Chymy’ Ávila por una cantidad cercana a los tres millones de euros, procedente de San Lorenzo tras estar cedido la anterior campaña en la SD Huesca.

La segunda temporada de Jagoba Arrasate al mando del equipo comenzó con victoria en la primera jornada de Liga Santander 2019-20. Osasuna venció el 17 de agosto al Leganés (0-1) en Butarque y, a partir de aquí, encarrilaría cuatro empates consecutivos ante Eibar, Barça, Valladolid y Betis. La primera derrota en Liga llegó el 25 de septiembre, en el Bernábeu, ante el Real Madrid (2-0). El mes de septiembre acabó con un empate en el feudo del Levante UD (1-1).

El mes de octubre trajo dos nuevas victorias en El Sadar ante Villarreal CF (2-1) y Valencia CF (3-1), pero también un empate en Mallorca (2-2) y la segunda derrota de la temporada, en Granada (1-0). Noviembre empezó con una victoria en la visita del Alavés (4-2) y un empate en el Coliseum ante el Getafe (0-0). El 24 de noviembre el Athletic asaltó El Sadar (1-2) y acabó con una racha histórica de 31 partidos sin conocer la derrota en casa.

‘Humo’ en los despachos antes de Navidad

Foto: CA Osasuna

Diciembre fue un gran mes en los despachos. Antes de acabar el año, se cerraron las renovaciones del entrenador Jagoba Arrasate y del guardameta Juan Pérez hasta el 30 de junio 2022, pero también la del lateral derecho Jon Moncayola, hasta el 30 de junio de 2024. En lo deportivo, el equipo empezó el mes con buen sabor de boca. Osasuna consiguió tres puntos importante en la visita al RCD Espanyol de Barcelona (2-4). Luego se torcería la situación, pues consumó un empate ante el Sevilla  en casa(1-1) y dos derrotas para terminar el 2019 ante el Atlético de Madrid en el Wanda (2-0) y Real Sociedad en El Sadar (2-4). La última victoria se consiguió el 19 de diciembre en Copa del Rey ante Lorca Deportiva. Un 0-3 que valió el pase a la segunda ronda de la competición del ‘KO’.

Nueva imagen para el Centenario

Foto: CA Osasuna

El CA Osasuna ha conseguido acabar el 2019 como 11º clasificado. Una posición estable, en mitad de tabla de la Liga Santander, y que no está nada mal viendo la igualdad que hay este año. Esa estabilidad tiene varios nombres pero, sin duda, uno de ellos se llama Ezequiel ‘Chimy’ Ávila. El delantero argentino lleva 8 goles en 18 jornadas y es el máximo goleador del equipo. En LaLiga solo le superan Luis Suárez, Benzema y Messi. Sus goles seguirán siendo claves el próximo año para conseguir la permanencia en Primera.

Ahora, el futuro del CA Osasuna en el 2020 pasa por conseguir la permanencia y finalizar las obras del «Muro Rojo», para celebrar a lo grande sus 100 años de vida. La entidad ya ha presentado su nuevo logotipo, para una celebración que, aunque empezarán ya a principios de año, irán de menos a más. El club prevé que los actos ‘grandes’ se realicen en la temporada 2020-21, pues la fundación del equipo data del mes de octubre. Será entonces cuando también esté finalizado el ‘Muro Rojo’.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies