El 2019 del Racing: un centenario redondo

El Racing despide el 2019, el año de su centenario, tras vivir doce meses de magia en los que soñar

0

Un centenario es especial siempre se mire como se mire, pero si en el año de tu centenario logras un ascenso y consigues arrancar el curso en una nueva categoría con altibajos pero consiguiendo acabar el año con un buen saco de puntos y en la parte alta de la tabla, es aún mejor. El Racing despide el 2019, el año de su centenario, tras vivir doce meses de magia en los que soñar. Ahora, toca encarar un 2020 en el que cumplir el objetivo y, porqué no, permitirse soñar.

Objetivo cumplido con nota

La temporada en Tercera para el Racing fue una temporada difícil pero finalmente exitosa. El 2018 acababa para el conjunto departamental con un duelo en el que se impuso 0-3 al Racing Villalbés y que lo dejaba en segundo puesto con 40 puntos, a 2 del líder, el Bergantiños. Tras las vacaciones navideñas el equipo arrancaba el año de su centenario con una nueva victoria, en esta ocasión ante Ribadumia que lo colocaba líder.

Consiguió el conjunto ferrolano no perder hasta el 24 de febrero ante el Silva. Un partido que marcaría un minibache con otro empate y una derrota 4-3 ante un rival directo como el Compostela. Le costó a los departamentales volver a enlazar triunfos y no sería hasta el mes de abril, cuando el equipo hizo pleno de triunfos que cogería una racha imparable llegardo a enlazar 7 triunfos consecutivos y vitales en el tramo final de curso solo empañados por la derrota de la última jornada que no evitó que el conjunto verde lograse el objetivo, jugar Playoff como líder.

En la eliminatoria de líderes no tocaría un rival fácil. El destino emparejó a los departamentales con el Real Jaén, uno de los líderes más potentes de toda la Tercera. No sería fácil el camino al ascenso. Los gallegos ganaron por la mínima en casa 1-0 y viajaban a Jaén con ese resultado tan justo, toda la ilusión por alcanzar un sueño y sabiendo que sería difícil.

En el Municipal de La Victoria el Racing vivió una derrota con sabor a victoria. Se adelantaba en el 48′ el equipo local. Un tanto que igualaría el Racing en el 62′ con un tanto obra de su killer Joselu. A partir de ahí, reistencia para mantener ese marcador que daba un ascenso. Conseguirían los locales hacer el segundo en el 97′, pero sin tiempo para más y a pesar de la derrota el ascenso era para los gallegos que volvían a la categoría de bronce, de donde no debieron salir, solo un año después.

Un verano de bronce

Tras la euforia de la celebración del ascenso tocaba ponerse manos a la obra para crear un nuevo proyecto que permitiese alcanzar el objetivo de la permanencia, estabilidad en la categoría y a partir de ahí soñar y pelear por acabar lo más arriba posible. En ese sentido se dio continuidad en el banquillo a Emilio Larraz poniendo en él toda la confianza para llevar al equipo a buen puerto.

En el capítulo de salidas, el conjunto departamental dijo adiós a nombres como More o Borja Hernández manteniendo para el salto de categoría a la mayoría del bloque que logró el ascenso. A ese bloque sólido se añadieron nombres como Chema Leobalde, Bruno Rivada, Álex López, Iker Rodellar, Joel, Tavares o Dani Abalo.

De menos a más en Segunda B

Sin duda la vuelta al bronce de los gallegos no fue la esperada. Un solo triunfo en las 7 primeras jornadas llevaron al equipo a estar en puestos de descenso. Sin duda no era la mejor de las situaciones pero el club apostó por Larraz y quiso dar un tiempo al grupo para que se adaptase a la categoría y vaya si lo hizo.

Desde la jornada 8 hasta la última del año, la 18, el equipo departamental ha cosechado 6 victorias, 3 empates y solo 2 derrotas que lo han acercado a la zona noble de la tabla. De hecho la derrota en el últmo partido del año ante Las Palmas Atlético con un desafortunado gol en propia puerta impidió que el equipo se quedase a solo un punto de la zona noble. El año se cerró en octava posción con 26 puntos, a 4 del Playoff y con una renta de 6 sobre el Playout y de 7 sobre el descenso.

¿Y ahora qué?

El 2020 arrancará para los departamentales con el último partido de la primera vuelta que traerá a A Malata a un gallito como el Rayo Majadahonda que marca el Playoff de ascenso y ante el que vencer supondría un golpe en la mesa. El objetivo del club ferrolano en su regreso al bronce no ha sido nunca el Playoff de ascenso, sino luchar por conseguir tranquilidad y estabilidad en la categoría para desde ahí ir a por el ascenso. Pero el espíritu de lucha de los ferolanos no parará al equipo que luchará por acabar el curso lo más arriba posible en la tabla.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies