Txingurri, sin fútbol

0

Parecen sinónimos y puede ser la descripción perfecta para el Fútbol Club Barcelona de hoy, un equipo que históricamente nos tenía acostumbrados a las grandes exhibiciones, y  que con su fútbol enamoraban en cada uno de sus partidos, pero que a día de hoy, sólo ha quedado en la memoria de los aficionados a éste bello deporte.

A 10 años del histórico sextete es imposible olvidar aquel equipo que volvía loco a cualquier rival, y que se ganó el respeto del mundo por el fútbol que expresaba, pero hoy, la realidad es otra, de aquel poderío Culé sólo quedan los títulos en las vitrinas.

Muchos se preguntan si es el fin de la época dorada del club y por ende, el fin del ciclo Messi en el equipo Blaugrana, que con 32 años es la única esperanza para los Barcelonistas.

Cuesta entender que la que posiblemente es la mejor plantilla de Europa, exprese un fútbol tan pobre, no es posible que  tanto talento y dinero invertido en una plantilla sea desaprovechado de tal manera.

Fracasos como el de  Roma y el de Liverpool en las más recientes ediciones de la Champions League, muestran que el problema está en el Banquillo, cuyo nombre propio es  Ernesto Valverde y cuyo proyecto parecía tener fin luego de la remontada en la semifinal ante el equipo inglés.

Sin embargo, el apoyo de los jugadores, empezando por el capitán Argentino, le dieron una nueva oportunidad al técnico Español, pero que al llegar a mitad de la temporada no deja buenas sensaciones, tanto así que muchos se atreven a afirmar, que un nuevo fracaso en competiciones europeas no está demasiado lejos.

Luego del clásico ante el Real Madrid la molestia aumentó, pese a que se sacó un empate ante el Club blanco el balance del partido es malo, la imagen que dejó el equipo siembra desazón y preocupación en sus seguidores, que hace rato perdieron la esperanza en Valverde.

El presidente Josep Maria Bartomeu no se queda muy lejos de las críticas, desde su llegada al Club la gestión ha sido cuestionada, pues el trofeo  de la Champions no se ha vuelto a ver por el Camp Nou, y los seguidores han tenido que pasar el trago amargo de ver como, el eterno rival ha levantado 3 copas de Europa consecutivas.

El 2019 ha estado lleno de altibajos para los Culés y con la sensación de que el equipo está para más.

Con la victoria ante el Alavés dejan su localía invicta pero lejos de eso, no brindan la seguridad que se esperaba a éstas alturas de la temporada.

La gran incógnita seguirá siendo el porqué del apoyo de la directiva y los jugadores a un entrenador que deja más dudas, que certezas.

@DiazDavid930

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies