La Fuente de San Luis es más fortín que nunca

La campaña del Valencia Basket está suponiendo un continuo sube y baja de sensaciones, un tobogán eterno con grandes victorias, derrotas sorprendentes y partidos épicos sin final feliz.

0

En la temporada de su consolidación en la Euroliga, su apuesta por un fondo de armario más y mejor poblado, al Valencia Basket le está costando un enorme esfuerzo poder mantener la regularidad necesaria en ambas competiciones para poder alcanzar sus objetivos, el Top8 en las dos. En Europa se mantiene con opciones y en la Liga Endesa ha estado toda la primera vuelta en las posiciones peligrosas sin asegurar en ningún momento su participación en la Copa del Rey. Ha tenido que esperar al último partido y en un enfrentamiento a cara a cruz contra la Penya para dilucidar su entrada o no en la final a 8 de Málaga.

La temporada empieza con muchas dudas

El mal inicio de temporada, las lesiones y la falta de adaptación de las nuevas incorporaciones son alguna de las razones por las que la temporada taronja ha ido de menos a más. La confianza manifestada en el técnico cuando venían peor dadas también fue un buen punto de apoyo para la recuperación del juego y los resultados. La afición mostraba su descontento pero tanto desde el club como las manifestaciones públicas de los jugadores mostraban un apoyo inquebrantable a la figura de su entrenador principal.

Ponsarnau los quiere a todos enchufados

Poco a poco, todos los jugadores han ido aumentando su aportación y las rotaciones del técnico también han  contribuido a la que la implicación de todos los jugadores sea máxima. Un único lunar en este aspecto es el recién llegado Brock Motum con una participación cada vez más residual en el juego de los de Ponsarnau, hasta el punto de llegar a hablarse de un posible corte en caso de superar esa primera ronda de la máxima competición del baloncesto del viejo continente.

Abalde despierta, Ndour aporta y Loyd suma

La consolidación de Alberto Abalde con un papel protagonista que se le venía exigiendo para abandonar su papel de promesa. La aportación física e intimidatoria de Ndour para mejorar el juego interior, dar más descansos a Dubljevic e incrementar la fortaleza defensiva. La llegada de un campeón de la NBA, tras la mala experiencia de Erick Green la temporada pasada, despertó ciertas suspicacias entre la parroquia de la Fonteta,pero su aportación defensiva, su implicación en el juego colectivo y su buena mano desde la larga distancia han alejado esa imagen de los aficionados taronja.

La Fonteta lleva al equipo a la Copa de Málaga

El factor Fonteta, ese pabellón de la Fuente de San Luis casi siempre lleno, el ánimo continuo de su gente, fiel y bulliciosa como pocas, ha empujado al conjunto valenciano hasta lograr su clasificación para la Copa del Rey que se disputará en Málaga el próximo mes de febrero. Ha hecho de su pabellón un fortín inexpugnable y la unión equipo-afición ha sido definitiva para lograrlo. Llega sin los favoritismos de otras temporadas y con las fuerzas justas por una temporada muy exigente pero quizás esa misma falta de favoritismo aligere la mochila de la presión .

@VicentSarrion

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies