La Carrera Astur | Pk.23: Respira el Sporting; escándalo contra el Oviedo

Victoria muy importante de los rojiblancos en el estreno de Djukic en El Molinón. El cuadro carbayón, por su parte, sufrió de nuevo con las decisiones arbitrales y se volvió de vacío de Almería

0

Semana intensa en Segunda División. En apenas seis días, todos los equipos de la categoría saldrán al ruedo dos veces. Con la mitad del trabajo hecho, la moneda no caído igual para los dos equipos asturianos. El Sporting logró un valioso triunfo el pasado martes en El Molinón. Manu García, en la recta final del encuentro, permite a los rojiblancos respirar y tomar ventaja con los puestos de descenso, que tienen ahora mismo a seis puntos. Más justo está el Real Oviedo, un punto por encima. Los azules jugaron bien frente al Almería, pero una nefasta decisión arbitral, otra más, les privó de sumar. Un penalti que marcó el partido y otro error que lo remató. Los azules necesitan ganar al Huesca para alejarse de la zona peligrosa de la tabla.

Pequeños brotes verdes empiezan a germinar

  • Una victoria frente a un muy buen equipo: La victoria frente al Elche no fue brillante. Decir lo contrario es negar la realidad. Fue un triunfo bastante pírrico, in extremis y con una pequeña dosis de fortuna. Pero fue justa, porque las ocasiones más claras fueron gijonesas, El rival no lo puso fácil y demostró que su clasificación y momento de forma no era casual. Pero la bravuconada de Pacheta en rueda de prensa posterior, que en Asturias ya conocemos bien tras su paso por el Real Oviedo donde hacía lo mismo, desluce mucho la imagen que el Elche dejó. Una imagen que, repito, fue de equipo que puede pelear por todo y frente al que el Sporting mereció ganar como así fue.
  • De menos a más con un público hostil: A todo esto se consiguió en un Estadio de El Molinón desangelado, con la peor entrada de la temporada y bastante hostil. Los pitos y abucheos afloraron casi en cada error en mayor o menor medida. La fractura del equipo y su afición es palpable e incluso se ahonda con las declaraciones post-partido de algunos jugadores. La victoria quizá sirva para calmar algo las aguas, aunque parece que para cerrar la herida, harán falta varios triunfos más.
  • Pedro Díaz gana protagonismo: En un partido con una primera parte mala y una segunda mucho mejor, hubo algunos jugadores que sobresalieron. En la segunda parte frente al Elche lució un jugador que no acostumbraba a hacerlo. Ese fue Pedro Díaz. El mediocentro se echó el equipo a la espalda y desde el centro del campo supo moverlo en torno suyo. Erró en algunas acciones, que duda cabe, pero no hay que olvidar que está prácticamente debutando en la categoría y en una campaña que para un jugador joven está siendo de todo menos sencilla.
  • Un ‘niño’ de Lugansk se apropia del carril: No obstante el protagonismo del partido se lo quedó un chico con el que nadie contaba. Bogdan Milovanov fue titular, haciendo su debut con el primer equipo. El internacional sub-21 ucraniano; que abandonó Lugansk buscando su sitio en el mundo parece haberlo encontrado en Gijón. Casi nadie lo veía para el primer equipo, pero en un partidillo llamó la atención de Miroslav Djukic al que no le tembló la mano y le dio la titularidad en la primera opción que dispuso. Su debut fue excelente. Cerró bien su banda y aportó en ataque. Nadie duda de que se ha ganado el derecho a seguir en el puesto.

Dos errores condenan al Oviedo

  • De un penalti inexplicable… El Almería apenas había inquietado a Lunin. Los locales tenían el balón, pero no acababan de encontrar la meta carbayona. De hecho, un mal despeje de Luismi fue la única opción de los andaluces de hacer gol. Con el Oviedo bien asentado sobre el verde y con opciones de anotar, el colegiado del encuentro, De la Fuente Ramos, se inventó un penalti en contra de los azules. El enfado del club es mayúsculo, y no es para menos. Un piscinazo de época. Una acción que su propio protagonista, en palabras de Arribas tras el encuentro, reconoció haberse tirado. Ni árbitro ni VAR decidieron entrar en una acción que, sin duda, marcó el partido.
  • … a un error incomprensible. Y tras el enfado del penalti llegó el error de cada fin de semana. Esta vez tras una falta de entendimiento entre Arribas y Lunin. El central parecía tener ventaja para hacerse con el balón, pero la salida del meta, y las dudas entre ambos, permitieron a Darwin Núñez hacer el segundo y cerrar el partido. Dos errores, uno arbitral y otro propio, que impidieron al Oviedo sumar en un partido que parecía ir por el buen camino.
  • Buena nota para los debutantes. Independientemente del segundo gol, en el que Lunin es quien menos culpa tiene, los nuevos fichajes dejaron buenas sensaciones en Almería. Luismi fue el ‘todocampista’ que el equipo necesita. Sensacional con y sin balón. Generoso en las ayudas, siendo el ancla de este equipo y jugando cada balón con mucho criterio. Otro de los nombres propios es el de Omar Ramos. No es un nuevo fichaje, pero cuajó un gran partido después de varias semanas sin aparecer. El atacante se quiere quedar, y ayer aprovechó sus minutos sobre el verde.
  • Sin tiempo para lamentarse. La derrota en Almería dejó tocada a la plantilla azul. Pero no hay tiempo para lamentar la derrota. El Huesca espera. El domingo, los carbayones volverán al verde del Carlos Tartiere para enfrentarse al cuadro oscense. Un partido muy importante que los asturianos necesitan ganar para alejarse de la zona de descenso. Ahora mismo, el cuadro de Javi Rozada se encuentra un punto por encima.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies