El Eibar sumó un punto en Vigo insuficiente para los celtiñas

Empate sin goles entre Celta y Eibar que deja mas contentos a los foraneos. Los gallegos a pesar de que gozaron de buenas oportunidades continuan sin ganar y en puestos de descenso. Los armeros se vuelven a casa con el debe de mejorar en la faceta ofensiva

0

RC Celta de Vigo y SD Eibar se median en el Abanca Balaidos en un duelo directo por la permanencia. Los locales lo intentaron por todos los medios con Iago Aspas como buque insignia de la ofensiva celeste. Pero se toparon una y otra vez con una ordenada defensa armera y un Marko Dmitrovic en estado de gracia. Tras el reparto de puntos la situación se vuelve compleja para los celtiñas teniendo en cuenta el calendario que se les avecina. Mientras tanto los armeros mantienen la distancia con la zona roja y vuelven a puntuar a domicilio dejando su portería a cero.

RC Celta

0 0

SD Eibar

 

Ambos conjuntos afrontaban el envite sabedores de la importancia de los tres puntos en juego. La pemanencia como telón de fondo daba al choque un aura de transcendental. Los celestes tenian la oportunidad de salir aunque fuese de manera momentanea del descenso y los azulgranas de mantener o aumentar distancia los los puestos de peligro.

Un inicio con buenas intenciones pero sin acierto

El primer tiempo a pesar de finalizar sin goles fue para el Celta a los puntos. Las mejores ocasiones las tuvieron los de Oscar García. La más clara fue para un Santi Mina que estuvo mejor en la elaboración que en la definición.

Los armeros a pesar de no ser capaces de imponer su estilo, pudieron mantener su portería a cero gracias a un seguro  Marko Dmitrovic y a un trabajo defensivo constante y ordenado. En el aspecto ofensivo pocos centros reseñables desde los costados y menor presión y robos de los de José Luis Mendilibar en campo contrario de lo que nos tienen acostumbrados.

Las ocasiones de los azulgranas se contaban con los dedos de una mano. Lances resumidos en remates sin claridad de Sergi Enrich y golpeos de larga distancia que apenas inquietaban a Rubén Blanco.

El peso del encuentro lo asumieron los gallegos. Casi siempre sus incursiones ofensivas desembocaban en las botas de un Iago Aspas demasiado escorado a la derecha que se mostró participativo pero poco acertado en los metros finales.

Los dos equipos mejoraron tras el descanso

Tras el paso por vestuarios los celestes volvieron a la carga. Acercamientos constantes a las inmediaciones de área rival que finalizaban los locales con poca claridad. Aspas acaparaba las acciones más destacadas.

A los cinco de la reanudación la lesión en el bando foraneo de Sergio Álvarez  provocó la permuta por  Sebas Cristóforo. Hombre por hombre y a seguir bregando para imponerse en la medular.

El Celta intentaba sin éxito buscar un último pase decisivo. Los costados estaban bien trabajdos y un centro lateral fue rematado de manera acrobática por el príncipe de las bateas sin mucho acierto. Posteriormente, Aspas se ganó una tarjeta con premio negativo, debido a una acción protestada por la parroquia local en la que el diez celtiña se dejó caer en el área cuando notó el contacto de Inui.

La acción más polemica del encuentro finalizó con amarilla para Aspas

Amarilla que acarrea sanción para el de Moaña ya que  González González interpretó que intentó engañarle. Con veinte minutos disputados del segundo acto Aspas de nuevo gozo de una gran oportunidad. Buen disparo desde la frontal que Dmitrovic abortó sacando una mano salvadora.

A renglón seguido los eibartarras dieron la réplica. Balón largo de los muchos que intentaron e indecisión entre el portero y la zaga local que Enrich ganando muy bien la espalda no supo aprovechar.

Los armeros salían con cierto peligro de vez en cuando de la cueva. Cote se prodigó con insistencia desde su carril y Orellana bastante interminente, acaparó algo más de protagonismo. Los cambios introducidos por el técnico de Zaldibar sentaron bien al equipo. Tanto De Blasis como Diop le dieron más consistencia al centro del campo pero las ocasiones brillaban por su ausencia.

Ultimos minutos de claro color celeste

Los instantes finales fueron un quiero y no puedo constante para los vigueses. Las ocasiones se sucedían pero el gol no llegaba ante la desesperación de la afición local. Olaza la tuvo en sus botas a diez para el final. Una falta botada desde el costado diestro no encontró rematador pero se envenenó hasta estrellarse en el palo de la portería armera.

Poco después una gran jugada de Aspas fue mal finalizada por  Rafinha que en un remate franco envió el cuero por encima del larguero. El encuentro agonizaba y los armeros a pesar del sufrimiento se juntaban y sudaban para volverse a casa con un punto.

Pero casi se les chafa el plan en las postrimerías del choque. Un balón centrado por el Toro Fernandez pegó en  Esteban Burgos descolocando a un Dmitrovic que veía como se le colaba entre las piernas el esférico. Bigas estuvo listo y contundente y ganó la partida a un Denis Suarez que se relamía en boca de gol ante la oportunidad de ser el héroe de la jornada.

Cuatro de alargue y mucha fatiga en ambos bandos que provocó que los celtiñas no tuviesen la frescura necesaria para buscar los espacios ante un conjunto eibartarra que llegó muy justito al pitido final.

En definitiva reparto de puntos en un partido sin goles donde los locales propusieron más y tuvieron las más claras pero el trabajó de los visitantes fue premiado con un botín menor pero que les permite mantener un buen colchón con el descenso y ventaja en el goal average con los celtiñas.

Primera impresiones de los protagonistas

A la conclusión del choque el zaguero local Nestor Araujó comentó “hemos tratado de pelear. Lo hemos intentado pero no ha caído. No podemos regalar nada, hay tensión en el equipo y debemos de tratar de sumar”.

El portero visitante Dmitrovic declaró “queríamos ganar pero viendo como ha transcurrido el partido desde el inicio, nos vamos contentos, de todas formas tenemos que hacer más en ataque. Sabemos que era un partido clave para ellos por lo que es bueno sumar en un campo como este”.

Ficha técnica
RC Celta de Vigo: Rubén Blanco, Kevin Vazquez, Murillo, Araujo, Olaza, Okay, Santi Mina (Suarez 73´), Rafinha, Fran Beltrán, Pione Sisto (Fernandez 62´)y Aspas.
SD Eibar: Marko Dmitrovic, Tejero, Cote, Bigas, Esteban Burgos, Sergio Álvarez (Cristóforo 51´), Expósito, Inui (De Blasis 66´), Orellana, Pedro León (Diop 73´) y Sergi Enrich.
Goles:
Arbitro: José Luis González González. Comité territorial Castellano Leonés. Amonestó por parte local a Iago Aspas 62´.
Incidencias: Domingo 26 de Enero de 2020. Partido correspondiente a la vigesimoprimera jornada en LaLiga Santander. Disputado en el Abanca Balaidos a las 14:00 horas

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies