El Barcelona sigue la estela del Real Madrid

Un partido de alto voltaje entre Betis y Barcelona acaba del lado blaugrana por un 2-3, gracias a los goles de Busquets, De Jong y Lenglet, que se impusieron a los de Canales y Fekir.

0
Real Betis 2 3 FC Barcelona

La vuelta de Quique Setién al Benito Villamarín marcaría un encuentro de alto voltaje. Los verdiblancos querían volver a la senda de la victoria tras la derrota frente Getafe y el empate con el Eibar, pero en frente tendrían a un Barcelona que no podía fallar. La victoria del Real Madrid en Pamplona obligaba a los blaugranas a no poder perder un solo punto en su visita al Betis, algo que se antojaba alto complicado.

Un inicio goleador

La polémica comenzaría desde muy temprano. Una gran recuperación de Fekir, tras varios regates, le llevaría al área chica donde intentaría tirar como podía. El balón parecía que impactaba en la mano de un defensa pero Sánchez Martínez no pitaría nada hasta que fuera llamado por el VAR, tras lo que señalaría el punto de penalti. Canales sería quien se ocuparía de tirar la pena máxima, convirtiéndola en el primer tanto de la noche.

La presión desde la grada era máxima, tanto para el colegiado como para el conjunto blaugrana, pero ello no haría que los pupilos de Setién reaccionaran rápido. Un gran pase de Messi por encima de la defensa dejaría solo a De Jong frente a Joel quien, tras ver cómo controlaba con el pecho el holandés, conseguía superarle por abajo sin poder hacer nada.

Fekir se marcha de tres rivales | Imagen: Real Betis

El inicio del encuentro no había podido ser más intenso. Ambos conjuntos habían salido a por el partido con todo lo que tenían pero poco a poco el conjunto culé se haría con el esférico, marcando el ritmo que querían y sin permitir a los béticos jugar a su habitual estilo. Los dos técnicos no se sentaban en ningún momento y desde la grada se animaba a los verdiblancos pidiéndole un plus para adelantarse una vez más en el marcador.

Fekir seduce y Busquets da la sorpresa

El problema para los blaugranas era que el Betis se sentía muy cómodo cada vez que tenía el balón y Fekir se volvía un absoluto peligro cuando encaraba a su defensa. Así llegaría el segundo tanto verdiblanco cuando aún no había llegado el encuentro a la media hora. Un nuevo contraataque gracias a un buen pase de Borja Iglesias, dejaría a Fekir encarando el área y, ante la pasividad de la defensa, la rompería cruzándola y poniéndola en el fondo de la portería de Ter Stegen.

El encuentro iba llegando al final de la primera mitad y la polémica seguía en el terreno de juego con cada decisión que tomaba Sánchez Martínez. La afición empujaba en todo momento y eso estaba teniendo una repercusión más que evidente en el partido. Setién quería que el descanso llegara lo antes posible, ya que necesitaba reajustar ciertos conceptos con los suyos, mientras que si fuera por Rubi el partido podía seguir así. Fekir había decidido desplegar todo su fútbol al borde del descanso y el jugador se estaba gustando en busca del tercer tanto de los suyos.

Cuando todo parecía que se iría al descanso, una falta sobre Vidal en el centro del campo le daría al Barça una nueva oportunidad. Messi, viendo que los jugadores aún no se habían posicionado, pondría un balón en el punto de penalti, el cual no sería despejado por ningún zaguero y Busquets, tras controlarla, remataría solo para poner el empate a dos en el marcador.

Una segunda parte muy distinta

El gol del mediocentro había dejado helada la grada del Benito Villamarín y el inicio de la segunda mitad la podía haber terminado de congelar. Un gran Joel Robles salvaría a los suyos de un clásico gol de Messi desde la frontal del área con una gran estirada, pero el silencio desde la grada era latente y eso podía afectar a los suyos sobre el césped.

Celebración de uno de los tantos culés | Imagen: FC Barcelona

Poco a poco los jugadores verdiblancos serían los que irían animando a su afición. El juego de los pupilos de Rubi estaba empezando a crear problemas de nuevo a la defensa blaugrana, algo que haría que Setién realizara algunos cambios para tener más presencia en el centro del campo y recuperar una banda izquierda que estaba sufriendo con Junior, a la par que buscaba algo más de profundidad.

A pesar de todo, la segunda mitad no se parecía en nada a lo visto hasta el momento. Aquella intensidad vivida en los primeros 45 minutos se había diluido en cierta medida y ambos conjuntos parecían empezar a respetar a su rival y no abrir tanto el campo. El miedo a un gol que no se pudiera remontar estaba presente y con él querían jugar los blaugranas, que estaban tratando de arrinconar a su rival, liderados en todo momento por el astro argentino.

El partido se vuelve loco

Lenglet levantaría a todo el Benito Villamarín cuando, en una falta, conseguiría superar a Guido Rodríguez por arriba y marcaría el tercer tanto culé. Se reclamaba desde la grada y el césped una falta del zaguero sobre el mexicano, pero ni Sánchez Martínez ni el VAR anularían el tanto. El gol del defensa subía al marcador y la furia de la afición bética volvía a levantarse contra un colegiado al que le tiene tomada la medida.

La calma no volvería en ningún momento y menos tras la expulsión de Fekir. El francomarroquí veía la amarilla tras una falta, pero unos segundos después vería la segunda por protestar al colegiado. La frustración y la dureza había crecido por segundos, algo que se reflejaría a los minutos con la expulsión de Lenglet al ver también la segunda amarilla. Sánchez Martínez parecía haber perdido el control del partido y todo podía pasar en los últimos diez minutos.

Los minutos finales se enmarcarían en un quiero y no puedo del Betis. Los verdiblancos tenían mucha prisa por llegar al área de Ter Stegen y eso les estaba llevando a no tomar las mejores decisiones. Ambas plantillas se habían estirado tanto que el gol podía llegar por cualquier lado y lo culés lo querían aprovechar también. Pero ninguno de los dos conjuntos conseguiría encontrar portería finalmente y el encuentro acabaría con una victoria para el equipo de Quique Setién, quien seguía a tres puntos del Real Madrid.

Ficha técnica
Real Betis: Joel Robles, Emerson, Mandi, Bartra, Álex Moreno, William (Joaquín, min. 70), Guido (Tello, min. 86), Aleñá, Canales, Fekir y Borja Iglesias (Loren, min. 61).
FC Barcelona: Ter Stegen, Semedo, Umtiti, Lenglet, Junior (Jordi Alba, min. 57), Busquets, Vidal (Arthur, min. 57), De Jong, Sergi Roberto, Griezmann (Rakitic, min. 89) y Messi.
Goles: 1-0, min. 6: Canales. 1-1, min. 9: De Jong. 2-1, min. 26: Fekir. 2-2, min. 45+2: Busquets. 2-3, min. 72: Lenglet.
Árbitro: José María Sánchez Martínez, Comité Territorial de Murcia. Amonestó a Lenglet (min. 6 y 79), Sergi Roberto (min. 29), Vidal (min. 32), Emerson (min. 36), Busquets (min. 57), Joaquín (min. 72), Fekir expulsado por doble amarilla (min. 76)
Incidencias: Partido correspondiente a la vigésimo tercera jornada de LaLiga Santander disputado en el Estadio Benito Villamarín, Sevilla.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies