Javi Rozada se expone a cuatro partidos de sanción

A los dos mínimo por la tarjeta roja al técnico carbayón se podrían unir otros dos más por el agravante de reincidencia y tener que ser sujetado para evitar saltar al campo

0

No fue la mejor tarde de domingo para el Real Oviedo en Vallecas. El equipo carbayón realizó un notable partido, dominando y atando muy en corto a un Rayo Vallecano capaz de dominar con solvencia a todos los equipos de la categoría, pero solo se llevó un punto. Escaso botín probablemente para el encuentro despachado por los pupilos de Javi Rozada. No obstante, volvieron a demostrar son actualmente uno de los mejores conjuntos en cuanto a estado de forma se refiere en la zona baja de LaLiga SmartBank.

Lo peor fue como llegó y lo que derivó de la acción desencadenante del empate. Un penalti de Lolo González, revisado por el VAR, y que encendió las iras en toda la expedición azul. En el club entienden que llueve sobre mojado y se sienten agraviados. Hasta tal punto que el entrenador carbayón Javi Rozada, explotó en una airada protesta que llevó a ser expulsado. Y no solo eso, a tener que sujetado por miembros de su banquillo para que invadiese el campo. Un hecho que el colegiado, además, reflejó en el acta.

+ En el minuto 73 el técnico Fernández Rozada Álvarez, Javier fue expulsado por el siguiente motivo: Por entrar dentro del terreno de juego, con el juego detenido, protestando de forma ostensible, con los brazos en alto y lanzando una botella de plástico que portaba en su mano contra el suelo, siendo sujetado por miembros de su club tras ser expulsado.

Altas posibilidades de que sea sancionado cuatro partidos

Bien es cierto que el técnico azul es muy temperamental y pasional, pero como él mismo reconoció, no debe protestar, mucho menos de la forma que lo hizo, esa decisión. Ahora esto acarreará consecuencias. La sanción mínima por una expulsión con roja directa a un entrenador es de dos partidos. Pero no hace ni dos meses, en la jornada 21, el técnico azul ya fue castigado con dos encuentros por encararse con el colegiado gallego Alejandro Muñiz Ruiz al término del choque.

Esto puede, y es muy probable así sea, ser interpretado como reincidencia, lo que conllevará como mínimo otro partido de sanción. Además el hecho de tener que ser sujetado por sus asistentes y el lanzamiento de una botella en señal de protesta conllevaría un partido de castigo más a sumar a la sanción. No obstante su disculpa tras el partido, también puede actuar en su favor y ver su sanción reducida, aunque difícilmente será inferior a los tres encuentros. Todo dependerá de la resolución el miércoles del Comité de Competición.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies