La Carrera Astur | Pk.28: Golpe de autoridad del Sporting; varapalo para el Oviedo

Los rojiblancos salen triunfantes de su visita a El Sardinero en un encuentro directo por la salvación. No así el cuadro carbayón, condenado por una nefasta primera mitad ante un Alcorcón que se escapa

0

El Sporting cumplió y el Oviedo no. Así se puede resumir la jornada 28 de LaLiga SmartBank para los equipos asturianos. El cuadro de Djukic logró su primer triunfo a domicilio desde la llegada del nuevo técnico. El escenario, inmejorable. Y lo decimos por el momento en que se produce. Y es que los rojiblancos doblegaron a un rival directo por la salvación; el Racing. Otro encuentro decisivo por la permanencia se vivió en el Carlos Tartiere, donde el conjunto de Javi Rozada fue superado por un Alcorcón que aprovechó la mala primera parte de los azules para llevarse el triunfo y volver a sembrar las dudas y la incertidumbre.

Golpe encima de la mesa

  • Un primer tiempo fantástico: Se jugaba muchísimo el Sporting en los Campos de Sport de El Sardinero. Mucha gente no era consciente que una derrota en Santander dejaba a los rojiblancos muy tocados, solo tres puntos sobre el descenso, pero con un lastre enorme en cuanto a resultados. En cuanto a juego la ‘mano’ de Miroslav Djukic obtuvo su primera confirmación. El equipo competía, jugaba bien, pero le lastran los errores. Ayer fue capaz de eliminar la segunda variable de la ecuación y las cuentas salieron. Los rojiblancos despacharon un primer tiempo fantástico. Dominando con balón, con paciencia y creando ocasiones. La única pega es que el marcador debió ser mayor al 0-1.
  • Y una segunda parte sin sufrimiento: Porque eso abocaba a una segunda parte donde se preveía el Racing arriesgaría, porque ni siquiera el empate le servía al equipo de José Luis Oltra. Lo hizo, pero el cuadro gijonés como decíamos eliminó los errores que le venían lastrando del partido. No concedió y obligó al Racing a tener que trabajar las poquísimas opciones que tuvo. Ahí el técnico valenciano y el propio Djukic jugaron sus cartas de forma favorable al Sporting. La profundidad de banquillo sportinguista jugó a su favor para en los momentos más tensos salir en su ayuda y cerrar el partido.
  • Murilo superstar: Aunque la victoria fue coral y todo el equipo redondeó un partido notable, me gustaría destacar la pareja Marc Valiente y Molinero como centrales que despacharon un soberbio encuentro. Pero si alguien sobresalió y ya tiene encandilada a la afición rojiblanca es Murilo da Souza. El extremo (por fin, un extremo) brasileño fue un incordio mientras le duró la gasolina. De sus botas nacieron las ocasiones más claras y el 0-1. Zurdo, jugando a pierna cambiada, fue una pesadilla para la defensa racinguista. La única pega es que debe coger la forma para ser ese ‘puñal’ más minutos.
  • Veintiocho jornadas después, un penalti: Al iniciarse la vigesimoctava jornada, el Sporting era el único equipo de toda LaLiga SmartBank al que no le habían señalado un penalti a favor. Ocasiones las hubo, pero nadie las quiso ver. Eso acabó en El Sardinero y en una acción que si bien el colegiado no tiene dudas, las imágenes sí que las generan. Pero se señaló y Carmona, especialista en su ejecución, logró su segundo tanto en dos jornadas para cerrar el marcador y alejar al equipo de la zona de descenso.

Mazazo para el Oviedo

  • Mala primera parte. El Oviedo cerró un primer acto nefasto. Pocas veces se recuerda a un rival tan cómodo sobre el césped del Carlos Tartiere. El Alcorcón llevó en todo momento el tiempo del partido ante un equipo castigado por un tempranero gol en la primera acción ofensiva alfarera. Un tanto que hizo mucho daño a los azules, que apenas aparecieron por el área visitante a lo largo de los primeros cuarenta y cinco minutos. Después, llegaría el penalti, no exento de polémica, que pondría a los madrileños con un ventaja de 0-2 antes del tiempo de descanso.
  • El equipo despertó tarde. Tras el paso por vestuarios, el equipo mejoró notablemente. Pese a ello, la pesada losa que se arrastraba del primer acto fue insalvable. Los segundos cuarenta y cinco minutos arrancaron con un intercambio de golpes, pero fue el Oviedo quien logró hacerse con el control del juego. Los azules recortaron distancias desde los once metros y dispusieron de oportunidades para igualar la contienda. Pese a ello, la sensación que queda en la mente de todos es que no se puede regalar un tiempo entero de la forma que se hizo.
  • El lastre de encajar. Hay que remontarse al derbi para ver la última vez que el equipo dejó su portería a cero. Y ya han pasado doce partidos desde entonces. El gran problema de este equipo es la sangría de tantos que concede a sus rivales. Una situación muy preocupante que convierte a los asturianos en el equipo que más encaja de toda la categoría. Ahí está el primer punto a corregir. Si no se es sólido atrás, es muy complicado sacar algo positivo.
  • Jornada nefasta. La derrota del Real Oviedo frente al Alcorcón dejó al equipo muy tocado en la tarde-noche del sábado. Además, la jornada del domingo acabó por completar un fin de semana negro para los intereses carbayones. Victorias de Málaga y Sporting, que se alejan, y empates de Tenerife y Deportivo. Eso en zona de permanencia. Dentro del descenso, el punto sumado por el Albacete hace que los azules caigan a la decimonovena posición. Además, el triunfo del Lugo complica aún más las cosas en una semana decisiva para el futuro del club en la categoría y de su técnico, Javi Rozada. El encuentro del Anxo Carro se antoja decisivo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies