La Real sobrevive a Anduva y jugará la final

Los donostiarras vencieron a un Mirandés que luchó hasta el final

0
Mirandés 0 1 Real Sociedad

 

La Real Sociedad venció al Mirandés (0-1) en la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey y vuelve a una final copera treinta y dos años después. Un solitario gol de Oyarzábal desde el punto de penalti sirvió a los txuri-urdin para doblegar al conjunto burgalés. Los donostiarras ya esperan al vencedor del Granada-Athletic que se disputará mañana en Los Cármenes.

El resultado de la ida (2-1) dejaba la eliminatoria muy abierta para la vuelta. Anduva apretaba con un ambiente inmejorable y no cabía ni un ápice más de ilusión en el estadio burgalés. El conjunto local salió a morder, con el objetivo de marcar su gol lo antes posible. Sin embargo, las primeras ocasiones cayeron del lado visitante. Januzaj tuvo la primera a los siete minutos, con un cabezazo que se marchó por encima del larguero. El cuadro txuri-urdin era una amenaza cada vez que lograba juntar a sus jugones: Odegaard, Oyarzábal y Januzaj. Willian José probó suerte con un disparo lejano, pero Limones, muy atento, logró despejar el cuero. Januzaj volvió a intentarlo unos minutos después, pero volvió a fallar por poco. En el 40′, cuando más insistía la Real, Zaldúa se internó en el área y puso un centro al corazón del área. Malsa, en su intento de despeje, tocó el balón con la mano y Sánchez Martínez señaló penalti. Oyarzábal, con su pausa habitual, batió a Limones desde los once metros. La eliminatoria se ponía más difícil para un Mirandés que necesitaba dos goles para forzar la prórroga.

En la segunda mitad, la Real pudo sentenciar en la primera acción. Un jugadón de Januzaj acabó con un disparo del belga al travesaño. Al elenco de Iraola no le quedaba otra que tirarse con todo en busca de la remontada. Sin embargo, apenas fue capaz de inquietar a Remiro. Guduri recogió un rechace con el guardameta ya batido, pero la defensa vasca repelió su disparo. Matheus probó fortuna en varias ocasiones. La más clara fue un cabezazo que atrapó Remiro sin mayores problemas. En los últimos instantes, Merquelanz y Mario Bardo pudieron ponerle picante a la eliminatoria, pero sus intentos fueron en balde. Antes del pitido final, el colegiado anuló un gol a Isak por un fuera de juego muy justo. Pero nada iba a aguar ya la fiesta de la afición donostiarra, que vio cómo su equipo se metía en una final treinta y dos años después. La fecha, el 18 de abril. El lugar, la Cartuja. Allí espera ya la Real a su rival, que saldrá mañana de Los Cármenes.

 

Ficha técnica
MIRANDÉS
Limones; Alexander (Carlos Julio 61′), Onaindia, Sergio, Franquesa; Malsa, Guridi, Antonio Sánchez; Álvaro Rey (Mario Bardo 83′), Merquelanz; Matheus Aias (Antonio López 72′)REAL SOCIEDAD
Remiro; Zaldua, Arirz, Le Normand, Monreal; Zubeldia, Odegaard (Guevara 90′), Merino; Januzaj, Oyarzabal (Barrenetxea 78′); Willian José (Isak 66
Goles: Oyarzábal (p.), 40′.
Árbitro: José María Sánchez Martínez, Comité de Murcia. Amonestó a Alexander (31′), Álvaro Rey (72′) y Barco (83′) por el Mirandés y a Monreal (32′), Willian José (50′) y Zaldúa (91′).

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies