La Carrera Astur | Pk. 31: Oviedo y Sporting sonríen y respiran

Importante triunfo del cuadro carbayón en Extremadura en un encuentro clave en la pelea por la salvación. El conjunto rojiblanco, por su parte, golea a Las Palmas tras una segunda parte sensacional

0

Fin de semana perfecto para los dos representantes asturianos en Segunda División. Ya tocaba. El Real Oviedo abrió la jornada el sábado con un triunfo clave en Almendralejo. Los de Ziganda se llevaron tres puntos muy importantes tras doblegar al Extremadura en un encuentro muy serio donde los asturianos se mostraron sólidos atrás y muy efectivos en la parte de arriba. El Sporting, por su parte, también sumó una importante victoria ante Las Palmas. Y lo hizo tras una segunda parte sensacional donde el conjunto de Djukic pasó por encima de los canarios. Los rojiblancos ya suman seis puntos más que el descenso.

Una goleada con escaso fútbol

  • Un resultado engañoso: ¿El Sporting venció?, sí. ¿Lo hizo justamente?, sí. ¿Mereció de verdad ese resultado tan abultado? Habrá gente que diga que sí, pero lo cierto es que no lo mereció. Cuatro goles -que fueron seis si se cuentan los dos anulados- en un partido donde solo estuvo a un nivel aceptable durante cuarenta y cinco minutos. En la primera parte el cuadro rojiblanco perpetuó los malos minutos de la segunda parte en Ponferrada y solo la falta de acierto canaria evitó que al descanso no llegasen los de Djukic por debajo en el marcador
  • Letal con espacios: Pero en la segunda parte la historia fue diferente. La UD Las Palmas salió dormida, pues solo así se explica el ‘apagón’ que sufrió en seis minutos y que propició dos goles y otras dos buenas ocasiones entre medias. Esos minutos fueron los que realmente decidieron el duelo, pues después, con el partido roto el Sporting no tuvo piedad. Con espacios sus jugadores de mediocampo hacia adelante son letales, se sientes cómodos y además se gustan. Logró dos tantos más, pero ocasiones tuvo para más tantos.
  • El ‘lobo’ se gana su sitio: Uno de los grandes protagonistas del partido fue Álvaro Vázquez. El de Badalona despachó su mejor encuentro con la rojiblanca. En la primera parte estuvo más desaparecido. Aun así logró un gol que, eso sí, fue anulado por fuera de juego. Pero en la segunda el ‘lobo’ enseñó los dientes y mordió. Logró el primero, tuvo el segundo dos minutos después, que lograría al final aunque se lo anularían por fuera de juego. Pero además siempre ofreció una salida de balón, un desmarque y una ayuda extra para el equipo. Partido de sobresaliente de un delantero al que sacar ahora del once parece muy improbable.
  • El VAR sigue sin funcionar para las manos: Por cuarta vez esta temporada en El Molinón se permite a los rivales de los rojiblancos jugar con las manos dentro del área propia sin castigo alguno. Debe ser cuestión de azar, porque con el de Javi Castellano este domingo van ya cuatro penaltis por mano del rival rojiblanco de turno que se quedan sin castigo en el estadio gijonés. En otros campos no parece haber tanto remilgo para señalarlos, pero en Gijón debe estar prohibido para el cuadro local. O al menos eso parece.

Triunfo clave en Extremadura

  • Más que tres puntos. El triunfo en Almendralejo es mucho más que una simple victoria. Es de esos partidos en los que ganas ‘algo más que tres puntos’. El conjunto de Ziganda se impuso ante un rival directo en la lucha por la salvación. Pero, además, el Oviedo también logra imponerse a los extremeños en la diferencia de goles particular. Es decir, tres puntos que suman los azules, tres que deja de sumar un rival directo y uno más por esa diferencia de goles particular. Triunfo clave que permite al equipo pasar la semana fuera del descenso.
  • Protagonistas. En una de sus primeras ruedas de prensa como técnico del Real Oviedo, Ziganda señaló que ser protagonista no solo implicaba tener el control del balón, también defender y, en definitiva, dominar las áreas. Y en Extremadura, el conjunto asturiano lo hizo. Los carbayones se mostraron serios y sólidos en la parte de atrás. Apenas concedieron alguna opción a un equipo que anotó en el tiempo de descuento. También fue efectivo en la parte de arriba, donde dos zarpazos pusieron el encuentro de cara. El segundo, para enmarcar.
  • Sangalli guía al equipo. Precisamente, ese segundo tanto fue obra de Sangalli. El atacante del Oviedo se inventó un latigazo desde fuera del área que se coló por la escuadra. Un tanto de bella factura que puso el colofón a un partido sensacional. Y es que ante las ausencias de Borja y Saúl Berjón, que fueron suplentes, el extremo tiró del carro. Fue protagonista absoluto del triunfo. Que vuelva al nivel del principio de temporada es clave para este tramo decisivo.
  • No hay tregua. Probablemente sea la frase que el Oviedo y el oviedismo se lleva de Almendralejo. Cortesía de su entrenador, que es consciente de la importancia que tienen los próximos compromisos. El equipo puede sentirse muy orgulloso de lo hecho en Extremadura, y debe disfrutarlo, aunque no por mucho tiempo, ya que este fin de semana llega la Ponferradina. Además, lo hace coincidiendo con los actos del aniversario azul. Seguidamente será el Deportivo quien visite el Tartiere antes del derbi en El Molinón y la visita del Fuenlabrada. Un mes sin salir de Asturias que puede marcar el devenir del equipo. En definitiva, no hay tregua.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies