El Manchester United, a interrumpir el sueño del LASK

En medio de toda la conmoción por el coronavirus, el conjunto inglés vuelve a Austria, 20 años después, para visitar al sorprendente LASK. El subcampeón austriaco, revelación de la Europa League, afronta su histórico partido ante los "red devils" con el objetivo de conseguir un resultado que les deje con chances de avanzar en su odisea europea.

0

Con la incógnita del destino de los eurotorneos, el Manchester United se centra en la UEFA Europa League. Los de Solskjaer visitan a la sorpresa de la competición, el LASK, con el objetivo de obtener un resultado que los eleve hacia los 4° de final. En Austria 20 años después, los ingleses no  tendrán en el subcampeón austriaco un rival duro de roer, menos de local, donde han ganado sus 4 partidos en el torneo. Sin embargo, el equipo de Valérien Ismaël no podrán contar con la inspiración habitual de su hinchada, tras el anuncio de la UEFA de jugar los partidos sin público.  

Por demás está decir que todo lo acontecido por el COVID-19 afectará a la Europa League, de hecho, no esta lejos de posponerse para evitar más riesgos. Un golpe duro para todos los clubes que aspiraban en hacer algo grande en la segunda competición europea. Incluido un Manchester United venido a más y que tiene a este torneo como un segundo objetivo para lograr su pase a la Champions League. Las cosas no le pueden ir mejor al cuadro mancuniano hoy en día. Recientemente victorioso en el derbi ante el Manchester City (2-0), con una mejor situación en la tabla (5°) y un invicto de 10 partidos. Todo se resume en dos factores: defensa férrea (2 goles encajados) y Bruno Fernandes. Mucho ya se ha alabado al portugués, capaz de rebrotar las esperanzas dentro del United, hasta un Pogba que ahora medita quedarse.

Un novato del que cuidarse

Además que el luso aporte en lo futbolístico y anímico, este conoce muy bien al siguiente rival. Bruno enfrentó al LASK en la fase de grupos de la presente Europa League con el Sporting Lisboa. Jugó el partido en Portugal, donde anotó el gol de la remontada (2-1) en un sufrido choque. No jugó la vuelta, por sanción, pero vio como el equipo de Linz arrolló (3-0) a su ya exclub. El LASK terminó primero de su grupo, aplastando a otro grande de Europa como el PSV (4-1), por lo que no tendrá miedo de plantar cara a otro gigante como el United en lo que es ya su más larga aventura europea. Y eso ya es mucho para un club que volvió a la élite hace 3 años y que actualmente es lider de la Bundesliga austriaca (no la ganan desde la 64/65), con 3 puntos más que el Salzburg. Una hazaña tremenda.

Solskjaer, precavido

Consciente de las advertencias, Solskjaer se fía que el actual momento de su rival es de tomar en cuenta. «Es un equipo fuerte. Nos van a desafiar y estamos ansiosos por el juego», indicó. Además, señalo el hecho que «han vencido a grandes rivales como el Rosenborg«. Los consejos de su pupilo Bruno también son bienvenidos: «Me ha dicho que juegan un fútbol expansivo, utilizando mucho a su portero. así que será interesante». El noruego también reveló haber estado siguiendo la actualidad el fútbol austriaco, pero el mismo sabe cómo es el jugar contra estos equipos. Y es que, en su etapa de jugador «devil», disputó el partido contra el Sturm Graz (0-2) por la segunda fase de grupos de la Champions League 00/01. Experiencia en banco y campo no faltará a la expedición inglesa.

Atención especial al United

El proyecto construido por Oliver Glasner, ahora en el Wolfsburgo, lo continua Ismaël, que también dirigió a los lobos alemanes. El ex del Hannover esta superando barreras en el club blanquinegro. Llevándolo hacia la última ronda previa de la Champions (donde perdieron, 1-3 en el global, ante el Brujas, que fue apeado por el United en la ronda anterior) y a apunto de disputar su choque más histórico, el francés se muestra emocionado. «Es increíble jugar contra el Manchester United. Es la recompensa a nuestro trabajo y tenemos grandes ambiciones», afirmó Ismaël. El exjugador del Estrasburgo presta atención al duelo que deja del lado el jugar sin aficionados. «Duele jugar sin nuestros fanáticos, pero no nos debe afectar. Estamos ansiosos por este juego», sentenció el francés.

Y la excitación que es el jugar contra un club del calibre del cuadro rojo debe ser bien llevada por el LASK, que cuenta con bajas claves en su defensa. Por primera vez ante un rival ingles, el incierto rumbo del torneo invita a que si será, por el momento, su último partido europeo, lo dejen todo. Un aviso para el equipo de Solskjaer, que ha sucumbido en 2 de las 3 veces que ha llegado a 8° de final en la Europa League. Con la duda de Martial y Wan-Bissaka, el Manchester United tendrá que mantener su buena dinámica para seguir avanzando en un torneo que no ignoran. El ambiente será distinto, sin hinchas, algo que podría favorecerlos o, de lo contrario, inspirar a un rival que vive una odisea que no piensan terminar. Un peripecia que los «red devils» no temen arruinar en su camino a la mitad de la gloria europea.

Ficha técnica
LASK: Schlager; Ramsebner, Wrosty, Trauner; Ranftl, Michorl, Holland, Renner; Tetteh, Frieser, Raguz.
Manchester United: Romero; Maguire, Lindelöf, Shaw; Dalot, McTominay, Fred, Williams; Bruno Fernandes; Greenwood, Ighalo.
Árbitro: Artur Dias.
Estadio: Linzer Stadion, Linz, Austria.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies