La Formula 1 puede hacer algo más que coches rápidos

Ante la situación que se está viviendo alrededor del mundo por causa de la pandemia generada por la expansión COVID-19, es claro que un mundo como la Formula 1, tiene algo que decir y aportar desde su rol de ser un centro tecnológico e ingenieril ante una lucha que la sociedad ha de emprender: la detención del virus.

2

El COVID-19 nos ha traído una situación inédita. El mundo entero se ha paralizado y todos los esfuerzos humanos y económicos se destinan a acabar con la pandemia. Ante esto, el mundo de la Formula 1 y del deporte motor en general no es una excepción: los circuitos, las carreras, la producción y toda actividad cierran hasta próximo aviso. Ahora tenemos un problema mucho mayor.

Visto lo visto, y aunque saldremos de esta, no es de locos decir que el mundo no estaba preparado para esta crisis. En los grandes focos de infección, los hospitales están desbordados, los médicos de baja y el material es insuficiente.

Con esta encima, cualquiera que tenga una impresora 3D en casa puede (y debería) ayudar, aparte de quedándose en casa, con los diseños de mascarillas y respiradores disponibles online. Pero, ¿y si hubiese una industria en ‘stand by’ con una capacidad productiva infinitamente superior?

La Formula 1 puede hacer algo más que coches rápidos.
Los equipos británicos de la Formula 1, más Red Bull, podrían entrar en una cruzada contra el COVID-19 mediante la provisión de su tecnología. Imagen: AFP/Europa Press.

Un mundo a  máxima velocidad vs una pandemia que avanza igual

Cada fábrica de Formula 1 tiene una media de 600 trabajadores, rozando los 1000 las más grandes, además de plantas a mayores para los motores con medio millar de empleados. Puede no parecer una gran cifra a priori, cualquier filial pequeña de una multinacional la alcanza fácilmente, pero son y tienen capaces de diseñar y producir un coche cada año, cumpliendo todos los requisitos de seguridad y con actualizaciones constantes a lo largo de la temporada.

Aunque no tengan el potencial de una planta de fabricación en serie con miles de trabajadores, sí poseen una mayor capacidad para adaptarse y modificar su producción. Y por si fuera poco, la mayoría de escuderías colaboran con universidades y empresas dedicadas a la innovación. La sociedad suplica por ayuda desde cualquier manera, y la Formula 1, foco tecnológico, no puede desentonar en esta gran cruzada que afronta el planeta

La Formula 1 diseña, prueba y produce piezas y conceptos completamente nuevos en cuestión de semanas, o incluso días. En cuanto lo acaba, centra sus recursos en una nueva idea. 

La competición no sirve solo para entretenernos, es un campo de pruebas con una tecnología altísima que ha hecho nuestros vehículos y vidas mucho más seguras y sencillas; ahora, puede salvar vidas. En la lucha contra este virus toda ayuda es poca ya que los sistemas sanitarios se ahogan.

Y desde las fábricas, ¿Qué se está haciendo para ayudar?

En el Reino Unido, bajo el nombre de ‘Project Pitlane’, los equipos con sede allí se han unido para centrarse en producir sistemas de respiración asistida. En Italia, Alpha Tauri y Ferrari ya se centran en colaborar con la sanidad del país poniendo a disposición sus fábricas. 

Pero no solo se comprometen las fábricas de competición, toda la industria automotriz (que también ha frenado la producción) se ha volcado. En España, sin ir más lejos, tenemos ejemplos como la planta de Seat Martorell (aunque cerrada y con un ERTE) diseñoradores ha ingeniado un sistema de respiración asistida con motores de limpiaparabrisas y se ha puesto al servicio de la ciudadanía toda su tecnología de impresión 3D. O los trabajadores de Renault con la iniciativa ‘Renault al rescate’ imprimiendo mascarillas como locos.

Ante la situación que se está viviendo alrededor del mundo por causa de la pandemia generada por la expansión COVID-19, es claro que un mundo como la Formula 1, tiene algo que decir y aportar desde su rol de ser un centro tecnológico e ingenieril ante una lucha que la sociedad ha de emprender: la detención del virus.

Pasará mucho más tiempo del que nos gustaría hasta que volvamos a ver un coche en un circuito, y aún más para ver una carrera con las gradas llenas. Pero, consuele o  no, mientras tanto este mundillo que tanto nos gusta podría estar salvando vidas.

Imagen vía Twitter.com.

Si te ha gustado no dudes en dejar un comentario y seguirnos en Twitter (@hugoRP9 y @Motor_G3).

2 Comentarios
  1. Paz dice

    Saludos! Me gusta mucho este artículo, está bien escrito, me ayudó y lo recomiendo. Además, encontré uno para ganar dinero desde casa, tal vez sea útil para alguien: https://bit.ly/39LtwkM

  2. pinlpswuc dice

    очень интересно но чичего не понятно

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies