Roturas de Ligamento en Liga Femenina Endesa

0

La temporada, 2019-2020; actualmente parada, de la Liga Femenina Endesa; nos habría traído, buenas noticias. Como podrían ser, el regreso a España, de grandes jugadoras, que estarían en equipos Europeos; el incremento de equipos, que participarían, en competición Europea, además de la española; a lo que sumar, el atractivo para la afición, de la gran igualdad, entre los equipos que forman la parrilla, haciendo, que los resultados de cada partido, pudieran ser mayor incógnita, hasta la finalización.

Lamentablemente, no todo serían buenas noticias, para la temporada; y en esta ocasión, no estaríamos hablando del Covid-19, si no; de lo más temido, por cualquier deportista, las lesiones; más concretamente, las de Ligamentos Cruzados, una plaga, que habría dejado pocos equipos de la parrilla, sin verse afectados. Entre las jugadoras, que habrían sufrido lesión de ligamentos, podríamos recordar entre otras: María Gascón; Caliya Robinson; Ani Calvo; Leticia Romero; Yurena Díaz; María Felixova; María Pina, y Helena Oma, entre otras, se verían afectadas, por lesiones de ligamentos; en LF, y también, las habría en LF2; Gaby Ocete, también estaría unas semanas fuera de pista, por problemas en la rodilla; pero, en su caso, no sería por rotura de ligamentos.

Rumores

Tras semejante cifra de lesiones, en una misma temporada; y todas con un factor común, rotura de ligamentos, desconociendo, el tipo concreto de lesión, de cada jugadora, poco tardarían, las RRSS, a especular; culparían, a la modalidad de 3×3, (por el esfuerzo, y por el tipo de suelo), a la falta de descanso de las jugadoras, que no habrían tenido apenas, tiempo; por las diferentes competiciones estivales…. y un gran número de supuestos, diferentes, tan grande, como si preguntásemos, a los aficionados, de un único club, a nivel personal por su opinión, sobre la causa de las mismas; por ello, y para poder obtener y transmitir, «opiniones»;  especialistas, en lesiones, en el baloncesto, hablaríamos con Climent Viles, Jefe de prensa, de Cadí La Seu, Sedis Bàsquet, quién nos facilitaría la posibilidad, de entrevistar a Xevi Calm, (@Fisioxevic), fisioterapeuta, del mismo Sedis Bàsquet.

Entrevista

P- ¿ Xevi, ante tanta lesión esta temporada, y los rumores, que circulan por RRSS, como profesional que las tratas, piensas, que realmente, pueda estar relacionado, o más bien sea algo casual y fortuito?, ya que debemos suponer que entre jugadoras profesionales, y clubes de LF, las jugadoras, deben estar preparadas físicamente para que la falta de descanso no sea motivo de lesión.

En primer lugar, indicar, que lo que podría informar, sería más bien, una opinión personal, fundamentalmente, por el desconocimiento de cada caso concreto; pero si bien es cierto, que cuando empezarían, a surgir, estas lesiones de ligamento, por RRSS, se podría ver, todo tipo de especulaciones, como las citadas anteriormente, sí, serían factores, descritos como posibles causas, o factores de riesgo; pero pienso, que en ningún caso, podríamos achacar, esta «plaga de lesiones de ligamento», a estas circunstancias.

Podría existir, quizás; relación, en algún caso concreto, pero desconozco, la situación de cada jugadora, (como profesional, a nivel de lesión); de tantas lesiones de ligamento, podría darse el caso, de alguno concreto, que se podría atribuir, a la sobre carga de alguna jugadora; pero para nada, tan alto número de lesiones de ligamento, podríamos decir, que son culpa, del 3×3, o de haber jugado; con sus respectivas selecciones durante el verano.

Valoraciones con el cuerpo técnico

(continúa explicando), que; cuando empezarían, a surgir, un cierto número de lesiones de ligamentos, lo comentarían y debatirían entre el Cuerpo Técnico del Sedis Bàsquet, pero, encaminados a otras causas, pero como hipótesis; ya que no se habría realizado ningún estudio clínico, entre las diferentes jugadoras, para poder establecer una relación, pero analizando, las jugadoras lesionadas, encontraríamos casos, en los que sí, habrían tenido algún tipo de competición estival, pero otras no; por lo que para nada, personalmente, se podría decir que todas las lesiones serían por esto, sería absurdo!, nosotros, dice; valorábamos con el Cuerpo Técnico, que más bien, fuera una casualidad, una mala racha que se daría, y también, hablaríamos de lo contrario a lo que me planteas tú.

En lugar de » exceso; de», «falta de». Me explico, la LF, es una Liga corta, lo que hace, que haya jugadoras, que estén en post temporada o fuera de temporada, desde abril, hasta agosto o principios, de septiembre; varios meses, sin entrenar, ni competir; durante el verano, las jugadoras se cuidan, intentan entrenar y mejorar aspectos físicos, pero al final; son muchos meses, sin entrenar con el equipo, y sin competir; lo que también podría ser uno de los motivos.

Pese a que otros años, en verano las jugadoras no compiten, y puede no haber lesiones, o haber muchas menos, es difícil, establecer, una relación factor causa; pero sí hablábamos, que tanto tiempo sin competir, no favorece para nada a las jugadoras, de cara a afrontar, una temporada, con muchos partidos, especialmente, los equipos que tienen doble competición, por lo que en este sentido, nosotros siempre decimos, que ojalá, la Liga; durase dos meses más, y las jugadoras estuviesen más tiempo compitiendo.

Esquema de las partes de la rodilla

Pregunta 2

P. Existe algún motivo, o supuesto; que pueda influenciar más a este tipo de lesiones de ligamento, como algo que pueda hacer de manera habitual una jugadora, y la haga más susceptible a padecer este tipo de lesiones; tengo entendido que las mujeres son más propensas que los hombres por su constitución física, ¿es cierto?

R. Sí existen factores de riesgo, a sufrir una lesión de ligamento cruzado; pero son muy variados; pudiendo decir, que los estudios indican que las jugadoras jóvenes, tienen mayor probabilidad; se podría considerar, el tipo de suelo, incluso hasta el diseño de la suela de las zapatillas, según estudios; luego estarían los factores anatómicos; como puede ser el tamaño de la escotadura intercondilia, de la rodilla; que en el caso de la mujer sería más estrecha, el diámetro del propio ligamento, que también sería menor en las mujeres.

El ángulo Q

Sería el existente entre la rodilla y la cadera, siendo, en el caso de las mujeres; un ángulos de más grados, lo que implicaría mayor tensión en la rodilla, mayor valgo; que es un factor que aumentaría la posibilidad de lesión en el ligamento.

También, podríamos hablar del factor hormonal, ya que en ciclos menstruales, habría mayor disposición, a lesiones musculares; tendinosas y ligamentosas, incluso hay estudios, que indican, que justo la semana posterior, a la menstruación, existe, una mayor laxitud de ligamentos, lo que predispondría, a sufrir una lesión.

Otro riesgo serían, las lesiones previas, ya que una jugadora, que hubiera sufrido una lesión previa, en su caso, el riesgo sería mayor, que el de una jugadora que no la ha sufrido; otro factor importante, serían los déficit de fuerzas, o los desequilibrios musculares, una jugadora, que no tenga la preparación física muscular en la rodilla; para una competición, o unos entrenamientos, que implican ciertos movimientos, como podrían ser; saltos; caídas; giros; cambios de dirección, frenadas; supondrían, un factor de riesgo importante.

Podríamos incluir un factor que determinaríamos como económico; en cuanto a jugadoras, que estén en equipos, con recursos médicos, y de preparación física para poder valorar y evaluar la condición física, serían capaces, de detectar, posibles alteraciones, o factores de riesgo, entre sus jugadoras, y poder trabajar para mejorarlos; y por el contrario, los equipos que carezcan de esta infraestructura, pueden carecer de información importante, para el trabajo preventivo; teniendo en cuenta, que hablando de baloncesto, se realizan movimientos, que generan mayor estrés en la rodilla que en otros deportes.

Pregunta 3

P. ¿ Existe, algún tipo de ejercicios; previos a los entrenamientos, o posteriores; que sean específicos y que se utilicen para intentar prevenir este tipo de lesión?

R. La prevención, es uno de los puntos, en el que más podemos incidir, para intentar evitar, prevenir, o reducir lesiones, hay factores de riesgo, sobre los que no podemos actuar, principalmente, los anatómicos comentados anteriormente; pero si trabajar, en una adecuada preparación física; corregir, déficit de fuerza; o desequilibrios musculares, sobre todo, entre cuádriceps e ísquios, y el trabajo, que podemos hacer, de recepción de saltos; corregir como la jugadora realiza, cambios de dirección; aceleración, y sobre todo; des aceleración; la frenada. El trabajo preventivo, está muy orientado a estos factores.

Evidentemente, existe mucho trabajo de prevención, para otro tipo de lesiones, que no sean de ligamentos, y que se basan, en que la jugadora, tras el esfuerzo de un partido, sea capaz de recuperar la fuerza, para poder afrontar el siguiente partido; afortunadamente, cada vez, los equipos, están más preparados, y nos ayuda, al control de las cargas, que son muy importantes poder controlar, para evitar, cualquier tipo de lesión, incluida las de cruzado.

Estructura en la prevención

Nosotros, la forma de estructurar la prevención, lo primero y más importante, es la valoración médica, que podemos hacer; cuando la jugadora llega al club, entre el equipo médico, preparador físico, y fisios; antes de comenzar pre-temporada, todas las jugadoras; pasan una revisión médica, rutinaria, y unos tests físiscos, entonces, hacemos nuestros tests de valoración, para detectar, lo ya comentado; alteraciones, déficits, que se pueden trabajar y corregir, la pre temporada; es una parte fundamental, para trabajar, todos estos puntos, ya que se dispone de más tiempo, y hay menos estrés competitivo; lo que nos permite trabajar, con cargas más altas. Y durante la temporada, en función, de si se disputa una o varias competiciones, utilizamos, el tiempo entre semana, para trabajar y corregir estos aspectos, frenadas; caidas, y otros aspectos que consideremos que se ha de mejorar.

Pero, para ello es muy importante, hacer una gran carga en pretemporada, y durante la temporada, ir incidiendo, en estas pequeñas cargas, para seguir trabajando en la prevención; intentamos, que el trabajo; sea lo más individualizado posible, pero, esto también; dependerá de los recursos si son limitados en cada club, que no permitiría medir con la precisión que nos gustaría; pese a ello, lo mejor es hacer un trabajo individual y personalizado, pero siempre sería mejor, hacerlo global, que no hacerlo.

Protocolo FIFA Eleven Plus

Existen protocolos, como el FIFA 11+, que es un protocolo que diseñó FIFA, puesto que en el mundo del fútbol hay más recursos que en otros deportes; y consiste en varios ejercicios, que se usa, y está probada su eficacia, a la hora de reducir el número de lesiones, y está basado básicamente, en realizar un trabajo, en el calentamiento, a parte de este protocolo, está el trabajo individualizado, hay casos, que no se utiliza el protocolo tal cual, si no que se adaptan algunos ejercicios a la jugadora.

Pregunta 4

P. Una vez producida la lesión, que sucede en la rodilla lesionada, y que tratamiento, sigue antes de la operación, en que consiste la operación, y que se hace tras la misma hasta la vuelta a la pista

R. Cuando se produce una lesión de ligamento cruzado anterior, podríamos decir, que hay tres opciones; que haya una distensión del ligamento, es decir; el ligamento se estira, pero no llega a romperse; o que haya una rotura parcial, o que haya una rotura completa; también, podríamos encontrarnos, con una afectación sólo del cruzado, que exista afectación también del lateral, o que haya afectación del menisco; lo que es conocido como » la triada», y en función, de cual de las opciones, sea la que se ha producido, la intervención, variaría un poco; pero lo que le sucede a la rodilla, es que pierde su funcionabilidad y estabilidad, y tras unas semanas de trabajar en la recuperación, la jugadora, podría andar, incluso hasta correr, pero no podríamos poner en esas condiciones a una jugadora, si tuviera una rotura completa, al nivel que exige la competición.

Imagen rotura total Ligamento Cruzado Anterior (LCA)
Preparación para la intervención quirúrgica

Una vez, tenemos el diagnóstico, el trabajo; consistiría, en preparar, que la rodilla llegue al quirófano, lo mejor posible, es decir, que no esté inflamada, o lo menos hinchada posible, e intentar, que la rodilla, recupere su funcionabilidad y estabilidad, e intentar hacer, un trabajo de fuerza, lo antes posible; ya que según demuestran estudios, si la rodilla, está un tiempo, sin hacer trabajos de fuerza, harían que bajase su musculatura, y eso retrasaría la recuperación, tras la intervención. Por lo que básicamente, se trabaja, en que la rodilla lleve a quirófano, en las mejores condiciones, puesto que facilitaría, la intervención, y su posterior recuperación.

Intervención quirúrgica

Lo que se haría en la intervención, sería, sustituir el ligamento roto, por una plastia; esta, podría ser de diferentes tipos, uno de ellos, sería usar una plastia, de la propia jugadora, en cuyo caso, lo que se haría, sería coger, un fragmento, de tendón rotuliano, o del tendón, de los músculos isquiotibiales, concretamente, del recto interno; y del semi tendinoso; estas, serían las dos plastias más utilizadas, pero; también existirían plastias, procedentes de banco de órganos, y artificiales o sintéticas (prótesis).

Las primeras, al ser propias, son las más utilizadas, y las que mejor resultado dan habitualmente; la elección de plastia, siempre dependerá del cirujano, quienes, suelen conocer varias técnicas, pero pese a ello, cada cirujano se encontraría más cómodo, y dominaría más una técnica, entre rotulianos o isquios, y la que mejor domine, será la que utilice; el consejo que doy siempre, es que el cirujano es quien te tiene que operar, y sabe lo que debe hacer, por lo que debe ser él quién decida de donde coger el fragmento para hacer la plastia.

Xevi Calm, fisio del Club Sedis Bàsquet tratando a pie de pista.
Fuente de imagen: Agustì Peña (@agustips)

Post operatorio

El primer objetivo, tras la operación, es reducir, la inflamación, que implica la cirugía; el segundo paso, sería, recuperar, la movilidad, de la rodilla; especialmente, la flexión y la extensión, que es, lo que en ocasiones, genera más dificultad; pero lo más importante, ya que una rodilla que no se estire del todo, dará problemas, a lo largo del proceso de recuperación; luego, habría que recuperar, la capacidad, de trabajo; de la musculatura.

Habría que tener en cuenta, la plastia utilizada por el cirujano, ya que dependiendo del tendón, que la hubiera realizado, hará que ese tendón, esté más débil, las primeras semanas, por lo que habría que trabajar esa zona con más cuidado; y progresivamente, ir aumentando los trabajos de fuerza, y de capacidad de contracción, de los diferentes músculos, de todo el tren inferior, gemelos, glúteos, y también de tronco; brazos…, para aprovechar, que la jugadora, está sin competir, para trabajar y fortalecer todo el cuerpo.

Contacto con el balón y la pista

También se hace, un trabajo, cardio vascular; para que la condición física, vaya mejorando, y llegue; en las mejores condiciones posibles a la pista; y una vez, se consideran unos niveles de fuerza aceptables, hay que reentrenar la marcha; la carrera, trabajar, posibles alteraciones en la coordinación; e ir evolucionando, con saltos; movimientos de cambio de dirección; giros; desplazamientos; e ir orientando el trabajo, a los movimientos, que tendrá que reproducir en la pista. Luego, se entrenaría en pista de modo individual, y de juego sin oposición, ejercicios de tiro, ruedas, aspectos tácticos, sin defensoras, y el último paso sería, introducir, a la jugadora, a entrenamientos con el equipo; hasta llegar el momento de ir tolerando situaciones de carga, más elevadas.

Se intenta introducir el trabajo con balón, lo antes posible, para que no pierda e contacto con éste, pero previamente, hay trabajo que no se puede hacer en pista, y que se hace más monótono; porque la jugadora, lo que quiere, es tocar balón cuanto antes, y pisar la pista; por lo que intentamos, que ese factor psicológico, dar confianza y ayudar, puesto que hay jugadoras que vuelven con algún miedo, o inseguridad y hay que trabajar por quitárselo, haciendo también un trabajo psicológico; y hay jugadoras, que vuelven, sin ningún miedo, y quieren volver lo antes posible.

Tiempo de recuperación.

El tiempo de los plazos, ha ido variando, hace unos años; parecía que había una competición, por ver, quién volvía a competir antes, y los plazos, se movían en torno a los seis meses; afortunadamente, cada vez más, se está trabajando con plazos mucho más largos, hablamos de 8 o 9 meses, para volver a competir, no quiere decir, que la jugadora que se ha lesionado, no haya estado entrenando ya, con el equipo; como se ha visto antes, pero, ahora mismo; en ningún caso, se aconseja, hacerlo antes de estos 8 o 9 meses, por un sencillo motivo, cada mes de espera por competir, el porcentaje de posibilidad de recaída, se reduce considerablemente.

Luego hay que tener en cuenta, si es una primera lesión, o es una jugadora, que ya ha tenido lesión de ligamento, en la misma rodilla; ahí los plazos, se alargan un poco más, por el mismo motivo, pese a ello, el proceso de toda la rehabilitación determinará, cuando podrá volver a pista; no existen dos recuperaciones de cruzado iguales, por lo que hay, quien ha vuelto a pista en plazos, y hay quien ha necesitado más tiempo de recuperación; es muy importante respetar los plazos, ya que durante los dos primeros años, existe la posibilidad de recaída en la misma rodilla.

Pregunta 5

P. Tras todo esto, y la cantidad de lesiones durante la temporada, como profesional, cual sería tu opinión, de lo que podría haber sucedido

R. Bueno, Rafa, como te comenté, al principio; sin conocer personalmente, las circunstancias, de cada lesión, y de cada jugadora; es difícil, hacer una valoración, pero quiero pensar, que se trata de una casualidad, recuerdo, hace muchos años, en el fútbol masculino, hubieron; muchas lesiones de ligamento, y generaron debate, se habló de mucho, pero al final, los factores de riesgo, son los que hay, y las intervenciones, que se hacen para intentar reducir estas lesiones, van evolucionando, pero no creo que haya una relación, o una causa concreta, que explique; porqué, esta temporada, han habido tantos casos.

Habría que hacer un estudio de todos los casos, y ver si hay alguna relación, entre todas las lesiones, que creo han sido, 6, 7 u 8; pero conociendo un poco por encima lo que conozco, no encuentro, una relación directa, más que una casualidad, que este año se ha dado así, y sólo espero, que no se repita la temporada que viene, y que retomemos las cifras habituales, dentro de lo asumible y normal.

 

Agradecer a Xevi, así como al club, Sedis Bàsquet (Cadí La Seu), y Climent Viles, por permitir, que nos pudiera conceder esta entrevista, y poder conocer algo más, sobre las lesiones que tantas jugadoras han sufrido esta temporada, y que pocos equipos no se han visto afectados.

 

Síganme en @Rafacer75

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies