Jorge Lorenzo no se calla ante Giacomo Agostini

El piloto balear respondió con mucha dureza las críticas del ex-campeón del mundo italiano

0

Todo comenzó con unas declaraciones duras, pero que no parecían ni mucho menos perversas, de Giacomo Agostini sobre Jorge Lorenzo. El italiano criticó el paso del piloto balear por Honda y Ducati, a lo que Jorge Lorenzo contestó en sus redes sociales. Por la razón que sea, el italiano no supo parar y elevó el tono de crítica contra Lorenzo diciéndole que «la verdad duele, ¿cuántas carreras ha ganado en dos años?».

Parecía que el tema se había quedado ahí. El italiano no profirió más declaraciones y parecía que Jorge Lorenzo no le contestaría, pero si lo ha hecho. Con argumentos, datos y elevando el tono aunque siempre sin faltar al respeto ni bordar esa barrera que sí hizo Agostini. Fue a través de sus redes sociales que Jorge Lorenzo colgó el siguiente texto.

Espero algún día, no tener que lidiar con las nuevas generaciones quedándome fosilizado en los recuerdos de mis victorias, comparando el futuro con mi pasado y diciendo: ‘Yo en mis tiempos…’ Creo que lo que el señor Giacomo Agostini debería entender es que cada época del motociclismo tiene su historia. Cada campeón tiene su importancia en el contexto en el que vivió, tanto en lo que respecta a sus rivales como a la tecnología.

Por ejemplo, si bien en los años 60 se corría en circuitos con nivel de seguridad muy bajo. Muchas veces la diferencia entre la moto mas rápida y la mas lenta rondaba los 10 segundos. Algunos pilotos disfrutaban de tal ventaja que podían permitirse el lujo de correr (y ganar) en varias categorías el mismo año.

Aunque la tecnología ya avanzaba, todavía quedaba a años luz de la actual (hablamos de motocicletas de llantas de radios y frenos de tambor). En las ultimas décadas, tanto los circuitos como la tecnología han avanzado enormemente. Con la centralita única y el monógama se ha conseguido un gran equilibrio entre todas las motos. Las fábricas buscan cualquier pequeña ventaja que les haga vencer a sus rivales y muchas de las victorias se consiguen por escasas milésimas.

Cuando tras 45 minutos de carrera, un segundo separa al primero del quinto, significa que cualquier pequeño detalle es necesario para obtener algo de ventaja y poder ganar. En tal contexto, detalles como un vértice aerodinámico, un ajuste en el mapa electrónico o unos bordes en el deposito se convierten en determinantes para tal propósito.

Por el contrario, cuando la diferencia se mide en decenas de segundos, minutos o incluso vueltas, los pequeños detalles se vuelven insignificantes. Y si, también puedes quedarte satisfecho con una ergonomía imperfecta. Y esto, querido Giacomo, sí que es una verdad irrefutable.

Por eso, cuando alguien (que conoce circunstancias y hechos), afirma que no obtuve resultados en Ducati, no puedo dejar de sorprenderme.

Con todo el debido respeto, creo que recurrir al «Yo en mis tiempos…» o al puro «resultadismo» para valorar la capacidad de un campeón de la época moderna, me parece una banalidad.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies