Ejercer presión interna, liberarse de presión externa

Viejo fantasmas visitaron el sábado Balaídos, a falta de público

0

Semana clave para el conjunto olívico con la visita este miércoles al Estadio José Zorrilla y con el duelo en Balaídos del próximo domingo ante el Alavés. Blanquivioletas y babazorros se hallan con 32 puntos en la tabla, con 6 sobre los gallegos y con la inercia de esta dinámica frenética para sacar los guarismos que le restan para la permanencia. Y esta dupla de encuentros es el preludio de una semana complicada, como es la de San Juan, con la visita al complicado Reale Arena y el recibimiento al líder de la competición el sábado 27 a las 17 horas, veremos si con una temperatura adecuada o no.

Celta, this week

Un Celta, que no puede fiarlo todo siempre al milagroso Iago Aspas para salvar las temporadas, a quien cada vez le resulta más difícil obrar la proeza sin la ayuda de sus compañeros. El sábado pasado presenciamos a distancia un pésimo encuentro céltico ante el Villarreal, donde no se disparó en 90 minutos entre los 3 palos de la meta de Sergio Asenjo; algo que ni ocurría en los estertores de Fran Escribá en el banquillo pontevedrés, pese a partidos para olvidar como los 0-1 ante el Getafe de su despedida o con la Real Sociedad una semana antes o los 2-0 en tierras vascas ante Eibar y Alavés.

Hay que añadir el handicap de obtener la preciada salvación a puerta cerrada, todo lo contrario que en la última media decena de duelos en Balaídos del curso anterior (A Nosa Reconquista), donde el «seareiro celtiña» desarrolló un papel fundamental alentando a los jugadores, para entre otras, salvar el 0-2 del propio Villarreal, para sobreponerse por 3-2, otra remontada ante la Real Sociedad 3-1, el vital 2-1 al Girona, el 2-0 a un Barcelona campeón y el 2-2 ante el Rayo Vallecano en la amarga echada de telón liguero. Ocho goles de Iago Aspas fueron determinantes en esos 450 minutos de juego, que le llevaron a su tercer Trofeo Zarra consecutivo.

Quizá los celestes necesitaron ese empuje del respetable en esta anómala vuelta a la competición, ya que quedó reflejada tanto carencia de intensidad, como falta de rodaje en muchos jugadores. En contrapuesta, el rival no parecía haber sufrido 3 meses de parón de actividad y daba la sensación como si jugasen al ritmo esperado para el 14 de marzo -fecha inicial del envite-.

En esta jornada, la escuadra viguesa jugará «previsiblemente» sin presión, ya que los 3 conjuntos que tiene por debajo (en descenso), lo hacen a domicilio ante conjuntos de zona europea. De nada valen pinchazos de rivales directos, si luego sobre el césped a la hora de la verdad, se carece de la intensidad necesaria para salir del bache, sin emplear el mismo oficio que tus contrincantes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies