Celta y Valencia no quitan la vista de Hirving Lozano

Ambos le pretendieron en el pasado y dado que Gattuso no cuenta en el Nápoles con él una salida en el próximo mercado puede ser factible

0

En el verano de 2017, el Celta estuvo muy interesado en el fichaje de Hirving Lozano (Ciudad de México, México, 30 de julio de 1995). Entonces, el ‘Chucky’ como le llaman en México donde es uno de los mayores peligros de la selección azteca, el Pachuca mexicano pidió una cifra desorbitada y el Celta desechó la operación. Dos años más tarde, el PSV, que había pagado cerca de 13 millones de euros por él, lo vendió al Nápoles por cerca de 40 millones. Una cifra que el Valencia, interesado en el jugador, no pudo asumir.

Entonces, el ‘Chucky’ Lozano estaba llamado a ser uno de los estandartes de este Nápoles. Pero la temporada se torció tanto que ha acabado apartado del equipo. Ha disputado 28 partidos, con unos discretos números de tres goles y dos asistencias. Pero la llegada de Gennaro Gattuso al banquillo napolitano poco menos que ha sido su sentencia. Hasta hoy, con menos protagonismo, seguía contando, pero el técnico italiano ha agotado la paciencia. La semana pasada, antes de la Copa de Italia, le apartó del equipo. Cuestionado por ello, Gattuso justificó la decisión.

«Cualquiera que esté cansado o no tenga ganas, puede quedarse en el vestuario y perder un día de entrenamiento. Todos saben que conmigo tienen que ir al 100%. Sé que cuento con jugadores importantes, pero tengo que tomar decisiones funcionales. Lozano es muy bueno, pero por cómo quiero jugar yo… Hablé con él, puede jugar de extremo, pero ¿puede garantizarme el trabajo defensivo? ¿O alineo a él y pongo en dificultad al equipo?.  Sé que a nivel de negocio económico no me estoy portando bien, pero yo tengo que tomar decisiones», declaró sin pelos en la lengua.

Un traspaso es inviable, pero una cesión…

Es evidente que ni celestes, ni mucho menos el Valencia que va a tener que vender para cuadrar su balance, podrán optar a su traspaso. El Nápoles lo tiene bajo contrato hasta 2024 y no facilitará una venta de un jugador, más cuando se ha devaluado mucho esta campaña y no podría recuperar lo invertido. Pero dada la decisión tomada por el entrenador del cuadro napolitano una salida en forma de cesión no parece nada irreal. A través de esa fórmula ambos sí que podrían intentar lograr un fichaje que ya persiguieron en el pasado, pero que sus economías impidieron.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies