El Mirandés lo intenta, y el Oviedo lo consigue

Victoria por la mínima y de penalti del Real Oviedo que suma tres puntos vitales para la permanencia ante un Mirandés que tuvo las ocasiones pero no el gol

0
Real Oviedo
1 0 Mirandés

 

La primera llegada del Mirandés al área azul acabó con la caída de Marcos Andrés, tras tropezarse con el balón que le sirvió Álvaro Rey. Poco después darían los rojillos el primer aviso. Álvaro Rey recibióun pase de Sangalli en carrera y soltó un latigazo con la derecha que Lunin despejó a córner. Los hombres de Andonio Iraola se mostraban más cómodos sobre el campo en los primeros compases del partido, aunque no lograban entrañar peligro.

A balón parado lo intentó el conjunto carbayón. El balón colgado por Tejera lo cabeceó en el punto de penalti Ibra, pero el delantero azul no logró darle fuerza al esférico, mandándolo directo a las manos de Limones. Tremendo detalle de calidad el que tuvo Marcos André en el 22′. Recibió un balón largo de Carlos Julio en el lateral del área grande y se zafó de Arribas y Mossa con una espuela preciosa. Finalmente llegó Grippo para despejar y forzar el saque de banda.

Partido bastante trabado en el Tartiere. Seguían dejando toques individuales de calidad los rojillos que acumulaban saques de esquina. Al Real Oviedo le costaba ganar metros con el balón jugado, por lo que tenía que recurrir a darla atrás para iniciar desde cero la jugada. En el 36′ la mandó a las nubes Marcos André. Buscaba Álvaro Peña al delantero brasileño en profundidad y este, escorado a la derecha del portero, se zafó de su marca con una bicicleta y chutó buscando sin éxito la escuadra contraria.

Al filo del descanso, Ortuño se revolvió en el lateral del área grande y buscó a Ibra Baldé, que llegó al balón antes de Álvaro Peña y este terminó pisándole. Señaló penalti el colegiado y llegó el gol. No le tembló el pulso a Alfredo Ortuño, que ejecutó la pena máxima a la derecha del portero. Golpeo seco y raso que adivinó Limones, pero no pudo evitar el tanto. 

Jarro de agua fría para un Mirandés que se iba al vestuario perdiendo habíendo sido mejor en el primer tiempo.

Al igual que ocurriese en la primera mitad, los minutos iniciales del segundo tiempo fueron propiedad del Mirandés que avisó con un disparo de Marcos André y con otro seco de Criseting que obligó a Lunin a meter la manopla para desviar a córner. Impidió Mossa en el 60’que el Mirandés dispusiese de una segunda ocasión con un balón muerto, echando por la vía de fondo el esférico.

Se paró en el 63′ el juego y tuvieorn que entrar las asistencias para atender a Limones e Ibra. El guardameta salió de puños para intentar despejar el centro de Borja Sánchez desde la izquierda, mientras que Ibra metía la cabeza para el remate, chocando la frente del delantero azul con el pómulo del guardameta. No pudo continuar ninguno. El peor parado, Limones, que tuvo que abandonar el campo en camilla y con un collarín puesto.

Seguía dando avisos el Mirandés que merecía un gol que se le resistía. La tuvo Matheus. Nada más salir al campo, el atacante paulista encaró  en el área grande y disparó al palo corto pero la pierna de Grippo evitó el gol y mandó la pelota a córner. Poco después sería Marcos André, el delantero del Mirandés se zafó de la marca de Arribas en el córner pero terminó mandando el balón a las nubes. Estaba a pocos metros de la portería pero le botó el esférico justo antes del disparo.

Tras la pausa de hidratación, otra para el Mirandés, Centro desde la derecha de Alexander y Marcos André, entrando en carrera por el palo largo, se elevó y la manda fuera con el interior del pie. No estaba siendo el día del atacante rojillo. Con ímpetu pero sin acierto lo intentaba el Mirandés ante un Oviedo que estaba sufriendo bastante en las transiciones. Se le iba a hacer largo el partido al bloque local.

Se le agotaba el tiempo al Mirandés en el Tartiere. Por mucho que lo intentaba se cerraba bien el Oviedo. En el último suspiro se paró el juego por un posible penalti pero no lo señaló finalmente el colegiado. Los tres puntos sabían a oro en Oviedo que daba un paso importante en el camino a la salvación ante un Mirandés que fue mejor pero no tuvo gol.

Ficha técnica
Real Oviedo:  Lunin; Lucas, Grippo, Arribas, Mossa; Luismi, Tejera; Sangalli, Borja Sánchez (Bolaño, min 87); Ibra Baldé (Lolo, min 68)  y Ortuño (Obeng, min 96)
Mirandés: Limones (Raúl Lizoain, min 68); Carlos Julio (Alexander González , min 62), Sagnan, Crisetig (Ohemeng, min 84), Kijera; Malsa, Álvaro Peña (Matheus Ais, min 68); Álvaro Rey, Merquelanz; Íñigo Vicente  (Joaquín, min 62) y Marcos André
Goles: 1-0, min 41: Ortuño (penalti)
Árbitro: Iosu Galech Apezteguía (Colegio Navarro)). Amonestó a Carlos Julio (min 16)
Incidencias: Partido correspondiente a la 37 jornada de LaLiga SmartBank disputado en el Carlos Tartiere, Oviedo

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies