El Espanyol ya piensa en que no haya quinto malo

El Espanyol solo ha estado cuatro temporadas en toda su historia en Segunda y en todas ellas logró el ascenso a la primera

0

Tras consumar el desastre del descenso el miércoles en una campaña más que nefasta para olvidar y que supone el mayor desastre en la historia centenaria del club, todos los actores quieren pasar página pronto. Toca pensar ya en clave de plata, donde el Espanyol cumplirá en la 2020/2021 su quinta temporada en la historia -las otras 85 han sido en Primera División-. Resistió, como uno de los clubes fundadores de LaLiga, hasta 1962 sin descender.

Aquel fue el primero de los cinco que ya atesora hoy en su historia. Además de los actual y el ya mencionado los otros acontecieron en 1969, 1989 y 1993. Han sido un total de veintiséis años sin saber lo que es volver a la Segunda División, pero desde septiembre, cuando la temporada arranque es lo que toca. Serán 42 jornadas, con quizá cuatro partidos más de play-off si fuesen necesarios, para intentar lograr lo que se hizo en las cuatro ocasiones anteriores; volver a la primera.

1963: la promoción frente al Mallorca

Y es que si algo ha hecho bien el cuadro perico a lo largo de su historia es reponerse rápido y bien de un descenso. En 1963, el cuadro que entrenaba Heriberto Herrera  tuvo que sudar tinta para subir tras una durísima promoción frente al RCD Mallorca que, tras los dos equipos venciendo como locales por 2-1, requirió de un partido de desempate que se llevó el cuadro perico gracias a un gol de Idígoras.

1970: el ascenso goleando al Ilicitano

Seis años después el Espanyol se volvió a dar de bruces con la segunda categoría. Pero volvería a ascender en solo un año como tercer clasificado acompañando al Sporting de Gijón (entonces Real Gijón) y al extinto CD Málaga. Le sobró una jornada al cuadro que comenzó entrenando Fernando Riera, pero que terminó Rafael Iriondo. El ascenso se logró al vencer en la penúltima jornada al Ilicitano por 7-0 en Sarriá.

1990: la interminable tanda de penaltis

Hubieron de pasar dos décadas para que el Espanyol volviese a descender. Tan solo un año después de proclamarse campeón de la Copa de la UEFA, los pericos se vieron en Segunda tras una convulsa temporada en la que se vieron superados por el Mallorca en la promoción y descendieron. Pero como en las anteriores ocasiones, solo hizo falta un año para volver. La temporada en Segunda no fue buena, pero acabando quinto, sirvió para jugar la promoción de ascenso ante el CD Málaga. En la ida en Sarriá se ganó 1-0, pero en La Rosaleda se perdió 1-0 y hubo de irse a los penaltis. Tras 18 lanzamientos desde el punto de penalti, Albesa selló el ascenso

1994: Campeones con Camacho

Solo tardaría cuatro años el Espanyol en volver a descender. Tras un fatídico año con Díaz Novoa, el equipo bajaría. Llegaría José Antonio Camacho al banquillo y la temporada fue sobre ruedas. Se ganaron 20 partidos de los 38 disputados, se subió como campeones y sobrando tres jornadas. Aquel equipo aún es recordado por los aficionados más veteranos como un gran equipo que pasó como un buen vendaval por aquella complicada categoría de plata.

Ahora, con los cuatro precedentes anteriores como prueba, el Espanyol quiere volver a lograr el ascenso en un solo año. Contará con ello con un presupuesto y tope salarial de auténtico récord en la categoría de plata. Algo que, está claro, no da el ascenso solo, pero que ayudará y mucho para hacerlo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies