Querer y no poder

El Barcelona, por enésima vez, vence pero no convence

0
Real Valladolid 0 1 FC Barcelona

 

Quique Setién muestra partido tras partido que intenta darle a su equipo tanto ventajas tácticas al comenzar cada partido como la máxima comodidad a la hora de jugar al fútbol. La salida de tres para que Busquets reciba más arriba, colocar a Griezmann arriba junto a Suárez en el centro… Hoy volvió al 3-5-2 con el que empezó su andadura como técnico culé. Por otro lado, el Valladolid salió con un once eminentemente de contención para incomodar al conjunto culé, uno que seguramente Sergio González.

En la primera parte sólo podemos hablar del Fútbol Club Barcelona, porque lo cierto es que el Pucela casi ni compareció salvo en acciones puntuales. La apuesta de Quique Setién salió a pedir de boca, ya que su equipo hizo circular de forma precisa y rápida el balón ante un Valladolid que languidecía durante la mayor parte del encuentro. Sin duda, el jugador que más disfrutaba sobre el verde era Nélson Semedo, quien encontró una autopista por su banda y conseguía incidir por ella como Pedro por su casa una y otra vez, algo que detectaron sus compañeros buscándole constantemente en profundidad.

Las mejores ocasiones llegaron por esta zona, con un centro que Griezmann desperdició de forma clamorosa, un fallo impropio del francés, y otro que Riqui Puig remató tímidamente a las manos de Jordi Masip. Y hablando del joven canterano culé, una vez más sumó minutos positivos aunque en esta ocasión estuvo más acertado sin balón que con balón, algo que indirectamente muestra lo preparado que está para formar parte y desarrollar el fútbol que se le presupone a un equipo como el Barça. Además, le aporta frescura a un equipo veterano además de trabajo, muchísimo trabajo. Un auténtico jornalero en el centro del campo ha aparecido en Can Barça. 

El Barça conseguía volcar el juego en la mitad del equipo pucelano, primero gracias a la posesión y segundo por la presión tras pérdida, a partir de la cual los culés lograron inaugurar el marcador de la mano de Arturo Vidal con una preciso tiro cruzado tras un pase exquisito de Leo Messi, quien ha superado al mismísimo Xavi Hernández en número de asistencias. Pero no todo fueron buenas noticias a pesar de los buenos 45’ de los azulgranas, ya que tras un fallo de Lenglet hizo que el omnipresente Kike Pérez (partidazo el suyo) se plantara delante de Ter Stegen para terminar fallando el mano a mano.

Así las cosas, Sergio González agitó a su equipo, bastante perdido, con la entrada de Enes Unal y Pablo Hervías. Por otro lado, Quique Setién introdujo a Suárez por un apagado Griezmann y el Barça volvió a lo de siempre: Las piernas empezaron a pesar y la impotencia a campo abierto es clamorosa, con un Messi que no destaca en este aspecto y un uruguayo que es pura impotencia, ya que intenta hacer cosas que ya que no puede hacer.

Síntoma de ello es la jugada donde Leo recoge un balón en el centro del campo muy sólo, se inventa un pase imposible para la carrera del charrúa, éste encara al central, intenta hacer un recorte… Y se le queda el balón atrás. No tuvo fortuna ni acierto el Barça arriba, que apenas inquietó la portería del equipo local, el cual lo intentó una y otra vez sin conseguir el premio que quizá merecía, uno que no llegó por desaciertos de sus jugadores o apariciones, cómo no, de Marc-André ter Stegen, cuya mejor intervención fue tras un disparo durísimo de Sandro Ramírez. Los barcelonistas se fajaron y llevaron a cabo un pequeño ejercicio de supervivencia liderados por un Gerard Piqué imperial y, por suerte para ellos, no sufrieron en demasía para terminar logrando los tres puntos.

El Valladolid dio una buena imagen con la permanencia a tiro mientras que el Barça, un día más, sigue dando pocos motivos para la alegría con un equipo que, por más que se esfuerce su técnico, muestra que táctica y físicamente está muy lejos de estar bien. Hasta Leo Messi se ve agotado; así que los culés, con la Liga cada vez más lejos, necesitan rearmarse y recuperarse de cara a la Champions, el siguiente desafío que les espera. En condiciones normales deberían pasar ante el Nápoles, pero con esta versión…

Ficha técnica
Real Valladolid: Masip, Raúl García (Nacho, 25′), Olivas, Javi Sánchez, Moyano, Joaquín (Hervías, 46′), San Emeterio, Alcaraz (Enes Ünal, 46′), Kike Pérez, Óscar Plano (Waldo, 80′) y Sergi Guardiola (Sandro, 61′).
FC Barcelona: Ter Stegen, Semedo, Piqué, Lenglet (Araújo, 57′), Jordi Alba, Arturo Vidal, Busquets (Junior Firpo, 74′), Sergi Roberto, Riqui Puig (Rakitic, 57′), Griezmann (Luis Suárez, 46′) y Messi.
Goles: 0-1, Arturo Vidal (15′).
Árbitro: Mateu Lahoz (comité valenciano). Amonestó a Lenglet (40′), Alcaraz (45′), Kike Pérez (64′) y Jordi Alba (78′).
Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 36 de la Liga Santander disputado a puerta cerrada en el estadio José Zorrilla.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies