Sí, sí, sí, la trigésimo cuarta ya está aquí

Tras su victoria ante el Villarreal, el Real Madrid consigue levantar la trigésimo cuarta liga de su historia

0

Si hay un equipo que se mueve en el caos, en el desorden, en el filo de la navaja, ese no es otro que el Real Madrid. Un equipo capaz de ganar Champions en las peores temporadas de su historia, capaz de remontar Ligas que se daban por perdidas y ahora, ha demostrado que es capaz de resurgir de sus cenizas como el AVE FÉNIX para hacer otra machada, sacar 9 puntos al Barcelona en 10 partidos para proclamarse campeón de Liga (no hay que olvidar, que antes del parón, los blancos iban dos puntos por detrás de la clasificación).

Y esta sin duda era una temporada atípica, la pandemia no solo hizo que se parase el torneo, sino que además, no hubo público en las gradas, por lo que el Madrid aprovechó para adelantar las obras del estadio y jugar en el Alfredo Di Stéfano, siendo la primera Liga, y seguramente la última, que se levante en dicho campo.

Como a todo campeón, le tocó sufrir hasta el último momento en el partido ante el Villarreal, pero no hasta la última jornada ya que el FC Barcelona no fue capaz de hacer lo propio ante su rival, CD Osasuna (crónica), aunque la victoria blaugrana no hubiera servido para nada si el Madrid sumaba los tres puntos, tal y como ha sucedido.

A pesar de haber conquistado el título a falta de una jornada, no ha sido, ni mucho menos, un camino de rosas, sino más bien, todo lo contrario, un camino de espinas, tanto que se llegó a escuchar que la cabeza de Zidane podía caer a favor de un viejo conocido, Mourinho.

Esta ha sido una Liga atípica desde el principio, habiendo un intercambio de liderato entre Madrid y Barcelona, ninguno aprovechaba el fallo del otro para asentarse en lo alto de la tabla y abrir brecha, hasta que, tras la pandemia, el conjunto blaugrana no pudo mostrar su mejor nivel, mientras que los blancos encarrilaron una racha de 10 victorias consecutivas -no sin polémica-, algo impensable antes del COVID-19, que le permitieron lograr recortar a los culés 9 puntos de 30 posibles.

Un poco de historia

Las dos primeras se conquistaron en la temporada 1931-32 y 1932-33 (dicho torneo se fundó en 1928), sin embargo la tercera  tardó 21 años en llegar, desde entonces, el conjunto blanco cogió las riendas para ponerse a la cabeza como el equipo que más títulos ligueros tiene, no solo en España, sino en el resto de las mayores ligas europeas, empatado, en caso de ganarla, con la Juventus de Turín.

Casualidades de la vida, fue a proclamarse campeón el mismo día que se cumplían los 20 años de la llegada de Florentino Pérez a la presidencia del Real Madrid, sin duda, el mejor regalo para el que posiblemente, con permiso de Bernabéu, sea el mejor presidente de la historia blanca. Para más efemérides, el regalo lo tenía que compartir con Bale, que cumplía 31 primaveras.

Ya lo avisó Zidane

Cuando el francés volvió a coger las riendas del equipo lo advirtió por activa y por pasiva, «el objetivo principal es la Liga, puede que no se gane, pero no se puede quedar a 20 puntos del primero«. Y no solo ha logrado pelear por el título, sino que además, la ha levantado por segunda vez como entrenador.

La alegría del míster era exultante al término del encuentro, tanto fue así que calificó haber logrado el título como «la hostia» asegurando que «la Champions es la Champions, pero la Liga es el mejor de 38 partidos»

Fuente: realmadrid.com

Las claves del título

En los títulos colectivos es complicado resaltar individualidades, pero hay figuras sin las que hubiese sido imposible pensar en levantar el título.

Courtois: El portero se ha hecho más gigante si cabe con el paso de los partidos, y eso que la comenzó siendo muy criticado, tanto que se llegó a abrir el debate sobre si debía jugar él o Areola, guardameta que venía cedido y por tanto con fecha de caducidad. Pero el belga poco a poco fue ganando en seguridad en la medida que el equipo se mostraba más sólido, lo que le ha llevado a lograr el Zamora y ha realizar paradas que han recordado al mejor Iker, y eso es apuntar alto.

Sergio Ramos: El capitán es un hombre de los fijos en los mejores onces, no solo es un referente en el campo sino que también es el líder fuera de él, su ausencia se nota cada vez que no juega, 10 goles en esta Liga lo avalan como el defensa más goleador de la historia. 22 títulos lleva con el Madrid, los mismos que una leyenda como es Gento. 34 años tiene, los mismos títulos de Liga que el Madrid.

Fuente: @sergioramos

Modric: Otro que comenzó siendo muy criticado, no contando para Zidane como titular. Hecho que dio un giro de 180 grados tras la pandemia, convirtiéndose en la brújula que guiaba al Madrid en todos los partidos. La pasada temporada se pedía su cabeza y esta se pide su renovación.

Casemiro: El pulmón del Madrid, donde hay un hueco defensivo, allí llega él para taparlo, sus aportes ofensivos gracias a su tiro lejano es un aval a tener en cuenta.

Benzema: El gato ya caza a pesar de tener una mano vendada desde hace ya más de un año. Hasta el último momento le peleará el pichichi a Leo Messi, y eso que el francés no lanza las faltas y no es el habitual en los penaltis.

Cambio de mentalidad

En los últimos años el Madrid se caracterizaba por su pegada, era un máquina de hacer goles, por lo que no miraba tanto a su portería, dejándola desarropada, siendo también común recibir una buena cuantía de goles, pero tras la marcha de Cristiano, nadie asumió su rol goleador y la solución era fácil, si ahora metemos uno o dos, no podemos encajar goles, y así lo transmitió Zizou a sus jugadores, los cuales lo ven como un ídolo y en su mayoría van de la mano de su entrenador, el resultado: ser el equipo menos goleado del torneo.

Zidane

El hombre de la sonrisa eterna, siempre con una sonrisa en rueda de prensa, toreando las preguntas de los periodistas sobre los desaparecidos Bale James, los únicos lunares del entrenador, no ha sido capaz de recuperarlos para la causa.

Si antes para muchos era un alineador, ahora nadie lo ve así. En su primera etapa dio con la tecla para dar consistencia a su equipo poniendo a Casemiro. Este año la logró gracias al «pajarito» Valverde, él fue de los pocos que apostaron por el uruguayo el verano pasado, su aparición fue un soplo de aire fresco que daba al equipo el equilibrio que necesitaba, pero el «pajarito» dejó de volar tras la pandemia, pero emergió la mejor versión de Modric y cuando el croata coge la manija al Madrid no hay quien lo pare.

El francés ya lo había dicho antes de su marcha, el 4-3-3 no tiene porque ser innegociable, y así lo ha demostrado, cada once era una caja de sorpresas, tanto que se podía ver un 4-3-3, un 4-4-2 o un 4-5-1 sobre el campo, según las necesidades del equipo.

Sin contar los dos lunares anteriormente mencionados, Zidane ha logrado tener enchufados a todos los jugadores, los tenía por y para la causa, en el equipo todos aportan, desde el que más juega hasta al que menos participa.

Lo que para muchos es la flor de Zidane, para otros es un campo, pero de césped, donde es capaz de poner a once jugadores que lo dan todo por él, no hay que olvidar que hace un año sobraban todos los jugadores, y este, se han proclamado campeón de Liga, torneo que en los últimos años tenía un dominador claro, el F.C. Barcelona.

De todos es conocido los títulos logrados por Zidane, por eso, tan solo resaltar un dato, cada 19 partidos, logra un título.

El equipo

Fuente: @realmadrid

No hay éxito individual sin el colectivo, y una Liga es el premio a la regularidad, a toda una temporada siendo los mejores, desde agosto que comenzó hasta el mes de julio que se acaba. Por supuesto que hay nombres que destacan sobre el resto, pero como dice el siempre sabio refranero español: «un grano no hace un granero, pero ayuda al compañero», y así ha sido en el caso de los blancos.

Tras la pandemia, todos han remado en el mismo sentido, con el mismo objetivo, levantar el título de Liga. Este hecho se puede comprobar con pequeños detalles para el espectador, pero grandes para el equipo. En los descansos por hidratación, todos hacían piña alrededor del patrón del barco, y después de los entrenamientos, los jugadores seguían entrenando para llegar a un estado de forma óptimo, lo que les ha permitido aguantar este ritmo tan exigente de partidos cada tres días y mantener el tipo en partidos en los que había un gran desgaste físico como fue el del Getafe.

No solo han sido un equipo en lo deportivo, también en lo financiero. De esta forma no protestaron ante la petición del presidente de rebajarse el sueldo un 10% sino que aceptaron no cobrar primas por lo títulos conseguidos, demostrando de esta manera su compromiso total con el club ayudándolo en los momentos más críticos y más difíciles de los últimos años.

Habrá mucho debate sobre este título conseguido, pero sin duda, el Madrid es el justo campeón.

Por @KarkLyon4

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies