Real Madrid 2019/2020: El parón gripó a los blancos

El conjunto blanco estaba siendo uno de los mejores equipos de España y de Europa hasta el parón por Covid-19. Tras él, no dio la talla en la Fase Final de la Liga Endesa.

0

El Covid-19 no sentó bien al Real Madrid. El conjunto blanco estaba arrasando tanto en la Liga Endesa como en la Euroliga, mostrando su mejor versión y guardando jugadores para que llegasen a la parte más importante de la temporada, los playoffs. Un plan que se fue por la borda cuando se pararon las competiciones, y que les llevaron a no llegar a tope a la Fase Final ACB.

Jaycee Carroll da un pase ante Frantz Massenat en un MoraBanc Andorra – Real Madrid. Fuente: Real Madrid.

Liga Endesa: Dos caras, una pre y otra postconfinamiento

El Real Madrid empezó de maravilla su andadura por la Liga Endesa. Ocho victorias consecutivas desde que arrancase una nueva temporada de la ACB con aquel partido ante Club Joventut de Badalano en el Pabellón Olímpico de Badalona. Fue RETAbet Bilbao Basket, en la prórroga, quien anotó la primera derrota del conjunto dirigido por Pablo Laso. Fue en el Bilbao Arena, por 82-81, un 17 de noviembre de 2019.

Desde entonces, llegó la irregularidad en el Real Madrid, que se dejaba, mínimo, una derrota por mes. El ya habitual bajón que les da a los blancos cuando llega Navidad. Todo esto coincidiendo con una temporada de Euroliga larga con más partidos. La entidad madridista cayó en el Pabellón Príncipe Felipe ante Casademont Zaragoza (84-67 en lo que, para muchos, ha sido el peor partido de la liga regular), en el Palau Blaugrana ante el Barcelona (83-63), y en el WiZink Center ante KIROLBET Baskonia (94-95) y ante Joventut de Badalona (83-86).

A pesar de ese bajón, el Real Madrid, hasta que se paralizó la Liga Endesa, marchaba segundo en la clasificación con un 18-5 de balance, y sólo detrás de un Barcelona que estaba intratable con un Nikola Mirotic de MVP.

Trey Thompkins celebra una canasta en un Real Madrid – Valencia Basket. Foto: Liga Endesa.

La Fase Final de la Liga Endesa

Luego llegó la cruz de la moneda. Se hablaba mucho en la previa de la Fase Final de la Liga Endesa que iba a contar más el físico que la calidad. Y eso lo pagó caro el Real Madrid. La plantilla blanca, que ha sido en los últimos años un engranaje perfectamente engrasado para llegar al final de las campañas con la gasolina a tope vio como se les rompía la manecilla.

A priori, la fortuna parecía sonreirle al Real Madrid. Los blancos cayeron en el grupo dos de la Fase Final de la Liga Endesa, un grupo teóricamente más sencillo que el otro. Herbalife Gran CanariaSan Pablo BurgosValencia BasketMoraBanc AndorraCasademont Zaragoza iban a ser los rivales a batir. Y aunque pareciese que los canarios, los taronja y los maños iban a ser los rivales, el factor físico dijo lo contrario.

Victoria en la primera jornada ante Herbalife Gran Canaria por 91-73, y sufriendo. Como si fuese una antesala, San Pablo Burgos sacó los colores al Real Madrid derrotándolo 87-83. Salvaron el match ball sobreponiéndose a la dura derrota y cosechando una importante victoria ante Valencia Basket por 95-90. Pero iba a encargarse MoraBanc Andorra de darle la puntilla. Precisamente el equipo andorrano, que había sufrido tanto contra los blancos en los años pasados. 91-75 y dejando a los madridistas sin depender de sí mismos. Y así pasó. El último duelo ante Casademont Zaragoza, saldado en victoria 97-88, fue un dulce epitafio final a la temporada.

Una dolorosa moraleja la que tuvo que aprender el Real Madrid con la Fase Final de la Liga Endesa. Una situación que ha llevado a que, incluso, se empiece a renovar ya una plantilla que se ha visto que en lo físico han sufrido.

Walter Tavares ante la presencia de Pradilla en un Real Madrid – Casademont Zaragoza. Foto: Real Madrid.

Euroliga: Rumbo de la Undécima

La Euroliga habría horizontes esta pasada temporada. La inclusión de dos equipos más, haciendo la liga regular cuatro partidos más larga, iba a exigir un poco más a todos los equipos. El Real Madrid, especialista en los últimos años en estar en las Final Fours, había vuelto a crear un proyecto competitivo para abordar la conquista de su undécimo trofeo.

Y le funcionaba. Anadolu EfesBarcelona Real Madrid eran los tres favoritos para alzarse como campeones de la competición, un pasito por encima de un CSKA siempre combativo. Lo cierto es que no empezó bien el equipo de Pablo Laso en la competición. Tras cinco partidos, el bagaje era negativo con el 2-3 tras caer ante ZalgirisAnadolu EfesBayern.

No obstante, el Real Madrid se recuperó. Los blancos no registraron ni una sóla derrota en todo noviembre y diciembre, y sólo claudicaron ya en enero ante el CSKA en el siempre complicado Megasport Arena. Y aunque ahí vivieron de nuevo una minicrisis con las derrotas ante Khimki Anadolu Efes de nuevo, los blancos no volvieron a claudicar hasta que el 5 de marzo jugaron su último partido ante el ASVEL Villeurbanne antes de que se paralizase la competición.

El resultado ya lo conocemos. El Real Madrid acabó la temporada en la Euroliga, que decidió que quedaba suspendida y sin campeón, como segundo equipo clasificado con un 22-6 de bagaje. Los blancos, claros favoritos a volver a levantar el título de campeón.

Sergio Llull entra a canasta ante Marcus Eriksson, Peyton Siva y Johannes Thiemann en un ALBA Berlin – Real Madrid. Foto: Turkish Airlines Euroleague.

Trofeos ACB: Pleno del Real Madrid

La Supercopa Endesa

Ya es tradición que este trofeo sea la gran apertura de las temporadas. Esta temporada le llegaba el turno a Madrid, concretamente el WiZink Center, de ser la sede de este torneo del KO. Los invitados, además del Real Madrid como campeón de la Liga Endesa en la anterior temporada, eran el Montakit Fuenlabrada en calidad de anfitrión al haber sido mejor equipo que el Movistar Estudiantes, el Barça como campeón de la anterior Copa del Rey y el Valencia Basket.

En semifinales, el Real Madrid se desharía fácil de Montakit Fuenlabrada por 116-61, con una actuación sobresaliente de Facundo Campazzo con 12 puntos, nueve asistencias y 26 de valoración. La final reservaría un partidazo. El Barcelona derrotó a Valencia Basket, y se mediría de esta manera a los blancos. Un partido caliente debido a la vuelta de Nikola Mirotic al WiZink Center. Y, de nuevo, victoria madridista, por 89-79, De nuevo el base argentino, con 16 puntos para 22 de valoración, llevó la batuta del equipo, lo que le valió para ser el MVP. Primer trofeo en la vitrina.

Facundo Campazzo, recibiendo el trofeo MVP de la Supercopa de España 2019. Foto: Real Madrid.

La Copa del Rey

El torneo del KO llegaba con el Real Madrid como un tiro. Además, se veía que podría haber muchas sorpresas. Iberostar TenerifeCasademont Zaragoza llegaban muy fuertes, KIROLBET Baskonia se había quedado fuera, Valencia Basket no llegaba bien y Unicaja se había metido debido a que era anfitrión, porque si no, estaba fuera.

Con ese escenario, y con un cuadro que dejaba a los blancos con la posibilidad de enfrentarse al Barcelona, que había llegado arrasando en la Liga Endesa y metía miedo en la Euroliga, se las iba a lidiar el Real Madrid. El primer partido llegaría ante una de las sorpresas, RETAbet Bilbao Basket, que contra todo pronóstico se ganó su billete derrotando al equipo blaugrana en el Palau. No obstante, los blancos pasaron de ronda con el 93-83 y con Walter Tavares con 12 puntos y 14 rebotes para 26 de valoración como MVP.

En semifinales, contra toda sorpresa, se mediría a Valencia Basket, que derrotó al Barcelona en cuartos de final. Debido a ese esfuerzo, los taronjas no fueron rivales para el Real Madrid, que se llevaron la victoria por 91-68 con Facundo Campazzo brillando con 15 puntos, nueve asistencias y siete robos de balón para 31 de valoración.

En la final, de nuevo la sorpresa. Contra todo pronóstico, Unicaja había hecho los deberes por el otro lado del cuadro y pelearía por brindar a la afición un título en lo que estaba siendo un año complicado para los malagueños. Pero la ilusión se iría por la borda cuando el Real Madrid se impuso por 68-95 con otro recital de Facundo Campazzo que firmó 13 puntos y 13 asistencias para 29 de valoración y para acabar siendo designado MVP de la Copa del Rey. Pleno blanco en los torneos ACB de la temporada.

Felipe Reyes entrega la Copa del Rey a la afición del Real Madrid como jugador del club blanco.

MVP: La dupla Facundo Campazzo – Walter Tavares

Como si de dibujos animados se tratase, esta extraña pareja han dominado la Liga Endesa y la Euroliga. Una foto que deja un cuadro hasta cómico. Los 181 centímetros de Facundo Campazzo y los 220 de Walter Tavares, el más bajo y el más alto del Real Madrid, han sido el faro que ha guiado al conjunto blanco. Sería injusto no acordarse de todos los jugadores, pues si algo ha intentado Pablo Laso con los años es que todos sean importantes en determinados puntos de la temporada. Pero la manija del equipo la llevaban el base y el pívot.

Facundo Campazzo ha sido todo un líder. En Liga Endesa ha promediado 10.6 puntos con un 42% en tiros de campo y 41% en triples, 4.9 asistencias y un robo de balón para 14.3 de valoración en los 22 minutos que estaba en pista. En Euroliga, guarismos similares: 9.8 puntos con un 52% de tiros de campo y un 31% en triples, 7.1 asistencias y 1.3 robos de balón para 15.6 de valoración en los 23.8 minutos que estaba sobre el parqué. Además, ha sido MVP de la Supercopa Endesa y de la Copa del Rey.

Walter Tavares, por otro lado, ha sido un escudero de lujo. En Liga Endesa ha promediado 7.8 puntos con un 69% de acierto en tiros de campo, 7.5 rebotes y 1.8 tapones por partido para 15.1 de valoración en los 22.7 minutos que estaba en pista. En Euroliga, más de lo mismo: 7.2 puntos con un 69% de acierto en tiros de campo, 7.1 rebotes y 2.1 tapones para 14.5 de valoración en los 22.9 minutos que estaba en el parqué.

Tanto Facundo Campazzo como Walter Tavares han sido capitales. El primero de ellos personificaba el ataque y la dirección y el control del juego. El segundo, la defensa, el rebote y la intimidación al rival. Juntos han formado una pareja peculiar, pero muy difícil de batir cuando los dos están en su pleno rendimiento. Los dos, unidos a piezas muy importantes como son Anthony RandolphSergio LlullJaycee Carroll en ataque y a Rudy Fernández Fabien Causeur en defensa han hecho de este Real Madrid un arma poderosa… Pero que se quedó sin pilas.

Facundo Campazzo dedica una canasta en un partido como jugador del Real Madrid. Foto: Real Madrid.

Pablo Laso: Poco más podía hacer

La gestión de Pablo Laso, un año más, ha sido casi brillante. Desde el primer día demostró tener criterio con todo los sucedido con Trey Thompkins y sus problemas físicos tras haber vuelto pasado de peso de las vacaciones. Ha conseguido mantener a todo el equipo enchufado en las competiciones, y ha dado minutos equitativos a cada jugador según su rol en el equipo.

Pablo Laso no tiene culpa ninguna de lo sucedido en la Fase Final de la Liga Endesa. Donde no llega la pizarra, llegan las piernas, y en esto último es donde más ha sufrido el Real Madrid, cuya media de edad no es precisamente baja. En el resto de competiciones, hasta el parón, los blancos estaban siendo una apisonadora.

Lo único que, quizás, se puede sacar en negativo de la gestión de Pablo Laso es la gestión de los minutos de Nicolás LaprovittolaJordan Mickey. Bien es cierto que el primero no llegó a adaptarse del todo al estilo del entrenador vasco, y el segundo dejaba que desear en labores defensivas, pero nunca han contado con las oportunidades y la regularidad suficiente para demostrar la clase de jugadores que fueron en Joventut de BadalonaKhimki respectivamente.

Salvo sorpresa, Pablo Laso seguirá siendo entrenador del Real Madrid la próxima temporada. Una temporada en la que deberá afrontar varios retos, como es competir contra dos rivales que se han hecho muy fuertes como son BarçaValencia Basket, a la par que convive con la inminente remodelación de la plantilla.

Pablo Laso da una instrucción a sus jugadores en un partido como entrenador del Real Madrid. Foto: Liga Endesa.

El Real Madrid de la 2020/2021

No es esperan muchos cambios en el Real Madrid para la próxima temporada. De momento, está asegurada la continuidad de Sergio LlullFabien CauseurJaycee CarrollJeffery TaylorRudy FernándezAnthony RandolphTrey ThompkinsFelipe ReyesUsman GarubaWalter Tavares, además de la del entrenador, Pablo Laso.

No obstante, sí que se espera que pueda haber salidas. De momento se han confirmado ya las de Salah Mejri, que ha acabado contrato y no ha sido renovado por el club; la de Klemen Prepelic, que tampoco ha sido renovado tras su año cedido en Joventut de Badalona y que ha firmado con Valencia Basket; y la de Mario Nakic, que ha sido cedido al Filou Oostende para que continúe con su crecimiento como jugador.

Además de las ya confirmadas, el Real Madrid tiene abiertos cuatro frentes:

  1. Facundo Campazzo: la NBA ya está llamando a su puerta. Aunque su cláusula es de seis millones de euros, algo asequible para cualquier franquicia, se espera que el argentino continúe en el Real Madrid. Eso sí, el base sabe que es una de las pocas balas que le quedan para poder jugar en la mejor liga del mundo, y, aunque de momento siga, podría acabar saliendo. Se habla de San Antonio SpursDallas Mavericks.
  2. Nicolás Laprovittola: a falta de que se haga oficial, el argentino saldrá del Real Madrid. Se ha hablado de Joventut de Badalona y de Panathinaikos, pero primero, como todo apunta, debe desvincularse del conjunto blanco. Sin ir más lejos, el club ya ha fichado a su relevo, Carlos Alocén.
  3. Gabriel Deck: misma situación que Facundo Campazzo, la NBA está llamando a su puerta. El argentino tiene una de las fichas más bajas del Real Madrid y es uno de los más utilizados. Si no hubiese una mejora salarial, podría decidir dar ese salto. Los Angeles Lakers ya se interesaron por él tras el Mundial de China 2019, con Kobe Bryant en persona ofreciéndole una oferta. Eso sí, todo apunta a que el alero seguirá en España.
  4. Jordan Mickey: tiene pie y medio fuera del Real Madrid. A falta de que se haga oficial, el Khimki será su  próximo destino. Pablo Laso no quiere su salida, pero la falta de continuidad, minutos y protagonismo del pívot han llevado a que el estadounidense haya decidido no seguir.

En cuanto a llegadas, sólo se ha hecho oficial la de Carlos Alocén. El base estaba cedido en Casademont Zaragoza tras haber sido fichado hace dos temporadas, y desde el Real Madrid se le quiere dar ya la oportunidad como segundo o tercer base. Pero se esperan más llegadas.

Varios son los nombres que han sido ligados al Real Madrid en los últimos días: Ante Zizic, de Cleveland CavaliersKostas Sloukas, de FenerbahçeAlberto Abalde, de Valencia BasketVincent Poirier, de Boston CelticsArturas Gudaitis, del Zenit St. PetersburgEkpe Udoh, de Beijing Ducks; y Greg Monroe, de Bayern Munich.

De todos estos nombres, parece que se hará oficial en las próximas fechas la llegada de Alberto Abalde, que tiene una cláusula de millón y medio de euros en Valencia Basket, y gusta como el heredero de Rudy Fernández. Además, el Real Madrid busca el fichaje de un pívot, y el que más cerca ha estado es Ante Zizic, pero sus pretensiones económicas han frenado la operación.

El Real Madrid cierra un año raro en su historia. Un manchón muy grande en el momento más inoportuno ha dejado a los blancos sin catar las mieles de un nuevo título liguero. Pero el ADN madridista está escrito con la palabra ganar, y la próxima temporada buscarán ganarlo todo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies