Salvados por la campana

Un gol de penalti en el descuento alejó al ya ascendido Cádiz del título liguero al mismo tiempo que certificó la permanencia para el Albacete

0
Cádiz CF 0 1 Albacete BP

Comenzaba el partido con ambos equipos bastante comedidos. Los gaditanos, relajados y con la consecución del título liguero en mente, salía con precaución al terreno de juego. Por su parte, el Albacete Balompié, sabedor de lo que se jugaba, mantenía la bola y trataba de armar jugadas -infructuosamente- en los primeros compases del choque. El primer susto para los albaceteños llegaría en el minuto 5, cuando los gaditanos vieron cómo se les anulaba un tanto: El tiro de Fali, que se topó con una providencial parada de Tomeu Nadal, acabó en pies de el Choco Lozano que, efectivamente, estaba en fuera de juego. Primer aviso de los de Cervera, que no se achantaban a pesar de estar ya ascendidos. A casi 900 kilómetros del Carranza, el Numancia se adelantaba ante el Tenerife. La tensión se acrecentaba por momentos.

Lo seguía intentando el Cádiz, que se hacía poco a poco con el control del partido. Fali no encontraba un buen contacto con el esférico a la salida de un córner, enviándolo fuera de la portería del meta balear. Tampoco lo hacía Bodiger, que lo intentaba desde la frontal del área.  Se retiraba Marc Baró en el minuto 24 -se entiende que por problemas físicos- para dar entrada a Moisés Rodríguez. Antes de la pausa de hidratación volvía a meter miedo el submarino amarillo: De nuevo un tiro de Bodiger se marchaba desviado de la portería rival, aunque por poco en esta ocasión.

Un Albacete bastante falto de ideas no llegaba a inquietar en ningún momento a Juan Flere, que estaba teniendo un partido plácido. Edu Ramos, ex del Albacete Balompié, amenazaba a su antiguo equipo con un fuerte disparo que obligaba a Tomeu Nadal a estirarse para evitar el tanto local. Seguía vigente el inocuo dominio de los de Cervera, que no encontraban rival en el partido. Un providencial Pedro Sánchez taponaba el chut de Lozano tras un pase filtrado de Álex Fernández que bien podría haber sido el primer gol del partido. La última ofensiva del Albacete Balompié, con un control de Chema Núñez tras un larguísimo balón procedente de la defensa, se perdía tras no poder encontrar a Zozulya como receptor.

Con este 0-0 y con todo por decidir, gaditanos y albaceteños se marchaban al descanso. La primera parte tuvo como dueño y señor del partido al Cádiz CF, que de momento no encontraba la recompensa del gol. Por su parte, el Albacete Balompié, que era el equipo que más se jugaba, no había aparecido en el campo aún. Nada de nada por parte de los de Alcaraz, que se encontraban contra las cuerdas a pesar de que la momentánea victoria del Mirandés sobre el Lugo les mantenía fuera del descenso.

Despertaba El Queso Mecánico a la salida de los vestuarios en vista de la tensa situación que les aguardaba. Augusto Fernández entraba para los locales en detrimento de Edu Ramos en el equipo local, mientras que en los visitantes se marchaba Dani Ojeda para dar entrada a Manu Fuster. Se estiraba Juan Flere en el minuto 56 para sacar un centro de Diego Caballo que se envenenaba y cogía una peligrosa intención de cara a portería.

Comenzaban unos buenos minutos para el Albacete Balompié, combinado que parecía despertar del letargo de la primera mitad. Seguía intentándolo el equipo visitante, esta vez mediante un intento de gol olímpico de Álvaro Jiménez. Maikel Mesa, en posición ilegal, enviaba un balón a la madera tras aprovechar una prolongación de Roman Zozulya. Minutos después, Chema Núñez forzaba una falta muy peligrosa tras una pérdida de la zaga cadista. No obstante, el golpeo flojo de Álvaro Jiménez, a pesar de estar muy bien colocado, no ponía en excesivos apuros a Juan Flere, que solventaba la acción en dos tiempos.

Los marcadores se movían en los partidos simultáneos, provocando una combinación que dejaba en descenso a los manchegos. Nerviosismo en las filas del Albacete, que tendría que sacar algo en claro del Carranza para respirar tranquilo. El Cádiz también se las traía, y es que Tomeu Nadal despejaba con el pecho un remate a la salida del córner. A continuación, los minutos de máxima tensión del partido se apoderaban del mismo.

Un gol de Manu Fuster sería revisado -hasta la extenuación- en la sala VAR. Con los jugadores del Albacete Balompié de rodillas en el campo -y casi rezando, en vista de lo que se jugaban los manchegos-, ambos equipos esperaban a la resolución de la jugada. El pase filtrado al valenciano, que también tocó en Roman Zozulya, fue señalado como fuera de juego tras tocarlo el ucraniano. Un no-gol que bien podría acarrearle el descenso a los blancos.

Se venía arriba todo el conjunto visitante, dejando tan solo a dos hombres en defensa. Los nervios estaban a flor de piel, y los 22 que se encontraban en el campo se dejaban la piel en cada acción. Los banquillos bailaban dando entrada a jugadores en ambos conjuntos y cada jugada se transformaba en una batalla. Se agotaba el tiempo y los de Alcaraz se volcaban en ataque, hasta que una particular jugada cambiaría el rumbo del Albacete Balompié. Bodiger tocaba el balón con la mano tras un centro lateral que antes rebotaba en el césped. Los nervios se apoderaban de todos los albacetistas cuando Vicandi Garrido revisaba la acción en la sala VAR. Más aún cuando, efectivamente, concedía la pena máxima para los del Alcaraz.

Maikel Mesa, que días antes se atrevía a lanzar un penalti a lo panenka ante el Zaragoza, tomaba la responsabilidad una vez más. Esta vez, en una jugada que bien podía valer una permanencia o un descenso. El canario ajustaba perfectamente la bola a la esquina, imposibilitando que Juan Flere alcanzara el esférico. Euforia en el equipo visitante, que no se podía creer lo que estaba pasando. En los últimos minutos, poco más había que hacer que aguantar las embestidas gaditanas y lanzar el balón lo más lejos posible.

Con este tardío 0-1 se llegaba al final del partido. Tres puntos que no valían oro para el Albacete Balompié, sino diamantes. Una victoria que aseguraba la permanencia de cara a la próxima temporada, independientemente de los resultados ajenos. El Cádiz, por otra parte, cierra así una temporada de ensueño en la que se han proclamado campeones de LaLiga SmartBank. De ahora en adelante solo les queda disfrutar a los gaditanos, que cierran esta extraña campaña con 19 victorias, 12 empates y 10 derrotas. Los de Cervera soñarán en Primera la próxima temporada. Así, en la última jornada y con todo decidido en el último minuto, concluye la mejor liga del mundo. Gracias por disfrutar de LaLiga SmartBank.

Ficha técnica
Cádiz CF: Juan Flere; Akapo, Fali, Sergio González, Marc Baró (Moi, min. 24); Edu Ramos (Augusto, min.46), Bodiger, Salvi, Pombo (Álvaro Giménez, min. 65); Álex Fernández (Nano Mesa, min. 65) y Lozano (Malbasic, min. 65).
Albacete Balompié: Tomeu Nadal; Pedro Sánchez (Benito, min. 79), Arroyo (Miguel Ángel, min. 81), Kecojevic, Caballo; Maikel Mesa, Jon Erice (Barri, min. 57); Álvaro Jiménez, Dani Ojeda (Fuster, min. 46); Chema Núñez y Zozulya.
Goles: 0-1, min.90: Maikel Mesa (p).
Árbitro :Iñaki Vicandi Garrido, perteneciente al Comité de Árbitros del País Vasco. Amonestó a Moisés (min. 80) y Fali (min. 95). Por parte de los visitantes, vio la amarilla Maikel Mesa (min. 90)
Incidencias: Partido correspondiente a la cuadragésimo segunda jornada de LaLiga SmartBank disputado en el Estadio Ramón de Carranza, Cádiz.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies