Baskonia 2019/2020: El equipo que nunca se rindió hasta ser campeón

El conjunto vasco consiguió ser campeón de la Liga Endesa tras una fase regular con muchos altibajos

0

El conjunto vasco consiguió levantar el trofeo de la Liga Endesa tras una gran Fase Final. Baskonia encaraba el torneo extraordinario de la Liga Endesa en la octava posición después de realizar una temporada bastante irregular. La destitución de Velimir Perasovic y la posterior incorporación de Dusko Ivanovic, logró cambiar la dinámica del equipo.

Actuación en ACB

Baskonia no comenzó la temporada de la mejor manera posible, el primer partido se saldó con victoria para el conjunto vasco, pero los tres siguientes no consiguieron vencerlos. A partir de este momento, los resultados de los encuentros que disputaría Baskonia serían muy irregulares. El balance de la temporada regular hasta el parón debido al Covid-19 era de 12-11.

El equipo mostraba un buen juego y los jugadores dejaban destellos de calidad, lo que indicaba que Baskonia podía competirle a cualquier equipo de la Liga Endesa. Los problemas llegaban en los encuentros en los que los jugadores no salían concentrados desde el inicio, cuando esto ocurría, a Baskonia le costaba mucho volver al buen camino y, normalmente, acababa sin lograr remontar.

Las malas noticias llegaron muy pronto y, Jason Granger, una de las piezas fundamentales del conjunto vasco, se lesionó el tendón de Aquiles en el primer partido de la temporada y pudo volver al equipo en la Fase Final.

Los altibajos del equipo durante media temporada obligaron a que Velimir Perasovic, el entrenador, fuese destituido. El sustituto de este fue un viejo conocido del club, Dusko Ivanovic, con el que ya habían logrado grandes triunfos y ganado trofeos.

La incorporación de Ivanovic al equipo supuso un lavado de cara general, tanto en la actitud como en el modo de jugar de los jugadores, y eso se vió reflejado en los resultados. Con un balance de 5 ganados y 4 perdidos hasta el parón, la dinámica de Baskonia estaba cambiando.

En la Fase Final se vió al verdadero Baskonia de Ivanovic, un equipo peleón que nunca da el partido por terminado, vaya ganando o perdiendo. El juego colectivo es una de las máximas del entrenador montenegrino, y eso se pudo ver si comparamos los minutos disputados por los jugadores titulares en las etapas de ambos entrenadores esta pasada temporada. Ivanovic cuenta mucho más con la segunda unidad y les da mucha más importancia a estos jugadores de lo que lo hacía Perasovic.

Baskonia consiguió levantar el trofeo que les acredita como campeones de la Liga Endesa tras realizar una gran Fase Final en la que solo no lograron la victoria contra el Barcelona y el Joventut.

Baskonia en un partido de la Fase Final en Valencia.

Actuación en Euroliga

En la máxima competición Europea, los vascos no realizaron una gran temporada. El balance de la fase regular de la Euroliga fue de 12 victorias y 16 derrotas.

La irregularidad que se ha comentado en el apartado anterior también afectó al equipo e esta competición. La dificultad que añade jugar en la mejor competición a nivel europeo es que si en un partido no entras concentrado al 100%, el otro equipo no perdona. Eso es lo que le ocurió a Baskonia en numerosas ocasiones. Además, el ritmo de competición y la competitividad de la Liga Endesa perjudica mucho a los equipos españoles, ya que juegan dos partidos o tres, depende del calendario, cada semana; y todos ellos a un alto nivel y una gran intensidad.

Pese a esto, los vascos lograron victorias de gran calibre ante rivales como Olimpiakos o Barcelona.

Shields en un partido de Euroliga contra ASVEL.

MVP

Sin duda, muchos de los logros que el Baskonia ha logrado esta temporada no se habrían podido conseguir sin Tornike Shengelia. El ala-pívot georgiano ha sido el motor del equipo vasco durante toda la temporada, tanto en la competición doméstica como en la Euroliga.

Tanto en defensa como en ataque, Shengelia ha sido diferencial, promediando 15.9 puntos y 6.1 rebotes por partido en poco más de 32 minutos de juego por partido en la Liga Endesa. En la Euroliga, el georgiano ha promediado unas estadísticas muy parecidas, con 15.9 puntos y 5.6 rebotes por encuentro en 30 minutos en pista. 

Se trata de un jugador muy físico pero con muchos recursos. Es capaz de penetrar y finalizar en el aro con un mate o una bandeja con oposición, pero también puede anotar desde fuera si se encuentra en una posición favorable. Si «Toko» estaba en pista, todas las posesiones pasaban por sus manos. Defensivamente, es un jugador que aprovecha mucho sus grandes capacidades físicas. Puede frenar a los interiores más grandes de la liga debajo del aro, además tiene la agilidad para poder colocar tapones a los jugadores que intentan penetrar hasta su canasta.

Ser el MVP de Baskonia es el premio que Shengelia ha ido ganándose durante toda la temporada, echándose al equipo a las espaldas e intentando aportar en todos los aspectos del juego.

Shengelia con el trofeo de la Liga Endesa.

Entrenadores

Esta temporada, Baskonia ha tenido dos entrenadores, uno cada parte de la temporada.

La primera parte de la campaña, era Perasovic el que se sentaba en el banquillo baskonista. Con él, el equipo tomó una dinámica muy irregular, en la que habían momentos de muchísimo nivel, pero otros de una calidad bastante baja. Perasovic es un entrenador al que le gusta siempre tener a sus mejores jugadores en pista, por lo que los titulares se cargaban de minutos mientras que la segunda unidad carecía de ellos, no tenía mucha importancia en el juego vasco.

Tras su destitución, volvió al banquillo vasco Dusko Ivanovic. El montenegrino conocía a fondo el club y llegó para volver a ponerlo en el lugar donde le correspondía. La manera de jugar de Baskonia cambió completamente, la segunda unidad tomó mucho más protagonismo e importancia en el juego. Algunos jugadores suplentes se convirtieron en verdaderos seguros de vida para el equipo.

Volvieron a jugar como antes, con el juego coral y la defensa como sus grandes bazas. Además, Ivanovic potenció el juego interior, usando a jugadores como Ilimane Diop o Michael Eric, además de al propio Tornike Shengelia, quienes hacía mucho daño bajo los tableros.

Este lavado de cara del equipo les llevó a jugar una Fase Final casi perfecta en lo que a juego se refiere y, por esa razón, lograron salir vencedores y ser los campeones de la Liga Endesa 19/20.

Ivanovic tras recibir el trofeo de la Liga Endesa.

Plantilla para la próxima temporada

La salida de Shengelia es un factor negativo muy importante para Baskonia. Su mejor jugador abandona el equipo rumbo al CSKA en el momento que mejor estaba rindiendo. Además de la salida del georgiano, también abandonan el club jugadores como Michael Eric, Shavon Shields, Patricio Garino o Jason Granger. Se trata de bajas significativas de jugadores que eran titulares en el conjunto vasco.

Por lo que respecta a los fichajes de Baskonia, encontramos nombre como los de Alec Peters, Tonye Jekiri o Rokas Giedraitis.

Observando las altas y las bajas que presenta Baskonia para la próxima temporada, podemos ver que el planteamiento puede ser el mismo. Ha perdido potencia interior con la salida de Eric y Shengelia, pero Peters y Jekiri pueden aportar su grano de arena en este aspecto. El lanzamiento de 3 puntos puede tomar más importancia en el juego baskonista tras el fichaje de Peters y de Giedraitis, dos especialistas en este ámbito.

No sabemos lo que ocurrirá la temporada que viene, pero TD Systems Baskonia seguro que va a pelear por todo y va a darle problemas a los grandes de la liga tal y como estamos acostumbrados a ver.

Para más información de la Liga Endesa, síganme en @Ivaan_Andres99.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies