Ocampos mete al Sevilla en semifinales

Una parada de Bono en la pena máxima y un gol en el 88 de Ocampos dieron el pase al Sevilla a las semifinales de la Europa League, donde les esperará el Manchester United.

0
Wolverhampton WFC 0 1 Sevilla FC

Los lobos y los hispalenses se iban a medir en el campo del club alemán para ver quién pasaba al penúltimo peldaño de la Europa Leauge. Nuno saldría con cambios, en busca de controlar el centro del campo sevillista, mientras que Lopetegui mantendría el once que le había llevado a eliminar a la Roma. Sin lugar a dudas, se planteaba un partido con una gran competitividad.

El Wolves avisa y el Sevilla resiste

Desde un principio se vería a un Sevilla muy activo. El primer susto, o aviso, llegaría por parte de los ingleses pero el dominio del esférico y del encuentro era de los hipalenses. Todo parecía que se podía poner de cara a los andaluces y la posible lesión de Boly podía romper el esquema de Nuno nada más empezar, ya que no habían transcurrido ni diez minutos de encuentro.

Raúl Giménez durante el encuentro | Imagen: Wolves

Pero cuando parecía que el Wolves había recibido un duro golpe, cosa que se vería finalmente que era falsa alarma, llegaría un penalti de Diego Carlos sobre Traoré. El central derribaba al portento físico del conjunto inglés y sería Raúl Giménez quien ejecutaría la pena máxima, pero no terminaría como esperaba, ya que Bono adivinaría la ejecución del delantero mexicano, dejando el 0-0 en el marcador por el momento.

Los sevillistas podían respirar tranquilos, pese a que la repetición podía hacer dudar sobre si Bono pisaba o no la línea en el penalti. Aún así, pese a no tener el dominio del esférico, los ingleses parecían estar mucho más cómodos sobre el césped, pero empezarían a ver a un Sevilla que empezaba a poner más balones arriba y que podía complicarle el partido si seguía así.

Los de Lopetegui arrinconan a su rival

Ese empuje sería la nota que marcaría el último cuarto de hora de la primera mitad. Nuno empezaba a estar cada vez más nervioso en la banda, viendo cómo los suyos no olían el esférico y a un Sevilla que le estaba comiendo todo el terreno a su equipo. Las ocasiones no eran del todo claras, salvo un tiro de Ocampos, pero el encuentro empezaba a tomar un tono hispalense que no daba mucho ánimo a los jugadores del Wolverhampton.

El paso por vestuarios serviría para activar aún más al conjunto andaluz y así se vería nada más reanudar el juego el colegiado italiano. El Sevilla quería el primer tanto lo antes posible pero la defensa inglesa estaba consiguiendo alejar cada balón que llegaba colgado desde las bandas. La estrategia tenía que cambiar para los pentacampeones si querían marcar de esta forma o Lopetegui tendría que meter más peso por arriba, pero no parecía que fuera el mejor método hasta el momento pese a la insistencia.

La intensidad iba subiendo y las quejas al colegiado iban en ascenso. A pesar de no ser, los sevillistas pedirían un penalti tras un golpeo de Joan Jordán dentro del área, algo que podía haber devuelto el penalti de la primera mitad. Pero sería el propio mediocentro quien podría haber adelantado a los suyos tras un gran pase de Ocampos, aunque se encontraría con el pie de un rival que evitaba el 0-1.

Banega lucha con un rival | Imagen: Sevilla FC

Un final de éxtasis

Los cambios estaban tardando en llegar y era sorprendente por lo visto sobre el césped. Mientras que el Wolves no conseguía salir de su área y necesitaba jugadores que le hicieran generar peligro; el Sevilla estaba creando peligro pero ninguno de los suyos conseguía el gol necesario. Con todo ello, el susto para Lopetegui llegaría con la caída de Jiménez sobre Diego Carlos, quien se quedaba sobre el césped doliéndose, aunque quedaría en una mera anécdota finalmente.

El asedio sevillista llevaría a Rui Patricio a sacar lo mejor de si mismo. Un ejemplo de ello sería la falta que ejecutaría Banega, quien pondría a prueba al guardameta con un sutil golpeo y que llegaría el portugués con una mano salvadora para los suyos. El aviso del argentino podía ser el enésimo de la segunda mitad y podía incitar a los aficionados hispalenses a pensar que el partido se podía ganar en los últimos minutos.

Todo parecía que podía ir a la prórroga hasta que Ocampos volvería a aparecer. Una jugada desde el córner de Suso, llevaría a Banega a poner un gran esférico al primer palo para que el argentino rematara de cabeza. Faltaban dos minutos para que llegara el 90 y todo parecía que era para el Sevilla. Pero, tal y como había pasado durante todo el encuentro, el esférico seguiría siendo de los de Lopetegui y finalmente su equipo entraría en las semifinales para enfrentarse al Manchester Unitad.

Ficha técnica
Wolves: Rui Patricio, Boly, Coady, Saiss, Doherty, Dendoncker, Moutinho (Neto, min. 71), Neves, Vinagre, Adama Traoré (Jota, min. 79) y Raúl Jiménez.
Sevilla FC: Bono, Jesús Navas, Koundé, Diego Carlos, Reguilón, Fernando, Jordán (Vázquez, min. 85), Banega, Ocampos, Suso (Munir, min. 89) y En-Nesyri (De Jong, min. 85).
Goles: 0-1, min 88: Ocampos.
Árbitro: Daniele Orsato de la federación de Italia.  Amonestó a Diego Carlos (min. 11), Saiss (min. 49), Neves (min. 90+1)
Incidencias: Partido correspondiente a los cuartos de final de la Uefa Europa League disputado a partido único en el Schauinsland Reisen Arena, Duisburgo.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies