La F1 celebra su 70 aniversario en Silverstone

Max Verstappen triunfó en la celebración de los setenta años de Fórmula 1 gracias a una carrera marcada por la estrategia en boxes

1

La Fórmula 1 repetía de nuevo trazado en Silverstone para celebrar un Gran Premio con diferente denominación. Ya que este año se debía celebrar con los máximos honores el 70 aniversario de la más prestigiosa competición del automovilismo mundial, una fecha señalada que no ha podido celebrarse como hubiese querido en un principio la organización. Siete décadas de carreras apasionantes en las que se han podido ver legendarias batallas o dominios aplastantes, con alegrías y emociones superlativas o desgracias tremendas.

Los frenos de Racing Point, a investigación

En la previa del Gran Premio se recibía la noticia de que finalmente la FIA había decidido sancionar a Racing Point por copiar los conductos de freno en su RP20 del Mercedes W10 del año 2019, lo que suponía la pérdida de 200.000€ por cada monoplaza y de siete puntos y medio en el Mundial de Constructores conseguidos en el Gran Premio de Estiria. Además de dos sendas reprimendas por su uso en Hungría y Gran Bretaña. Decisión cuanto menos llamativa, porque en un principìo se había declarado la legalidad, y ahora se consideran ilegales, aunque de momento pueden seguir utilizando las piezas.

Renault tras llevar varias semanas reclamando este apartado tras cada carrera se sale con la suya, y tal y como le decía Christian Horner a Mattia Binotto durante los segundos entrenamientos libres, «Renault debería seguir adelante«, en el sentido de acabar consiguiendo la ilegalidad de todo el monoplaza de Racing Point. Mientras tanto el equipo copiado mira hacia otro lado y no denuncia la situación, hasta el punto de que sale en defensa del infractor. Pero eso no significa que la historia esté terminada, ya que Red Bull, Ferrari, Renault, y de forma sorprendente McLaren-que llevará motores Mercedes en 2021- y Williams -cliente Mercedes-  ya han anunciado que recurrirán la decisión. La batalla previsiblemente finalizará en los despachos o juzgados.

Entrenamientos libres

En cuanto a los entrenamientos libres del viernes, los Mercedes dominaron las dos sesiones, la primera con sol y más calor, la segunda con el cielo más nublado- con riesgo de tormenta y bajas temperaturas-. El día estuvo marcado por la degradación de los neumáticos blandos de Pirelli, los cuales la mayoría utilizaron y certificaron que se degradaban con bastante velocidad. Esta situación auguraba una carrera a más de una parada, a fin de evitar las explosiones del pasado fin de semana, lo que por lo menos daba más variedad a la carrera, pero no dejaba de ser un riesgo.

La primera sesión finalizó con los Mercedes a la cabeza tras ellos Max Verstappen, con un interesante Nico Hulkenberg en cuarto lugar, sustituyendo aun a Sergio Pérez, y dejando a su compañero de equipo Lance Stroll bastante atrás. Se mostraban interesantes los Ferrari, con Leclerc quinto y Vettel séptimo, aunque obviamente todo esto era a una distancia abismal de los Mercedes, en todos los casos. Más apagados los McLaren, bastante retrasados en la clasificación, con algún problema en la bomba de combustible para Carlos Sainz.

En la segunda, las distancias se mantuvieron, pero esta vez con Hamilton comandando el grupo y con la sorpresa de la gran vuelta de Daniel Ricciardo, que desbancaba a Verstappen en el tercer lugar. Los Racing Point volvieron a puestos punteros, los Ferrari se disolvían. En el caso de Sebastian Vettel con un problema de motor que supuso el cambio de varios elementos, pero sin sanción. La zona media se convertía en una lotería y ni la degradación podía con el liderato de Mercedes.

En la tercera y última sesión de libres los equipos seguían dudando respecto de los neumáticos. Los Red Bull hicieron su primer intento con los medios, como Ricciardo. Lewis Hamilton empezó marcando el paso con un 1’25’’284 que dejaba a algo más de una décima a Bottas, y a un brillante Ricciardo tercero a 1’013 segundos. Detrás de él, con otro error en Maggotts pero más leve, Hülkenberg, y luego los Red Bull de Verstappen y Albon, con un fracaso en su opción. Tras ellos, Leclerc, Stroll –sin alcanzar a su compañero- y muy lejos, Lando Norris.

Calificación

En calificación Hamilton empezó a mejorar, y acabó la vuelta rebajando aún más su tiempo: 1’25’’217. Era un tiempo notable con el medio dadas las circunstancias de este fin de semana. Pero cuando nadie podía esperarlo, Valtteri Bottas se sacó una de esas vueltas que en ocasiones firma y que son una preciosidad visual, de esas que quizás sólo los finlandeses son capaces de regalarnos: velocidad sin opulencia, casi desapercibida, pero rotunda. Bottas marcó un 1’25’’154 que le daba su decimotercera pole position, esta pole fue más lenta que la de la semana anterior.

En la lucha por el mejor del resto Max Verstappen falló y el alemán Nico Hulkenberg no desaprovechó la oportunidad de ser el primero del resto. Con su 1’26’’082 se clasificó tercero, eso sí, a unos tremendos 0’928 segundos de la pole, pese a usar los blandos. Mucha distancia. La vuelta del alemán fue limpia y le colocaba en una buena posición de salida para lograr su tan ansiado podio en F1.

Tras ellos estaba Daniel Ricciardo, certificando un gran fin de semana para el australiano y para Renault. Tras él Lance Stroll, sexto a algo más de dos décimas de su temporal compañero de equipo, lo cual no deja de ser un golpe para el canadiense, si bien tampoco sorprende: mayor experiencia y talento del lado del alemán, como en su caso del mexicano, frente a un canadiense que, si bien no le faltan capacidades, todavía adolece de ese salto cualitativo que le permita superar a sus rivales. Gran clasificación también para Pierre Gasly, que sigue dejando muestras de su talento y llamando a la puerta de un nuevo ascenso a Red Bull, especialmente porque Albon volvió a no estar a la altura, y aunque mejoró en su segundo intento, fue noveno a casi medio segundo de Verstappen. Delante de él, esta vez con menos rendimiento, el Ferrari de Charles Leclerc. Cerrando los diez primeros, Lando Norris, en un fin de semana gris para McLaren hasta entonces.

La carrera, una estrategia brillante hasta la victoria

El domingo la carrera parecía bien encaminada para Mercedes, que tenía a sus dos representantes en la primera línea de salida de la parrilla. Pero Max Verstappen rompía cualquier vaticinio y derrotó en toda regla a los dos Mercedes en el Gran Premio 70 aniversario de la F1. El holandés estuvo apoyado en una mejor estrategia, al salir con neumáticos duros en una carrera de extrema degradación. Fue construyendo su victoria alargando la vida de ese primer juego y con un ritmo endiablado, que dejó atónitos a los de Brackley. Lewis Hamilton logró pasar a Bottas a falta de dos vueltas, e incluso amplía su liderato hasta los 30 puntos sobre el holandés, que ahora es segundo. El finlandés se queda a 34 de distancia.

En sólo 10 vueltas, Max Verstappen estaba con el duro rodando en mejores tiempos que los Mercedes con medios y se planteaba una cuestión nueva e interesante, con los coches de la estrella amenazados por un Red Bull. Tras las paradas de Bottas (vuelta 14) y Hamilton (vuelta 15), el holandés se quedó como líder inesperado de la carrera. Norris y Ricciardo también debían parar, y Sainz se colocaba séptimo, aunque sus duros empezaban a presentar algún blister. La degradación era dramática.

Charles Leclerc brilló con la estrategia a una parada, con la que consiguió poner al Ferrari SF 1000 en una satisfactoria cuarta posición para los de Maranello. Su compañero Sebastian Vettel en cambio acabó duodécimo debido a un trompo que cometió en la primera vuelta, suceso que le ocurrió también al australiano Daniel Ricciardo. Este hecho lastró la carrera de los dos pilotos que fueron en un momento compañeros en Red Bull. El enfado del alemán fue palpable debido a la situación y se lo reprochó a su director de equipo Mattia Binotto a través de la radio.

Por otro lado, la carrera de Carlos Sainz Jr quedó de nuevo lastrada por una mala parada en boxes de los de Woking que siguen teniendo problemas. En cambio, su compañero de equipo el británico Lando Norris consiguió entrar en la zona de puntos y salvó el honor de los pupilos dirigidos por el alemán Andreas Seidl.

Los Racing Point acabaron en sexta y séptima posición respectivamente. Tras desinflarse algo, Hulkenberg tras la carrera reportó problemas de vibraciones por los cuales tuvo que parar en boxes a falta de 7 vueltas. Así dinamitaría sus probabilidades de poder subir posiciones, poniendo unos neumáticos blandos que no eran más rápidos y que no conseguirían recuperar el valioso tiempo perdido.

Clasificación del Gran Premio. Vía: F1

La clasificación general del mundial de Fórmula 1 de pilotos queda con el británico Lewis Hamilton en la cabeza a la espera de lo que ocurra el próximo fin de semana en el trazado catalán de Montmeló para el Gran Premio de España.

Clasificación General. Vía: F1

La clasificación constructores presenta más cambios, pues Ferrari se sitúa en tercera posición tras los puntos de el monegasco Charles Leclerc. Los italianos consiguen pasar a Mclaren-Renault y colocarse tras los dominantes Mercedes Petronas y Red Bull Racing. 

Clasificación de constructores. Vía: F1

Sígueme en Twitter @adaladisc y sigue a Grada3 en Twitter, Instagram y Facebook para informarte de toda la actualidad del mundo del deporte.

1 comentario
  1. […] en esta estadística tras Renault, McLaren y Ferrari. Su anterior victoria fue en el Gran Premio del 70 Aniversario en el que ganó Verstappen con su Red […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies