El EDF Logroño conquista Santa Bárbara

El EDF Logroño, cambia la ciudad de fútbol de Pradoviejo por la Sierra de la Demanda mediante una dinámica dé grupo

0

El jueves 20 de agosto, justo cuando se cumplía un mes exactamente del inicio de la pretemporada del equipo riojano, el cuerpo técnico decidió cambiar su cuartel general de Pradoviejo por el maravilloso paisaje que ofrece la villa turística de Ezcaray, situada en la falda de la estación de invierno de Valdezcaray, sita en plena Sierra de la Demanda.

La actividad, consistía en una dinámica de grupo con el fin de integrar un poco más a las nuevas jugadoras que formarán parte este año de una plantilla renovada con 9 fichajes . Con la mochila a la espalda llena de lo necesario para una marcha senderista, con ropa y calzado deportivo, a primera hora de la mañana llegaron a la población de la cuenca del Oja para evitar las altas temperaturas y poder realizar la actividad evitando los calores del verano.

El buen ambiente dentro de la expedición compuesta por el cuerpo técnico y futbolistas era presagio de una jornada distinta pero maravillosa, como también fue la acogida que tuvieron nada más aterrizar en la villa por parte de veraneantes y ezcarayenses que se encontraban en la localidad.

El fin y objetivo de está dinámica de grupo, aparte de integrar un poco más a las nuevas jugadoras con el resto del equipo, también consistía en desconectar por un día a la plantilla de los típicos entrenamientos de una pretemporada, dejar por un día las botas de fútbol, los ejercicios técnicos y físicos y pasar una mañana distinta llena de buen ambiente y compañerismo, sin olvidar la meta de llegar a la cima donde se encuentra la hermita de Santa Bárbara, patrona de la localidad.

Durante la marcha senderista, que transcurría por hayedos, robledales y paisajes espectaculares, se podía intuir el buen ambiente reinante entre bromas, risas, ánimos y ayudas ante una ruta nada fácil con sendas estrechas, subidas exigentes al igual que bajadas. Algunas futbolistas fueron las primeras en coronar la cima de la hermita, pero lo importante era que todas lo lograron y esta vez no hubo ni ganadoras ni perdedoras, todas consiguieron hacer la ascensión sin ninguna baja, pasando una jornada diferente pero inolvidable.

Para terminar la dinámica de grupo, una vez terminado el descenso desde la hermita, en la localidad de Ezcaray, les aguardaba un pequeño pero reconfortante tentempié, brindado por algunos locales de esa localidad, donde pudieron degustar uno de los platos fuertes de ese municipio como es su gastronomía al igual que la gentileza de sus gentes y visitantes.

Por @alvarom58933655

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies