El ambicioso proyecto de Dorilton Capital para reflotar a Williams Racing

Tras la compra del histórico equipo británico a la familia Williams, el fondo de inversión norteamericano prepara una fuerte inyección financiera que permitirá a los de Grove ver la luz al final del túnel y soñar con volver a estar entre los grandes

0

Tras varios meses de incertidumbre y dos largas temporadas siendo el farolillo rojo de la parrilla como consecuencia de una grave crisis financiera, Claire Williams confirmó de forma oficial tras del Gran Premio de España lo que era un secreto a voces en paddock del ‘gran circo’: el equipo de Grove cambiaría de manos para pasar a ser propiedad del fondo de inversión estadounidense Dorilton Capital. De esta forma, el equipo de Grove deja de ser el último equipo familiar de la Fórmula 1 para intentar volver a la parte alta de la tabla con la fuerte inyección financiera que aportarán los nuevos propietarios.

Durante los seis largos meses que el equipo ha pasado en venta, desde la pretemporada en el Circuit de Barcelona-Catalunya hasta el cierre de la operación el pasado 21 de agosto, el mundo del motor y los aficionados a la Fórmula 1 han mirado con escepticismo y cierta preocupación lo que sucedía en Grove; pues con la crisis que sufría la entidad británica, agravada aún más con el parón provocado por el Covid-19, corrió por el paddock el rumor de que la situación de Williams podría llevar al equipo a una absorción, lo cual conllevaría la pérdida del nombre -tal y como le sucedió a Lotus tras la temporada 2015-, o incluso a la desaparición total de la estructura. Ambas hipótesis quedan descartadas tras la compra por parte de Dorilton, que ha manifestado públicamente su deseo de mantener el nombre de la tercera escudería más grande de la historia de la Fórmula 1. Este es el punto en el que más énfasis ha hecho Claire Williams en unas declaraciones en las que aseguraba que su mayor satisfacción era mantener viva la historia de la marca británica: «Son gente (Dorilton) que entiende el deporte y lo que se necesita para tener éxito, gente que respeta el legado del equipo y que hará todo lo posible para tener éxito en el futuro». Dorilton Capital también ha comunicado su intención de seguir manteniendo la sede del equipo en la localidad inglesa de Grove, manteniendo así el mítico museo Williams Heritage y la fábrica de la escudería, argumentando que se trata de «unas instalaciones de primer nivel mundial».

Claire Williams en la fábrica del equipo en Grove. Foto: Financial Times

 

De esta manera, queda asegurada la continuidad del equipo Williams tal y como lo conocemos, pero se abren varias incógnitas acerca del modelo que adoptarán los nuevos dueños en relación con la dirección deportiva y la estructura de equipo que vayan a diseñar. Queda en el aire la continuidad de la dirección deportiva de la escudería, encabezada hasta ahora por Dave Redding y la propia Claire Williams. Otra de las dudas es la línea que elegirán los nuevos propietarios en relación con su dupla de pilotos. De cara a la temporada 2021 está confirmada la continuidad de George Russell y Nicholas Latifi, pero Williams tendrá que tomar una decisión al respecto a partir de 2022, fecha en la que, previsiblemente, se produzca el ascenso de George Russell a Mercedes y la escudería de Grove deba elegir entre seguir siendo el campo de pruebas de los jóvenes pilotos de Mercedes o apostar fuerte por una academia de jóvenes promesas muy debilitada en los últimos años. Lo que sí parece seguro es que la inyección de capital que se espera permitirá a Williams terminar con la dependencia de los pilotos de pago, como hemos visto en la última década con Bruno Senna, Maldonado, Stroll, Sirotkin o el propio Nicholas Latifi, que llegó al equipo de Grove gracias al apoyo económico de una de las empresas dirigidas por su padre.

A pesar de que aún quedan muchas incógnitas por resolver acerca del futuro inminente del equipo Williams, los ingleses podrán centrarse plenamente en el crecimiento deportivo, dejando atrás la incertidumbre sobre su futuro; y la llegada de la financiación norteamericana, junto con el nuevo Pacto de la Concordia, el límite presupuestario y el cambio del reglamento técnico para la temporada 2022 supondrán una gran oportunidad para que la tercera escudería más victoriosa de la historia de la Fórmula 1 vuelva a estar en la pelea por los podios.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies