ANÁLISIS | Unicaja navega en busca de su renacimiento

Los cajistas afrontan una temporada muy ilusionante

0

Unicaja de Málaga ha arrancado la pretemporada en busca de su renacimiento. Las últimas temporadas en la entidad cajista han sido de altibajos, que han dejado a una afición descontenta y al proyecto bajo una lupa permanente. A esto habría que sumar las rarezas provocadas por el COVID-19 durante la recta final de la temporada pasa y que seguramente volverán a aparecer.

El conjunto de Los Guindos buscará emular a un ave fénix renaciendo de sus propias cenizas, un renacimiento que les lleve a cumplir los objetivos por fin. El principal de estos es el retorno inmediato de Unicaja a Euroliga, la máxima competición continental. Desde su última participación en la temporada 2017/2018, se ha convertido en la gran obsesión del club y de la afición, volver a competir con los grandes equipos de Europa. Para ello, el camino más directo es ganar la Eurocup, competición con la que los cajistas ya se alzaron en 2017, por lo que este año tendrán que intentar volver a repetir la gesta.

Unicaja no puede olvidarse de las competiciones nacionales. La Copa del Rey había sido uno de los principales dolores de cabeza de los malagueños en las últimas temporadas, cayendo en primera ronda en el mayor de los casos si conseguían clasificarse. Este pasado año se rompió esa tendencia, al conseguir llegar a la final del torneo donde los cajistas actuaban como anfitriones. Sólo el Real Madrid impidió que el Unicaja rompiera la maldición del anfitrión, privándoles de levantar el título en casa.

La Liga Endesa ha sido también otro quebradero de cabeza para los cajistas, especialmente desde la llegada de Luís Casimiro, su actual entrenador. El Unicaja ha mostrado un juego muy irregular en la primera fase de la liga, viéndose arrastrado a los últimos puestos de la clasificación que daban lugar a Play-Off. Esto les hizo caer contra Valencia Basket de forma temprana hace dos temporadas, algo que se repitió en la Fase Final Excepcional de esta pasada temporada. Los malagueños no pudieron conseguir las victorias necesarias contra Barcelona y Baskonia, quedando apeados de la competición en la fase de grupos.

Para revertir esta situación y volver a montarse en el barco del triunfo, el Unicaja ha renovado al núcleo de su sala de máquinas. Carlos Suarez, Adam Waczynski y Alberto Díaz han prolongado su estancia en Málaga por unos años más, que, junto con la mayoría de jugadores que continua de la pasada temporada a bordo de la nave cajista, asegura un proyecto continuista. También se ha sumado un nuevo tripulante para dar fuerza a la defensa interior de Unicaja. Tim Abromaitis ha sido la única cara nueva en incorporarse al proyecto, muestra de la confianza que tiene Casimiro en sus jugadores.

Pronto se verá si este proyecto de Unicaja navega con aires de resurrección o se encalla en el más absoluto desconcierto, otro año más.

Síganme en @jorge_hidalgo98 y sigan toda la información y actualidad deportivas en @Grada3com y todo el baloncesto en «G3Basket.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies