Auba sigue marcando, Arteta sigue ganando

0

Arteta y Klopp se enfrentaban en Wembley por la Community Shield, o Supercopa de Inglaterra, el primer título de la temporada.

Dos entrenadores bastante distintos, y que venían de campañas también muy diferentes.
El vértigo de las transiciones contra el juego de posición, y una Premier muy sólida del Liverpool contra una FA Cup de rebote que salvó el año clasificando el Arsenal a Europa League.
Aunque la Community Shield no pueda servir del todo como vara de medir de cara a lo que será la temporada, pudimos ver detalles de cómo serán las cosas este año.
El Liverpool comenzó dominando sin crear demasiado peligro. Un cabezazo de Milner fue la ocasión más clara para los reds, hasta que Aubameyang se sacó una genialidad completamente inesperada, en el primer acercamiento del Arsenal. Si puede llamarse acercamiento, porque el gabonés agarró el balón en la banda y le pegó desde el pico del área antes incluso de encarar a Neco Williams, que pecó de novato en su sustitución a Arnold.
El equipo de Arteta mantuvo el resultado durante una hora, pero la entrada de Minamino electrizó el encuentro, y fue el propio japonés quien sirvió la igualada.
El Arsenal aguantó el chaparrón red, que se agolpó sobre la portería de Emi Martínez durante un buen rato. Pero cuando el partido agonizaba, los dos equipos se conformaron con el empate y apenas pasó nada más, salvo una ocasión mal gestionada por el Arsenal.
Los 90 minutos acabaron con empate a 1 y, al contrario que en la mayoría de competiciones, la Community Shield prescinde de la prórroga para ir directamente a la tanda de penaltis, así que así fue, los 22 protagonistas se distribuyeron los lanzamientos, Alisson y Emi se fueron a la portería con la lección de a dónde tirarían sus rivales aprendida, y el primer valiente, Salah, se dispuso a tirar. Marcó, al igual que Nelson, que empató la contienda. Fabinho volvió a adelantar a los reds, pero otro canterano gunner, Maitland Niles, igualó de nuevo. Y ahí vendría el primer y único fallo. Rhian Brewster, canterano del Liverpool que venía enrachado después de marcar 3 goles en los dos partidos amistosos jugados en pretemporada, mandó el balón al larguero.
Cedric adelantó al Arsenal, y a partir de ahí nadie falló. Minamino, David Luiz y Curtis Jones mandaron el balón al fondo de las mallas para dejar toda la responsabilidad, a quién si no, Pierre-Emerick Aubameyang. No le tembló el pulso al ex del Dortmund, que dio anotó y dio el segundo título en menos de un mes al Arsenal.
Capitán, estrella y emblema, Auba se ha convertido en el estandarte gunner. Marcó un doblete para darle la FA Cup a su equipo el 1 de agosto en Wembley, y en el mismo escenario, 28 días después, también se apuntó un gol, un golazo, y marcó el penalti decisivo. 2 títulos en menos de un mes para Arteta y su nuevo proyecto, pero el mayor título será renovar a su capitán.
El Arsenal se lleva el primer entorchado de la temporada, vuelve el fútbol inglés y vuelve la alta competición.

Escrito por  @rafaelobrero_ y @apiedecancha_

 

 

Escrito por:

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies