Al Mallorca le queda trabajo

Los afrontan el incio de la temporada 20-21 como favoritos por el ascenso, pero con muchas incógnitas que resolver.

0

Tras una temporada atípica, con una miniserie de partidos jugados en Pinatar, el Mallorca de Luis García Plaza echará a rodar el domingo a las 16:00 horas ante el Rayo Vallecano de Andoni Iraola. Los cuatro partidos disputados por el conjunto mallorquín más uno en Lugo, han servido para que el técnico madrileño viese en primera persona las carencias de un conjunto que aspira a volver a la máxima categoría. Obvio, que también tiene puntos muy fuertes que debe de explotar.

Hay que reconocer que los resultados han sido buenos y que se han hecho descubrimientos bastante notables a medio plazo. Iván Bravo, Luka Romero, Quintana y Redondo han dejado una gran imagen, pero son jugadores que todavía no están para afrontar un objetivo de tales dimensiones. Almenos como piezas importantes. También se ha consagrado un viejo conocido como Franco Russo, que parece que será una pieza importante dentro de la plantilla. Por otro lado, Álex Alegría ha dejado un solo gol en su casillero, pero se le ha visto algo flojo en la participación colectiva. Sin embargo, tendrá un sitio en el equipo. Finalmente, tanto Juan Diego Molina «Stoichkov» y Antonio Sánchez han participado poco, por culpa de la COVID-19 y una lesión en el hombro, pero ambos están llamados a ser claves dentro del organigrama de LGP.

El Mallorca actual maneja una nómina muy grande de jugadores y algunos con una suma salarial casi inasumible para el club en Segunda. Trajkovski y Salibur son los nombres más sonados de la pretemporada. El macedonio gusta a Luis García y éste ha dejado sensaciones aceptables, por el contrario, con el francés, tanto la dirección deportiva como el cuerpo técnico han decidido que salga. El destino de Yannis parece ser Turquía, pero la operación no está siendo nada fácil.

Otro que puede salir es Ante Budimir. El Valladolid quiere hacerse con sus servicios, pero no a un precio elevado y por su parte el Mallorca puede dejarle la puerta abierta pero no a cualquier precio. Esta semana se han reunido para hablar de su futuro y el conjunto bermellón le ha dejado sobre la mesa una oferta de renovación. Finalmente, en este apartado de salidas, aparecen nombres como Valcarce, Zlatanovic, Buenacasa y Moyita, que no cuentan para el entrenador.

En el apartado de entradas, solo se ha oficializado la llegada de Brian Oliván, procedente del Cádiz. El catalán, ha jugado cedido en el Girona esta temporada siendo suplente de Mújica. El lateral zurdo se caracteriza por ser muy serio atrás, sin muchos errores tácticos y que supera con solvencia los 1vs1. Por otra parte, su faceta ofensiva suele ser pobre, llega poco a línea de fondo, ya que sube solo cuando la juagda lo requiere. Un lateral como los de antes.

La otra incorporación que falta es la de Braian Cufré, procedente de Vélez. El argentino es un perfil totalmente diferente al de Oliván. Si uno destaca por su sobriedad atrás, el otro lo hace por ser un puñal ofensivo. Cufré es rápido, técnicamente muy bueno y con una tendencia ofensiva espectacular. Esto, contrarresta con sus debilidades defensivas. Al subir tanto, deja mucho espacio atrás, cosa que obligará al pivote, en este caso Baba a cubrir esas zonas para equilibrar las jugadas que vengan por ese lado.

A tres días, del inicio de la temporada, el Mallorca se presenta con un gran número de incógnitas y carencias. Los extremos, de lo cual se queja Plaza, que solo cuenta con Lago Junior y un suplente de Baba son las posiciones que tiene que reforzar el Mallorca antes de llegar al 5 de Octubre. Además de dar salida a una infinidad de jugadores.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies