Mboula: Un futbolista eléctrico

El catalán recala en Son Moix para reencontrarse y devolver al Mallorca a la élite

0

De padre congoleño y de madre española, este jugador de tan solo 21 años ha recalado en el RCD Mallorca. A pesar de su juventud, Jordi ha pasado por diversos clubs e importantes como FC Barcelona, Mónaco, Brugges y Huesca en último lugar. Todo un trotamundos prematuro. Llega a Mallorca con un contrato de cuatro años y con la intención de volver a subir a la máxima categoría. Luis García Plaza pidió extremos y en un día le han dado dos.

Tras la presentación, vamos a ver quién es este habilidoso extremo formado en La Masía. El de Granollers destacó muy rápido en La Masía, hasta el punto de considerarlo una apuesta de futuro muy importante, de hecho, se le llegó a comparar con Thierry Henry, pero a los 17 años hizo las maletas y se fue en dirección Mónaco, donde coincidió con Kylian Mbappé. En el principado no encontró los minutos necesarios y se marchó cedido al Cercle Brugges de Bélgica donde tampoco se encontró muy cómodo. Finalmente, en el Huesca, jugó 307′, repartidos en siete partidos. Otra muestra clave para ver que no ha jugado con regularidad. Aunque si las lesiones le respetan es un futbolista muy aprovechable, para practicar el fútbol que quiere LGP.

Potencia y chispa

Mboula, destaca por su velocidad y desborde. Es un jugador con unas características portentosas para correr a campo abierto y picar a los espacios. Posee un gran margen de aceleración, que le permite afrontar 1vs1 en muchas zonas del campo. De hecho, muchos de sus regates, empiezan de parado. Suele ocupar el flanco diestro del campo y siempre pegado a banda, sin balón. Abre mucho el terreno de juego para poder incurrir hacia dentro cuando tiene la posesión. Le gusta acabar jugada cerca o dentro del área ya sea con un centro, pase o chut.

En el tema técnico, se le nota su aprendizaje en La Masía. Tiene mucho mimo sobre la pelota y maneja ambas piernas a la perfección, pero a la hora de finalizar o mejorar la jugada siempre se apoya en su pierna derecha. También posee buen disparo a puerta con ambas piernas, pero algo falto de potencia.

En cuanto a goles, Jordi Mboula no es un goleador nato, de hecho sus números lo evidencian.Es un jugador de segunda línea, que aporta más a la hora de desequilibrar la jugada y poder dar ventajas a sus compañeros en los metros finales, que finalizar él, pero sus goles suelen llegar con centros del lado izquierdo y él rematando llegando desde atrás. De largas distancias no suele meter goles, normalmente, se decide a rematar desde dentro del área.

Sacrificado en defensa

Tras analizar su perfil ofensivo, un par de pinceladas de su actividad defensiva. Mboula  suele apoyar mucho en defensa, no es muy agresivo, pero su físico le permite poder bajar a ayudar a su lateral con coberturas, ayudas en 1vs1. No es un jugador con un gran despliegue defensivo, pero siempre está dispuesto a echar una mano.

El jugador formado en la cantera del Barça tenía y tiene unas condiciones brutales para ser pieza clave en el Mallorca, pero sus lesiones le han mermado hasta este momento. Veremos si en Son Moix es capaz de encontrar esa regularidad física que está buscando para dar rienda suelta a su fútbol eléctrico y vistoso.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies