Gareth Bale y Sergio Reguilón ponen rumbo a Londres

0

En los últimos días el Real Madrid ha conseguido cerrar la salida de dos futbolistas que no entraban en los planes de Zinedine Zidane, pero cuyas trayectorias han sido muy diferentes este año. Estos movimientos no serán los últimos en la plantilla madridista, pero junto con la salida hace unas semanas de James Rodríguez, la secretaría técnica madridista puede al fin respirar tranquila.

El conjunto blanco, vigente campeón de LaLiga Santander y máximo favorito a revalidar el título según las apuestas de la liga, tenía una enorme china en el zapato llamado Gareth Bale, y por fin, después de unas últimas temporadas con poca participación y relevancia en la plantilla, el galés parte rumbo a Londres para regresar al Tottenham.

Una cesión de un año que se puede prorrogar

A Gareth Bale le quedan todavía dos años más de contrato con la entidad madridista, y pocos equipos son capaces de pagar su elevada ficha, y mucho menos, pagar además un traspaso por el extremo. Estos dos inconvenientes han retenido al galés varias temporadas contra la voluntad de un Zinedine Zidane que no quería contar con sus servicios como jugador blanco.

Pero la persuasión de José Mourinho ha hecho efecto y el Real Madrid se verá liberado de pagar su astronómica ficha de 15 millones de euros, unos 27 millones en total si contamos los impuestos que dejará de pagar el club presidido por Florentino Pérez, uno de los máximos defensores del galés.

La cesión tiene un año de duración, pero se puede prorrogar una temporada más, algo que presumiblemente acabará sucediendo siempre y cuando Gareth Bale preste un rendimiento deportivo acorde a su calidad como jugador.

Reguilón no pudo convencer al técnico francés

Sergio Reguilón es el otro futbolista que hace las maletas rumbo a Londres, pero esta vez en forma de traspaso. El jovencísimo lateral izquierdo no ha podido convencer a Zinedine Zidane durante la pretemporada a pesar de haber realizado una espectacular campaña con el Sevilla CF, con el que se proclamó campeón de la UEFA Europa League a finales de julio.

Es un caso muy diferente al de Gareth Bale porque Sergio sí se quería quedar en el Real Madrid. Canterano y fiel al escudo, se marcha contra su voluntad por 30 millones de euros, aunque el club blanco se reserva una opción de compra por 40 millones de euros, una compra y una vualta al Real Madrid que, sabiendo la edad de Marcelo y su bajo rendimiento en las últimas temporadas, no sería raro que se produjese al final de temporada.

Lo positivo para Sergio Reguilón es que en el Tottenham encontrará las oportunidades de jugar que le niega el Real Madrid y así podrá seguir entrando en los planes del seleccionador español Luis Enrique, quien ya avanzó en su última rueda de prensa que solo contará con futbolistas que estén siendo importantes en sus clubes, y hay que recordar que en 2021 hay mundial, cita que ningún jugador del planeta se querría perder.

Ambos podrían ocupar todo el carril izquierdo del nuevo Tottenham de Mourinho en un nuevo intento por regresar a Europa del conjunto londinense, que la temporada pasada no cumplió objetivos y que por lo tanto este año parte con una mayor presión de cara a conseguir los propósitos que persigue la entidad presidida por el siempre polémico Daniel Levy.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies