La jugada de la discordia, ¿decidió bien LeBron James?

Analizamos la jugada en la que los Lakers pudieron llevarse su 17º título de la NBA, pero Danny Green falló el triple

0

Analizamos la jugada que pudo haber dado por terminada la temporada en la NBA y haber dado el título a los Ángeles Lakers. ¿Hizo bien LeBron? ¿Fue una buena decisión del 23?

Lo primero que se debe mencionar es el partido de LeBron James: 40 puntos, 13 rebotes y 7 asistencias; con un 71,4% en tiros de campo y un 66,7% en triples en 43 minutos. Una auténtica barbaridad de estadísticas. En el último cuarto, «El Rey» se echó el equipo a la espalda y más aún cuando a falta de 4 minutos Anthony Davis se lesiona en el tobillo. Él y Jimmy Butler protagonizaron un espectacular intercambio de canasta que acabó decayéndose del lado del segundo. Vamos a ver un par de jugadas de los últimos minutos

Butler anotando en el último cuarto

En esta acción vemos como Butler busca llevar a Morris al poste bajo y anota en uno contra uno sin que Anthony Davis ni LeBron James ayuden. Cada defensor de los Lakers está con su hombre y no hace ningún movimiento para saltar a ayudar a su compañero.

LeBron anota en una de las últimas jugadas del partido

En esta acción de los Lakers, LeBron también quiere atacar en uno contra uno en el poste, pero enseguida la defensa de Miami se cierra sobre él y deja muy solo a Caruso. James decide jugarse el tiro, falla, pero consigue el rebote y anota.

¿Qué diferencia hay entre ambas jugadas? Los Lakers deciden no ayudar a Morris en su defensa sobre el mejor jugador rival. En cambio, Miami hace lo contrario, Jae Crowder y Duncan Robinson no dudan en saltar y ayudar a su compañero.

Vayamos a la última jugada. Los Lakers solicitan tiempo muerto después de que Butler anote dos tiros libres y ponga uno arriba a su equipo, quedan 16, 8 segundos. Frank Vogel decide salir a por el partido y a por el anillo con LeBron, Davis, Morris, Cadwell-Pope y Danny Green; tan solo hace un cambio, entra Danny Green y se sienta Caruso.

Como era previsible el balón es para LeBron (conviene recordar que llevaba 40 puntos) y este decide atacar el aro, lo mismo que había hecho en acciones anteriores y había salido con éxito. Al igual que en la imagen anterior, la defensa de Miami se cierra sobre él.

LeBron ataca la canasta y toda la defensa de Miami centra su atención en él  

Los cinco jugadores de los Heat están pendientes de la penetración a canasta, imposible levantarse y hacer un buen tiro. En este momento hay varias opciones de pase, Morris en la esquina es arriesgado porque Crowder está  muy cerca, Davis debajo de canasta también es complicado porque Adebayo está en medio de la línea de pase y la esquina contraria es más difícil todavía. ¿Solución? Danny Green que está completamente solo ya que Duncan Robinson le ha abandonado para ayudar en la defensa de James.

Ha quedado demostrado que el escolta de Lakers no pasa por su mejor momento en estos playoffs, pero a esas alturas de partido llevaba un 2 de 4 en triples, ¿es descabellado darle el balón para que se juegue ese tiro? Teniendo en cuenta la situación de la jugada, no es una mala decisión. El tiro no entra y el rebote lo coge Markieff Morris que duda y no sabe qué hacer con el balón.

Markieff Morris busca a Davis sin tener en cuenta a otros compañeros

A falta de 4,8 segundos Morris busca desesperadamente a Davis que lucha la posición con Adebayo. No se da cuenta de que tiene a Green justo detrás liberado y lo más importante, a LeBron en el otro lado de la pista sin defensor porque Butler quería entorpecer el pase a Davis. La jugada acaba en pérdida y los Lakers pierden el partido.

El equipo de los Ángeles no puede ver con malos ojos la decisión de LeBron ya que Danny Green fue el único cambio que hizo Vogel para disputar el ataque que les podía dar el anillo. A muchos aficionados no les ha gustado esta decisión ya que consideran que el mejor jugador debe tirar el último tiro pase lo que pase. Es cierto que podía haber optado por un tiro de media distancia o un fade away, pero en las últimas acciones había atacado el aro y había salido exitoso, entonces, ¿por qué cambiar la estrategia si ha funcionado? El mismo Michael Jordan delegó en Steve Kerr en el sexto partido de las finales de 1997 y los Bulls ganaron el anillo. Nadie sabe qué se estaría diciendo si Danny Green hubiera metido el triple, ¿hablaríamos de genialidad táctica de LeBron que deja a un compañero liberado?

 

Síganme en @Raul5Ruano y sigan toda la información y actualidad deportiva en @Grada3com, y todo el baloncesto en @G3Basket.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies