Boston Celtics 2019/2020: Con la miel en los labios

Los Celtics vuelven a quedarse a las puertas de las finales, pero con motivos de sobra para ser optimistas de cara al futuro

0

La temporada de los Celtics se puede aprobar con bastante buena nota en el balance general. Tercer puesto en su conferencia en temporada regular. Dos jugadores All-Star. Llegaron a finales de conferencia y compitieron. Sin embargo, en Boston ha quedado un sabor agridulce. El sabor de pensar que se podía haber llegado más lejos. El sabor de pensar que este era EL año de llegar a las finales; por las lesiones en equipos como Nets, por la eliminación de los Bucks

A pesar de ello, tanto fans como organización de los Celtics deben estar contentos. Han sabido sobreponerse a lesiones y altibajos durante la temporada regular, han derrotado a 76ers y Raptors en playoffs y solo han caído derrotados contra Miami Heat, un equipazo con todas las letras. Pero, por encima de todo, deben estar contentos porque can a dar guerra durante muchos años.

Tatum Y Brown durante un partido con los Boston Celtics – Fuente: NBA

Jayson Tatum y Jaylen Brown han dado un paso de gigante en su progresión, convirtiéndose ambos en dos de los mejores two-way players de la liga

Jaylen Brown firmó un contrato de $115 millones el verano pasado, por el que Danny Ainge (presidente de operaciones de los Celtics) fue muy criticado. El caso es, que tan solo una temporada después, Brown ya ha demostrado que vale ese dinero y puede que algo más. Ha promediado 20’3 puntos, 6’4 rebotes y 2’1 asistencias y lo que no se ve en las estadísticas. Varios tiros importantes en el ‘clutch’ y emparejamientos en defensa contra varios de los mejores jugadores de la liga.

Por su parte, Jayson Tatum ha sido All-Star por primera vez en su carrera. Ha promediado 23’4 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias, liderando al equipo en puntos y porcentaje de triples. Se mes de febrero fue espectacular, lo que le valió para ser nombrado jugador del mes en la Conferencia Este tras promediar 30’7 puntos, 7’9 rebotes, 3’2 asistencias, 1’2 robos y 1’3 tapones con unos porcentajes de escándalo: 49’4% en tiros de campo y 48’1% en triples. Anotó más de 25 puntos en 11 de los 12 partidos del mes, con seis encuentro de más de 30 y uno de 41. El alero de 22 años se ha convertido ya en una superestrella de la liga capaz de ser importante en ambos lados de la cancha y de liderar a su equipo en PlayOffs.

Los Celtics son un EQUIPO. Es verdad que esta temporada han destacado los ‘Jays,’ pero los verdes son mucho más que ellos

Kemba Walker fue el fichaje estrella de los Celtics el pasado verano. Llegó para suplir la marcha de Kyrie Irving a los Nets y, en normas generales, lo ha cumplido con creces. Kemba ha encajado mejor que su predecesor tanto en el vestuario como en el esquema de una franquicia que se basa en el juego colectivo en ataque y en una defensa rocosa. Kemba fue el segundo representante de los Celtics en el All-Star y ha promediado 20’4 puntos, 3’9 rebotes y 4’8 asistencias. El único ‘pero’ que se puede poner a su temporada es su actuación en los PlayOffs. Se salió contra Philadelphia, pero se vio acorralado por la defensa ‘caja y 1’ de los Raptors en la que tenía todo el rato un defensor encima. Contra Miami parecía que podía volver a recuperar su nivel, pero no fue capaz de remontar unos malos porcentajes de tiro. Tiene pinta de que la temporada que viene cantará otro gallo para él tras su primera experiencia (seria) en post-temporada.

Marcus Smart es uno de esos jugadores que no tiene término medio, o lo amas o lo odias, y cuando lo tienes en tu equipo solo puedes amarlo. Smart es el corazón y el carácter de estos Celtics, un jugador que ha evolucionado de manera espectacular desde su llegada a la liga. Siempre ha sido un gran defensor, de esos que no te quieres encontrar nunca en contra y capaz de cambiar partidos con su defensa. Esta temporada ha sido uno de los finalistas para el premio a defensor del año y la próxima volverá a ser un firme candidato. A esto, hay que añadirle su gran mejoría en la parcela ofensiva. Ha mejorado la toma de decisiones (aún le queda bastante margen en esto) y, sobre todo, el tiro de tres puntos.

Tras la marcha de Al Horford a los 76ers, todo el mundo esperaba el fichaje de una estrella interior para suplirle, pero resultó que el ideal estaba ya en casa. Daniel Theis se ha destapado como un pívot polivalente, con gran capacidad defensiva y con buena anotación y distribución en ataque. Obviamente no está al nivel de Horford, pero todavía tiene potencial de mejora. ¿Los problemas? Su baja estatura y los recurrentes problemas de faltas.

Gordon Hayward sigue siendo clave en el esquema de Brad Stevens, pero sigue sin conseguir una regularidad tanto estadística como física tras su grave lesión. El alero ha mejorado esta temporada y ha tenido un papel más importante, pero se volvió a lesionar en el momento clave de la temporada. Un esguince de tobillo contra Philadelphia le obligó a perderse la serie contra Toronto y llegar a medio gas contra los Heat. Es fácil hablar a toro pasado, pero puede que con Hayward al 100% la serie se hubiera decantado para Boston.

Enes Kanter, Brad Wanamaker, Grant Williams, Semi Ojeleye, Robert Williams… Todos han aportado su granito de arena a la temporada de los Celtics y han tenido momentos en los que han sido importantes para el equipo.

BOSTON, MA - JANUARY 18: The Boston Celtics bench reacts to a play during a game against the Phoenix Suns on January 18, 2020 at the TD Garden in Boston, Massachusetts. (Brian Babineau/NBAE via Getty Images)
Banquillo de los Celtics durante un partido contra los Suns | Fuente: NBA

Resultados

Los Celtics terminaron la temporada como terceros de la Conferencia Este y quintos de toda la NBA con un récord total de 48 victorias y 23 derrotas. Antes del parón por el coronavirus, iban 43-21 y consiguieron ganar cinco partidos en la burbuja y perder tan solo dos.

En primera ronda de PlayOffs, se enfrentaron a unos 76ers sin Ben Simmons, que estaba lesionado. Boston barrió a “Philly” por 4-0 y se clasificó a la siguiente ronda, donde esperaba Toronto.

La serie empezó bien para los Celtics con dos victorias seguidas. En el tercero, un triple sobre la bocina de Anunoby les privó de poner el 3-0 en el marcador. A partir de ahí los Raptors empezaron a carburar y la serie se alargó hasta el séptimo partido. En el encuentro decisivo, los Celtics se impusieron por 92-87, con un Tatum espectacular.

En las finales de conferencia esperaban unos Miami Heat que venían de derrotar a los Bucks (seed 1 del Este), en una serie que había parecido demasiado sencilla para los de Florida. El cansancio acumulado, un Hayward jugando infiltrado y unos Heat espectaculares tanto en ataque como en defensa privaron a Boston de volver a unas finales de la NBA.

¿Qué esperar de la agencia libre?

Todos los movimientos que los Celtics quieran hacer este invierno dependen de Gordon Hayward. El alero tiene una opción de jugador en su contrato con valor de 34’2 millones de dólares. Si decide cogerla, Boston estará muy capado en cuanto a límite salarial ya que se espera también una renovación a largo plazo con contrato máximo para Tatum. Si decide rechazarla y convertirse en agente libre, supondrá un gran alivio para Danny Ainge, que presumiblemente le ofrecería un nuevo contrato (más barato) a Hayward por varios años.

Además de Hayward, Enes Kanter también tiene una opción de jugador por valor de 5 millones. Wanamaker termina contrato, pero es una incógnita si Stevens querrá mantenerlo en el equipo o preferirá buscar otro base suplente en el mercado. Semi Ojeleye tiene una opción de equipo en su contrato por 1’7 millones que presumiblemente ejercerán los Celtics ya que se trata de un contrato muy barato.

Dependiendo de estos movimientos, Boston podrá moverse más o menos en el mercado. Su principal debería ser buscar profundidad (y sobre todo fiabilidad) desde el banquillo. Un base suplente, algún tirador contrastado y un interior si Kanter no renueva.

Tres elecciones en primera ronda

Esos refuerzos de los que hablábamos arriba podrían llegar desde el draft con las tres primeras rondas que poseen los Celtics. 14, 26 y 30 son los números en los que escogerán. Desde NBC Sports colocan al base de Alabama Kira Lewis Jr. como la primera elección y lo comparan con Lou Williams como un jugador con gran potencial de anotación ofensiva.

Otra opción para los Celtics sería buscar un traspaso interesante por estas rondas que pueda fortalecer su rotación. Una opción que seguro rondará la mente de la directiva de Boston hasta el mismo día del draft.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies