La Juventus no tiene tiempo para sorpresas

Partido serio y convincente del campeón italiano que, gracias a un doblete de Morata, derrotó (0-2) a un Dinamo Kiev que opuso nula resistencia y solo apuró en el final con el partido sentenciado.

1
Dinamo Kiev 0 2 Juventus

Sencillo estreno de la Juventus en la UEFA Champions League. El campeón italiano no tuvo problema alguno para vencer (0-2) al Dinamo Kiev y comenzar de gran manera el torneo continental. Recomponiéndose de las dudas iniciales de este inicio de campaña, la ‘Vechia Signora’ construyó bien su triunfo y terminó asegurándolo con doblete de Morata. Aunque el subcampeón ucraniano creció en el tramo final, ya era muy tarde y los transalpinos son líderes (junto al Barcelona, que goleó 5-1 al Ferencváros) del grupo G.Con la misma tranquilidad con la que Pirlo aseguró en rueda de prensa que «todo estaba bien«, su equipo plasmó ese discurso sobre el campo. Y es que la Juventus tuvo la calma y el temple suficiente para manejar la posesión y, con ello, tejer su posterior victoria. Todo el respeto que Pirlo mostró a Lucescu antes del partido, se perdió durante el transcurso del duelo. A pesar del primer susto que protagonizó Szczesny al atrapar mal un balón alto, no hubo mayores sobresaltos. En la primera parte, les costó a los ‘bianconeros’ penetrar las duras líneas que el Dinamo Kiev plantó delante de ellos. Neutralizados por la vía larga, se adhirió al plan de respaldo.

Crece el juego juventino

Para poder avanzar metros, los campeones italianos le otorgaron el esférico a los de Lucescu en busca de atacarlos en repliegue. Así, tuvieron dos contraataques de la mano del recién llegado Chiesa. El ex de la Fiorentina vio como Bushchan le atajó el primero y en el segundo, mandó el balón fuera. Entre esas ocasiones, el portero del Dinamo salió mal  y Chiellini se encontró sorpresivamente con el balón tras un tiro de esquina. Fue la última del capitán de la Juventus, ya que salió lesionado después de solo veinte minutos. Demiral entró en su lugar. En ese momento, la ‘Vechia Signora’ inició su intratable dominio en terreno rival.

Con Bentancur como director de orquesta, la Juventus transitaba con comodidad y el juego, hasta antes lento, aceleró considerablemente. El uruguayo, partiendo desde la base y con una precisión de cirujano, no se cansó de filtrar pases hacia Morata. A la par, Rabiot presionaba cuando perdían la posesión y Ramsey comenzó a brillar a pura técnica individual. Lo sufría mucho el Dinamo, que vio como un pase errado de Sydorchuk era salvado por Bushchan y como el portero volvía a salvar ante un taconazo de Kulusevski. Solo un disparo desde mediocampo por parte de De Pena agitó un poco a la Juventus antes del descanso.

Morata, el 9 que pidió Pirlo

Quizás teniendo en cuenta ese tímido, pero atrevido intento, la Juventus encarriló su victoria apenas salir de camerinos. Ramsey, genio él, taconeó a la llega de Kulusevski dentro del área y aunque Bushchan salvó el misil del sueco, dejó el gol servido a Morata en el rebote. El tanto, lejos de despertar al Dinamo Kiev, acrecentó aún más a la Juve y ni que decir con Dybala en el campo. El argentino regresó tras un buen tiempo lesionado y elevó aún más la superioridad sobre el campo. Pero entonces Lucescu también reaccionó a la intención de Pirlo, su exdirigido.

Gerson Rodriguez y Verbic entraron, y los locales alzaron sus líneas, obteniendo mejores resultados mas se encontraron delante de un muro. Los dos extremos otorgaron desparpajo y desequilibrio por los lados que, unido a la valentía del joven Shaparenko y la intensidad de Sydorchuk, alzó al Dinamo para poder hacerle pelea al campeón italiano. Sin embargo, solo fue un espejismo al mal partido de los dirigidos por el histórico Lucescu. Cuadrado, otro de gran partido, recibió sin aparente peligro y soltó un centro que Morata anticipó en el punto de penal para asegurar el triunfo ‘bianconero’.

Gran victoria para encontrar el camino

El equipo ‘blanquiazul’ trató de meter presión en los últimos minutos con más corazón que con fútbol. Su inherente asedio llevó a que Szczesny sea participe tras ser mero espectador de lujo. Mykolenko, Sydorchuk y Shaparenko lo intentaron, pero el encuentro finalizó con una merecida victoria italiana. Mucho por mejorar por parte del Dinamo Kiev, aunque sea para optar al tercer lugar del grupo. Por su lado, la Juve consigue un triunfo que reconduce su dudosa andanza hasta el momento y alza su confianza de cara al choque decisivo contra el Barcelona. Ya tendrá para ello a Cristiano Ronaldo, aunque hoy sin el luso no se dio tiempo para sorpresas.

Ficha técnica
Dinamo Kiev: Bushchan; Kedziora, Zabarnyi, Mykolenko, Karavaev (Popov, min 70); Buyalskyi (Garmash, min 69), Sydorchuk, Shaparenko; Tsygankov (Verbic, min 63), Supryaha, De Pena (Rodrigues, min 63).
Juventus: Szczesny; Cuadrado, Bonucci, Chiellini (Demiral, min 19), Danilo; Kulusevski (Dybala, min 56), Bentancur (Arthur, min 79), Rabiot, Chiesa; Ramsey (Bernardeschi, min 79); Morata.
Goles: 0-1, min 13: Morata. 0-2, min 16: Morata.
Árbitro: Ovidiu Hategan. Amonestó a Brozovic (min 7), Vidal (min 7) y Hakimi (min 7) por el Dinamo Kiev, y a Kjaer (min 22), Kessié (min 45+1) e Ibrahimovic (min 60) por la Juventus.
Incidencias: Partido correspondiente a la primera jornada de la UEFA Champions League 20-21 disputado en el Olímpico de Kiev, Kiev, Ucrania.

 

1 comentario
  1. […] a Pirlo las riendas del primer equipo. Víctima de la irregularidad, el campeón italiano alterna días de excelencia con otros donde retrocedes dos pasos hacia atrás. La ruleta hoy decidió los segundo. Y eso a […]

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies