Un mal segundo cuarto decide el Clásico para el FC Barcelona

El club blaugrana se impone al Real Madrid por 79-72 en un partido donde un mal segundo cuarto sentenció a los madridistas. Cory Higgins, MVP, con 13 puntos y dos robos.

0
FC Barcelona 79 72 Real Madrid

 

El Clásico. El segundo de la temporada. El primero en la Turkish Airlines Euroleague. Y con necesidades en los dos equipos. El FC Barcelona necesitaba quitarse la espinita contra el Real Madrid tras haber caídos derrotados en la final de la Supercopa Endesa Tenerife 2020 y confirmarse así como un aspirante claro a la máxima competición europea. Por su parte, los blancos, con un 1-3 de balance, necesitaban como el comer una victoria para reengancharse a la competición.

El segundo cuarto mata al Real Madrid

Quintetos sorprendentes en ambos equipos para iniciar el partido. Pocos apostaban por ver a jugadores como Carlos AlocénRoland Smits de partida. Y precisamente fueron los que más protagonismo tuvieron en los primeros minutos, con las pérdidas del base y la polivalencia y fuerza al poste del ala-pívot. Poco acierto en ambos equipos hasta el 10-9.

Muy físico el partido desde la primera jugada. Las defensas, claras protagonistas. La ventaja no se agrandaba, estaba muy fija en menos de cinco puntos. Las pizarras apuntaban a despejar la incógnita de la victoria. Los estrellas, viendo el quinteto de ambos, fueron entrando y dando color al juego. El duelo entre Facundo CampazzoNick Calathes, precioso. Se apuntó el primer cuarto el Barça con el 18-14.

Pegó un estirón el FC Barcelona con un buen Kyle Kuric para superar los cinco de diferencia. La vieja guardia del Real Madrid, con Sergio LlullRudy Fernández a la cabeza, salió a relucir. Pero el escolta blaugrana era capaz de anotar en todas las posiciones y de todas las maneras. Una técnica a Facundo Campazzo terminó de dinamitar a los blancos, que habían desconectado. +11 con el 32-21.

Brandon Davies volvió a la pista y lo hizo con mucho impacto. Brutal pelea la vista con Usman Garuba en la pintura. Junto a Thomas Heurtel, los líderes del Barça. El pívot, castigando con faltas a la perla madridista, sumaba desde la línea de tiros libres. El Real Madrid de Euroliga apareció. Sin poder competir, sin buenos ataques, sin intensidad defensiva. La rotación no ayudaba tampoco mientras Pablo Laso se desesperaba en la banda. Cayó el +20 con el 46-25, y el descanso se plantó con el 48-27 en el marcador del Palau Blaugrana.

El Real Madrid murió en la orilla… Y con buenas sensaciones

Tenía que reaccionar el Real Madrid. Sólo 27 puntos al descanso de los blancos, de las cifras más bajas del equipo en su historia, y muy malas sensaciones. Mérito de un FC Barcelona imperial en defensa. Los pupilos de Pablo Laso salieron con otra actitud, con más ganas de defender y de buscar la remontada. Pero las canastas no llegaban. Y las noticias no mejoraban con la posible lesión de Gabriel Deck, dolido del tobillo derecho. Tras cinco minutos, 54-35.

Jeffery Taylor brilló y el Real Madrid se metió en el partido, actitudinalmente. Mejor en defensa, la asignatura pendiente estaba en anotar, y en eso fueron creciendo. Sarunas Jasickevicius pedía más a los suyos viendo que los blancos comenzaban a coquetear con bajar por debajo de los diez puntos. Usman Garuba, al rescate. El 60-50 a falta de 1:30 daba vida a los pupilos de Pablo Laso. La última batalla llegaba con el 64-52 en el marcador.

Diez minutos. Eso tenían los dos equipos para cerrar la victoria o consumar la remontada. Y el Real Madrid iba ganando la batalla. La renta bajó por debajo de los 10 puntos con el 64-56. Pero el carácter del Barça volvió a renacer con Cory Higgins a los mandos. Trey Thompkins, uno de los mejores de los blancos en el partido, puso el 70-58 a falta de cinco minutos para el final.

Cory Higgins se echó el equipo a la espalda. Pero apareció Sergio Llull, como en sus mejores años, para volver a dar vida al Real Madrid con el 72-65. Presión altísima de los blancos. Se veían capaces de remontar. Por corazón, desde luego, poco que achacar a los madridistas. 75-69 a falta de un minuto. Pero el FC Barcelona supo cerrar el partido. Sorprendentemente, con puntos de Sergi Martínez. Un mal segundo cuarto sentenció a los hombres de Pablo Laso, que ya van 1-4 en Euroliga.

Ficha técnica
FC Barcelona- 79: Adam Hanga (4), Álex Abrines (8), Cory Higgins (13), Rolands Smits (7), Brandon Davies (14) -banquillo- Leandro Bolmaro (-), Thomas Heurtel (6), Artem Pustovyi (-), Pierre Oriola (2), Sergi Martínez (7), Kyle Kuric (15), Nick Calathes (3).
Real Madrid- 72: Carlos Alocén (3), Alberto Abalde (13), Jeffery Taylor (6), Trey Thompkins (14), Walter Tavares (6) -banquillo- Anthony Randolph (1), Rudy Fernández (3), Facundo Campazzo (7), Nicolás Laprovittola (-), Gabriel Deck (2), Usman Garuba (8), Sergio Llull (9).
Parciales: 18-14 | 30-13 | 16-25 | 15-20
Árbitros: Christos Christodoulou, Mehdi Difallah y Milan Nedovic.
Incidencias: Partido correspondiente a la quinta jornada de la Turkish Airlines Euroleague, disputada en el Palau Blaugrana, Barcelona, España.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies