Albon…¡estás despedido!

El piloto tailandés completa una carrera desastrosa en Ímola y su futuro se complica aún más en la Fórmula 1 de cara a 2021.

0

El Gran Premio de Emilia Romagna puede haber sido el golpe definitivo a la estancia de Alexander Albon en Red Bull. La pobre actuación del tailandés en Ímola le deja en una situación crítica para encontrar un hueco en la parrilla de 2021. Sergio Pérez tiene pie y medio en Red Bull y Tsunoda es el principal candidato a ocupar el asiento que parecía tener reservado en AlphaTauri.

Una oportunidad que se convirtió en pesadilla

El fin de semana de ímola volvió a ser un calvario para un Albon que sigue a años luz de Max Verstappen. En la jornada de clasificación, un inexplicable trompo en la Q2 hizo que no pudiese arrancar la carrera con los neumáticos medios, destrozando su estrategia. Pero la Q3 tampoco le sirvió al tailandés para resarcirse de sus errores, ya que clasificó sexto, a cuatro décimas de Verstappen y se le colaron Gasly y Ricciardo por delante.

Una vez más, Albon mostró su peor versión el domingo. Perdió una posición ante Charles Leclerc en la salida y no fue capaz de recuperarla ante un Ferrari muy inferior a su Red Bull. El safety car provocado por el accidente de su compañero, Max Verstappen, le brindaría la oportunidad de luchar por el segundo podio de la temporada.

La quinta posición que ocupaba tras el safety car y el error estratégico de Pérez le permitían luchar por el tercer puesto con Ricciardo y Leclerc. Pero a pesar de la ocasión de oro que se le presentaba, Albon volvió a sucumbir ante la presión. Daniil Kvyat y Pérez le arrancaron las pegatinas en la relanzada y el tailandés destrozó carrera cometiendo un trompo de novato que le hizo acabar último.

La pobre actuación de Albon contrasta con la de Checo Pérez, que se postula como gran favorito para arrebatarle el asiento. El mexicano completó una carrera tremendamente sólida que le llevó hasta la tercera posición con el abandono de Verstappen, pero un grave error estratégico de Racing Point impidió su primer podio del año.

A pesar de ello, el contraste entre las actuaciones de Pérez y Albon deja al tailandés en mal lugar y reafirma las intenciones de Red Bull de bajarle del asiento a final de temporada.

Albon, contra las cuerdas

La situación de Albon en Red Bull es insostenible desde hace meses, y si algo le permitía tener unas mínimas garantías era la falta de alternativas para su asiento. Por primera vez en mucho tiempo, la escudería austriaca no cuenta con un gran talento en AlphaTauri.

Ni siquiera en su academia de jóvenes pilotos se vislumbra una opción seria de cara al futuro. Sólo Tsunoda ilusiona a Horner y Marko, pero al japonés aún le queda un largo periodo de aprendizaje para aspirar al segundo asiento de Red Bull.

Alex Abon durante los entrenamientos libres en Imola. Imagen: @RedBullRacing

Esta falta de recambios, junto con la política de Red Bull de apostar sólo por pilotos de la casa, daban a Albon cierta estabilidad, pero su pobre rendimiento ha hecho cambiar de opinión a los de Milton Keynes. Por primera vez desde la llegada de Mark Webber, Red Bull se plantea seriamente fichar fuera de su academia, lo que abre la puerta de la escudería a dos hombres: Sergio Pérez y Nico Hülkenberg.

Red Bull mira a Pérez y Hülkenberg…

Las grandes actuaciones de Hülkennberg en los tres grandes premios que ha disputado esta temporada han llamado la atención de Red Bull. Y aunque no considera al alemán su primera opción, ya ha contactado con su entorno para una posible incorporación.

Si Hülkenberg no es el gran favorito es porque Red Bull está a la espera de cerrar la incorporación de Pérez. El mexicano lleva en el punto de mira de Horner desde el inicio de la temporada, y su marcha de Racing Point ha acelerado el fichaje.

Helmut Marko ha intentado tranquilizar a Albon asegurando que no hay nada hecho y que “su futuro dependerá de lo que haga hasta Abu Dhabi”, pero la realidad es bien distinta y la marcha del tailandés es cuestión de tiempo.

Sergio Pérez, posible sustituto de Albon, en el pit lane de Imola. Imagen: @RacingPointF1

Y también se cierra la puerta de AlphaTauri

Por otra parte, también se desvanece la opción de AlphaTauri. Marko ha dejado caer en las últimas horas que Pierre Gasly y Yuki Tsunoda ocuparán los asientos del equipo de Faenza. Esto complica aún más la continuidad de Albon en la Formula 1, que podría pasar de un equipo ganador a verse fuera de la categoría.

Los únicos asientos disponibles serían los de Haas, pero ni Steiner contempla la opción de Albon, ni el equipo americano es un destino que interese al tailandés. Por lo tanto, en los próximos días veremos cómo el futuro de Albon se debate entre Red Bull y la nada, y salvo un cambio radical de la situación, el tailandés se verá abocado a salir de la Fórmula 1 por la puerta de atrás.

Su nombre en el garaje de Red Bull, una imagen que podrá pasar a quedar en los recuerdos para Albon. Imagen: pablovignone.com

Red Bull, una trituradora de pilotos

Con la marcha de Albon, Red Bull volverá a quemar prematuramente a una de sus grandes promesas. Es cierto que el ‘23’ ha estado lejos del rendimiento esperado, y más aún de Max Verstappen, pero quien debe hacer una reflexión profunda es el equipo Red Bull.

Desde la llegada de Verstappen, la escudería austriaca se ha convertido en una auténtica trituradora de pilotos. Gasly y Albon son dos caras de la misma moneda, dos pilotos a los que la presión por convertirse en el nuevo Verstappen se los ha llevado por delante.

A ambos se les ha pedido que triunfen en su segundo año en la Fórmula 1 con un coche hecho a medida del holandés y a ambos les ha podido la presión.

Albon preparándose para la carrera en el box de Red Bull en Imola. Imagen: @RedBullRacing

El gran problema de Albon, igual que sucedió con Gasly, han sido las prisas. Le subieron a Red Bull con apenas una docena de Grandes Premios completados, y en su primer año completo no ha podido ni hacerle sombra a su compañero.

Y ni siquiera el caso Gasly funcionó para no repetir el error

Red Bull está a punto de acabar con la carrera de Albon en la Fórmula 1. No tendrá una segunda oportunidad, ni siquiera dejarán que lo vuelva a intentar en AlphaTauri. Lo sucedido con Gasly debería ser el ejemplo a seguir: un piloto que no cuajó en Red Bull, pero que en el equipo filial ha sido capaz de recomponerse y lograr una victoria y dos podios.

El tailandés volvería a ser un piloto competitivo si encontrase estabilidad y se quitase de encima la presión, pero Marko no está por la labor. Albon merece la oportunidad de volver a empezar en la Fórmula 1, pero una vez más, Red Bull ha elegido quemar la carrera de uno de sus grandes talentos.

 

Síganme en mi Twitter: @juanepizarro1, y sigan toda la información y actualidad deportiva en nuestro Twitter: @Grada3com, en Facebook: MotorGrada3 o en nuestro Instagram: grada3com.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies