El uso del VAR, en peligro

Los que aseguran ser dueños de la idea del VAR, exigen el cese de su uso o una solución para su uso llegando a un acuerdo

0

Pocos a día de hoy, tras su implementación en la temporada 2018/2019, se imaginan ya un partido de LaLiga Santander o LaLiga SmartBank sin el VAR. Para algunos un invento maldito que le ha quitado magia e interés al fútbol; para otros una herramienta que, sin ser infalible por ser utilizada por seres humanos, aporta más justicia. Pero ahora el VAR se enfrenta a un serio peligro de desaparición en todas las competiciones habidas y por haber en las que se utiliza. La razón es que los que dicen ser propietarios intelectuales (Miguel Ángel Galán y Antonio Ibáñez de Alba) del sistema se han unido para que se detenga el uso de lo que consideran es suyo y por lo que no están percibiendo ninguna contraprestación por parte de FIFA, UEFA o cualquier federación o empresa.

Esto no es nuevo. Ya en el pasado ha habido pequeñas escaramuzas en los tribunales entre varios de estos individuos que mantienen ser los propietarios legales del VAR. Miguel Ángel Galán, por ejemplo, le ganó un juicio a Mediapro la propiedad de la marca industrial Video-Assistant Referee en un tribunal europeo que le otorgó un periodo de 10 años para su explotación. Ahora con esa propiedad se ha unido con Antonio Ibáñez de Alba, quien dice ser el autor intelectual de todo el sistema. Según el ex-ingeniero gaditano de la NASA, lo registró como patente el 1 de septiembre de 1995.

Frente común para que cese su uso o se les abonen derechos de explotación

Ahora juntos se han unido en una pelea contra todos los estamentos del fútbol (FIFA, UEFA, CONMEBOL, etc); además de la empresas Mediapro y Hawk-Eye que son las empresas que están en el mercado como suministradoras del sistema VAR. La petición es simple; que cesen de uso inmediatamente o que se llegue a un acuerdo con ellos. Es decir, que se les pague por la por la explotación del servicio como propietarios de la patente y licencia.

Su intención, como han declarado de forma pública, es que se llegue a una solución amistosa. Pero esto parece muy poco probable, sobre todo por parte de FIFA y UEFA, quienes ya están inmersos en un proceso judicial desde 2017 contra otro español, Francisco López, quien les ha acusado, junto a la RFEF de plagio del actual sistema VAR que dice haber patentado (con otro nombre) en 1999 y aún está pendiente de sentencia.

De esta forma forma, todo apunta a que se abrirá otro frente en los tribunales ante la improbabilidad de una resolución amistosa. En éste, Galán e Ibáñez de Alba pedirán que como medida cautelar mientras dure el proceso el sistema deje de usarse mientras dure. Si lo logran, el fútbol podría retroceder al pasado, cuando el único VAR que conocían las aficiones se escribía con ‘B’.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies