Casemiro: «Se hablará de Zinedine Zidane cuando se mencione la historia del Real Madrid»

El mediocentro del Real Madrid atendió a la UEFA en la previa del FC Internazionale Milano - Real Madrid CF y habló de la actualidad madridista.

0

El Real Madrid se juega la vida en la UEFA Champions League en el próximo partido ante el Inter, por el cual, junto al Borussia Mönchengladbach, se van a jugar los dos primeros puestos del grupo. En la previa del partido ante los italianos, Casemiro ha concedido una entrevista al organismo encargado de la competición y ha repasado la actualidad de la entidad madridista, incluso hablando sobre la situación de Zinedine ZidaneSergio Ramos.

Carlos Casemiro conduce un balón en un partido como jugador del Real Madrid Club de Fútbol. Foto: Real Madrid Club de Fútbol.

Casemiro: «Sergio Ramos es un líder en el vestuario y en el campo»

«Sabíamos que no iba a ser un partido fácil (ante el FC Internazionale Milano) pero mentalmente fuimos muy fuertes y estuvimos enfocados en la victoria. Y luego Rodrygo lo confirmó con un gol. El trabajo mental y la concentración que mantuvimos durante todo el partido fueron muy importantes. Somos conscientes de que aún queda mucho camino por recorrer, pero esa victoria fue muy importante. Queremos ser los primeros, todavía hay una posibilidad y depende de nosotros. Ya hicimos un gran partido contra el Inter, así que solo podemos crecer en esta competición. Sabemos que es un grupo difícil. El Shakhtar tiene jugadores brasileños de gran calidad. El Borussia lo ha estado haciendo muy bien en Alemania, con un entrenador que tiene las ideas muy claras. Y el Inter es un gran equipo, con una fuerte tradición y un entrenador que tiene muy claro cómo ve el juego».

«Sergio (Ramos) es un líder en el vestuario y en el campo. Es un placer compartir todos estos años con él. Lo que está haciendo ahora es escribir su nombre en los libros de historia del club. Es un jugador que nunca se rinde, que siempre quiere pelear y siempre quiere ganar. Empuja al equipo hacia adelante, es un líder y un modelo a seguir para nosotros. El otro día marcó su gol número 100 con el Madrid y hay que felicitarle, pero para los que estamos con él todos los días no es ninguna sorpresa dado su recorrido, su ritmo de trabajo, cuánto se cuida y la persona que es. Marcar tantos goles importantes en las situaciones difíciles a las que nos hemos enfrentado es la clave de todo. Esa es su personalidad. Tiene 34 años y todavía quiere mejorar, aprender y trabajar duro».

«Es especial (jugar la UEFA Champions League). La semana previa a un partido es completamente diferente en este club. Cada partido es importante, pero antes de un partido de la Champions la atmósfera cambia. No es de extrañar que el Real Madrid haya ganado tantos trofeos. Todos respiramos la Champions aquí y todos vivimos para ganarla».

«Es realmente extraño (jugar sin afición en los estadios), especialmente porque terminas perdiendo a la afición, que es lo hermoso del fútbol. Pero estoy seguro de que la afición del Real Madrid está viendo a su equipo y apoyando desde casa. Sabemos que la situación no pinta bien para que los aficionados regresen a los estadios y tiene que suceder de forma gradual porque el COVID-19 es una situación compleja y tenemos que cuidarnos. Estamos tristes, pero entendemos que el fútbol, lamentablemente, se juega así ahora. Nos hemos adaptado un poco, pero si pudiéramos elegir, por supuesto, querríamos a la afición, que es muy importante para nosotros».

«Es muy fácil hablar de Zidane. Como jugador, siempre ha sido mi ídolo, porque jugaba en el centro del campo. Sus cualidades son diferentes a las mías, pero aprecio su estilo. Y como técnico no somos conscientes de lo que realmente ha hecho Zidane y lo que está haciendo en beneficio del Real Madrid. Muy pocos entrenadores han podido hacer lo que ha conseguido hasta ahora, especialmente sus logros en la Champions League. Y no hay que olvidar que la temporada pasada volvimos a ganar la Liga y la Supercopa de España. Tengo que disfrutar esos momentos con él y aprender todos los días. Sus méritos como jugador y como entrenador serán recordados dentro de 20 o 30 años porque lo que está haciendo ahora resistirá el paso del tiempo. Se hablará de ello cuando se mencione la historia del Real Madrid».

«Siempre digo que un futbolista, sea cual sea su edad, va a aprender algo nuevo a diario, aunque sean pequeños detalles. El papel de mediocampista defensivo era bastante común antiguamente, especialmente en Brasil. Tuvimos muchos de esos jugadores, como Mauro Silva, Gilberto Silva, Dunga… Se sentían cómodos jugando ese papel, ‘el número 5’, como decimos en Brasil. Eso dejó de existir más tarde, pero ahora está regresando porque la propia formación ha cambiado. Hoy hemos vuelto a la antigua formación con los laterales subiendo muy arriba y luego retrocediendo. Y, por supuesto, el centrocampista defensivo juega un papel vital en esto porque proporciona equilibrio, debe estar atento a los demás jugadores y llenar los huecos que puedan dejar. El mediocampista defensivo está en el centro de todo y el mediocampo es fundamental para un equipo».

«Es indescriptible (ser titular en una final de la UEFA Champions League). Tienes que vivirlo para saber cómo te sientes al jugar una final de Champions y más con el Real Madrid. Tienes que experimentarlo porque es tan especial, tan emocionante, que te sorprenden todo tipo de cosas. El deseo inquebrantable de ganar, los aficionados… Tienes dificultades para comer porque los nervios se adueñan del estómago. Es la Champions League y estás jugando en el Real Madrid. Para mí es un sueño hecho realidad haber ganado tantas Copas de Europa».

«Juro que nunca imaginé que jugaría una final de Champions y menos aún marcar. Disfruto haciendo el trabajo sucio y no estando en el centro de atención porque soy así como persona. Nunca imaginé que marcaría en una final y cuando lo conseguí contra la Juventus no sabía qué hacer. Comencé a correr, extendí los brazos y me deslicé de rodillas. Pero, sinceramente, no sabía lo que estaba haciendo. Cuando mis compañeros vinieron a abrazarme solo miré al cielo agradeciendo a Dios que estaba viviendo un sueño».

«No me gusta destacar. Todos los jugadores queremos marcar, pero si tengo que hacer el trabajo sucio y marcan Benzema, Vinicius o Hazard me alegraría mucho por ellos. Incluso Sergio Ramos tiene esta capacidad, que me asombra cada día y cada partido, de aparecer en finales y crecerse. Mi objetivo es hacer bien ese trabajo sucio. Quitarle el balón a un jugador en una jugada peligrosa. Eso es lo que disfruto y lo que me gusta hacer en el campo».

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies