Los fichajes casi inéditos del Getafe

Después de diez partidos y algo más de 900 minutos de juego, a excepción del colombiano ‘Cucho’ Hernández, han gozado de nulo protagonismo.

0

Al inicio del curso, como en todos los clubes, se produjo un baile de altas y bajas que cambió varios nombres en la entidad presidida por Ángel Torres. En el capítulo de altas, el Getafe sumó el regreso del cedido Rubén Yáñez y la llegada del croata Ante Palaversa, del malí Abdoulay Diaby, de Víctor Mollejo, del turco Enes Ünal, de Dario Poveda y del «Cucho» Hernández.

Sólo el último goza de la confianza de Bordalás. El «Cucho» ha sido titular en los diez partidos del Getafe, ha acumulado 798 minutos, ha repartido tres asistencias y ha marcado un gol. Es el único que ha conseguido hacerse un hueco en el once granítico del Getafe, muy similar al de la temporada pasada y con jugadores que parecen intocables.

Entre los elegidos está David Soria en la portería; en defensa son fijos el togolés Djené Dakonam, los uruguayos Damián Suárez y Mathías Olivera y tres centrales como el charrúa Erick Cabaco, Chema y Xabier Etxeita, que se turnan para jugar junto a Djené. En el centro del campo, son inamovibles el serbio Nemanja Maksimovic, el uruguayo Mauro Arambarri y Marc Cucurella. Completan la nómina Allan Nyom o David Timor, según las necesidades.

Y arriba, el «Cucho» es acompañado en las alineaciones por Jaime Mata o por Ángel Rodríguez. Del resto, casi no hay noticias, han pasado como fantasmas por el primer tramo del campeonato.

En la portería, la confianza de Bordalás en Soria es total. Por eso, Yáñez no ha jugado ni un solo minuto. Tampoco lo ha hecho el argentino Leandro Chichizola, sustituto de Soria el curso pasado y también fuera de la rueda como Yáñez.

En el centro del campo, Ante Palaversa llegó al club en verano cedido por el Manchester City. Pep Guardiola quería que el joven mediocentro de 20 años se fogueara en España y de momento le ha salido el tiro por la culata. Eclipsado por Maksimovic y Arambarri, cuando alguno no ha podido jugar, ha aparecido Timor. En total, ha participado en cuatro minutos, los últimos del choque ante el Betis de la cuarta jornada.

Otro refuerzo del centro del campo, Diaby, no acumula muchos más. Ha llegado a los 17 minutos tras su segunda cesión del Sporting portugués (el año pasado jugó en el Besiktas). Apareció frente al Valencia en la octava jornada y desde entonces no ha salido del banquillo e incluso en alguna ocasión se ha quedado en la grada.

Zurdo desequilibrante, Diaby firmó buenas temporadas en Bélgica. En las filas del Club Brujas llegó a marcar 36 goles en tres temporadas. En el Sporting tampoco le fue mal con siete dianas en el curso 2017/18. Sin embargo, la presencia de Cucurella le cierra todas las puertas. Y en la derecha, a pierna cambiada, donde ya ha jugado en multitud de ocasiones, otros nombres han tenido preferencia.

Mollejo, otro extremo pero cedido por el Atlético de Madrid, es una de las jóvenes promesas del club rojiblanco. Sólo tiene 19 años y, como Diaby, de momento no tiene hueco con Cucurella y Nyom. Sólo ha participado en dos partidos, frente al Villarreal y el Barcelona para sumar 46 minutos.

En la delantera, con el «Cucho» Hernández, Jaime Mata y Ángel, Enes Ünal, tras el pago de nueve millones de euros, tiene cerradas casi todas las puertas de la titularidad. Consiguió acceder al once de Bordalás en dos ocasiones, frente al Valencia y el Villarreal. Por lo menos es un cambio frecuente y ha disfrutado de minutos en todos los encuentros salvo en uno (Eibar). En total, llega a los 225 en los que no ha celebrado ningún gol.

El otro competidor de la zona de arriba, Darío Poveda, no ha podido debutar. Es el segundo de los cedidos por el Atlético y llegó al Getafe tras superar una grave lesión. Tras debutar en Granada con el cuadro rojiblanco en noviembre de 2019, se rompió el ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha. Ya recuperado, trata de hacerse con un hueco en las convocatorias de Bordalás.

En total, salvo el «Cucho», el porcentaje de minutos que acumulan cada una de las nuevas caras del club madrileño esta temporada es muy escaso. Yáñez y Poveda, el cero por ciento; Palaversa, el 0’4; Diaby, el 1’8; Mollejo, el 5’1; Ünal, el 25. Los fijos de Bordalás, de momento, no dan tregua a los recién llegados que intentan abrirse paso.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies